Sociedad

Una campaña del Gobierno de España contra los prejuicios físicos en la playa acaba entre alabanzas, críticas machistas y acusaciones de plagio

Por Redacción ZoePost.

Agencias.
29 jul 2022 16:26 GMT

La intención era validar los cuerpos de todas las mujeres, que en verano sienten una mayor presión social hacia su aspecto, y reivindicar una diversidad sin complejos.

La nueva campaña del Ministerio de Igualdad de España para reivindicar la diversidad de cuerpos y luchar contra los prejuicios en plena temporada estival, cuando los cuerpos se muestran en la playa, no ha dejado indiferente a nadie. Desde su lanzamiento, hace solo dos días, ha estado sorteando todo tipo de polémica.

“Hoy brindamos por un verano para todas, sin estereotipos y sin violencia estética contra nuestros cuerpos”, decían desde la cuenta oficial del Ministerio al hacer público el cartel. En él se observa a varias mujeres de distinto color de piel, algunos cuerpos con peso no normativo, con tatuajes, una mastectomía o sin depilar.

La intención era validar los cuerpos de las mujeres, sean como sean, que sobre todo en verano sienten una mayor presión social hacia su aspecto, para reivindicar una diversidad sin complejos. “Todos los cuerpos son válidos y tenemos derecho a disfrutar de la vida como somos, sin culpa ni vergüenza”, afirmaba la ministra de Igualdad, Irene Montero, compartiendo el cartel en su perfil de Twitter.

En un primer momento la imagen recibió un aluvión de críticas. Por un lado, se criticaba que el mensaje no tenía sentido, puesto que todo el mundo podía ir a la playa, mientras que por otro se acusó a la campaña de, incluso, fomentar la obesidad.

Sin embargo, muchas personas, sobre todo mujeres, se sintieron identificadas con el mensaje. En este caso, por un lado se argumentaba que si bien todo el mundo podía ir a la playa, no era menos cierto que muchas personas se enfrentaban a burlas, complejos o vergüenza al mostrar sus cuerpos.

Me alegro que no tengáis inseguridades con vuestros cuerpos, que no sepáis lo que es la bulimia o la anorexia. Pero me dan ganas de llorar porque no tenéis ni idea de lo que es convivir con complejos con tu cuerpo y dejar de vivir por ellos, ni lo que un TCA puede suponer.

— PatriGos (@patrigos) July 27, 2022

Además, otras personas se lanzaron a narrar sus problemas con trastornos de la alimentación, como la anorexia o la bulimia, afirmando que mensajes como este, que normaliza todos los cuerpos, les habrían sido de gran ayuda en el pasado para no caer en su enfermedad o para poder superarla.

Sin embargo, las críticas, en la mayoría de los casos machistas, enseguida quedaron silenciadas cuando llegó la repercusión internacional de la campaña en varios medios, alabando la iniciativa.

Si, díselo a quienes han robado la foto sin permiso, hasta la tipografía sin licencia 🥺🙄🤦 pic.twitter.com/Xwjdg96f6L

— María Jesús Pérez (Susa Belotodo) – Ella/LaBella (@Susamj) July 28, 2022

Pero el descanso fue mínimo, porque ese mismo día saltó de nuevo la polémica cuando la modelo británica Nyome Nicholas denunció en sus redes que el Ministerio de Igualdad había utilizado su imagen sin su consentimiento para la elaboración del cartel.

Imágenes sin permiso: la autora del cartel se disculpa

El comentado cartel es obra de la agencia ArteMapache, cuya ilustradora se ha pronunciado en sus redes sociales. La compañía ha pedido “públicamente disculpas” a las modelos por haberse “inspirado” en sus fotografías para la campaña, así como por haber utilizado una tipografía sin abonar la licencia, porque pensaba que era libre.

“Tras la polémica, justificada, en torno a los derechos de imagen de la ilustración he considerado que la mejor forma de paliar los daños que se hayan podido derivar de mi conducta es repartir los beneficios que se derivan de este trabajo a partes iguales“, ha sostenido la artista, que ha informado de que ya ha contactado por privado con todas las modelos.

Además, la creadora asegura que el importe que ha cobrado por este trabajo es de 4.490 euros y no 84.000, como algunas personas habían sostenido, difundiendo un contrato público que se corresponde con otro trabajo diferente al del cartel de ‘El verano es nuestro’.

“Mi intención jamás fue hacer abuso de su imagen, sino trasladar en mi ilustración la inspiración que suponen para mí mujeres como ellas Nyome Nicholas, Raissa Galvão…”, se justifica ArteMapache en su explicación.

Nota de ZoePost: Nada, lo de siempre con esta gente, puro sentimentalismo con tal de seguirse pagando entre ellas los chiringuitos con el dinero público.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*