Relato Social

-Por qué Cuba y Patria no son lo mismo-

Imagen Tumisu

Por Julio César Soler Baró.

Si todos morimos, no sé si me digo o pregunto, qué sentido tiene llorar a nuestros muertos. ¿Tiene todo que tener sentido? Como el caos su lógica, todo tiene su sentido, incluso nuestro dolor, aunque no le entendamos.

Él me crio desde muy niñito y fue su nombre el que figuró en todas las planillas escolares y en el expediente acumulativo como tutor. Fue él quien me trajo las plataformas en los 70s y la maleta de espaldas con lumínicos en la que llevé mis libros a la Ciudad Escolar Libertad. Así que para mí fue el padre, con el que lloré y peleé, al que odié y también amé, como a todos los buenos padres y esto me duele mucho… Me duele que el vecino te haya visto a través de la ventana dormido, para siempre. Me duele mucho no haber estado ahí cuando te fuiste a dormir y que una vez más sea el messenger de otro familiar en las afueras quien me haya hecho saber que uno más de los míos, en Cuba, lamentablemente ya no está más.

Me duele el reflexionar sobre el no estar, cuando la familia que hoy “abandonada” sola muere fue la misma familia que me enseñó, inculcó, alimentó con el que la Patria siempre estaba primero. Me duele el que poner a la Patria primero me cierre hoy, de nuevo, las puertas de Cuba. Porque Cuba y Patria no son lo mismo. Cuba, Tinito, es el lugar donde naciste y moriste; y Patria es aquel sitio en mi pecho en donde vivirás hasta que yo mismo muera.

Tú no creías en el cielo, ni yo tampoco, así que supongo que ya sí nunca más nos veremos.

Gracias Tinito, por todo

#JullArts.

Julio César Soler Baró, poeta, pintor y antropólogo cubano exiliado en Suecia. Oluwo Otura-Nico.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*