EDITO, Política

Camaleogenesis (1ra Parte)

Debido a la suma importancia de los textos que fueron publicados hace ya algún tiempo en el Blog de Los Cuatro Gatos y que tienen hoy una extrema e increíble actualidad con relación a Cuba decidimos reproducirlos en ZoePost, con la autorización de sus autores, a quienes agradecemos. La primera Serie, Neocastrismo: La mutación y el color político (en tres partes) ya ha sido publicada. Procedemos con la segunda Serie titulada Camaleogenesis.

Agradecemos a los autores el permiso de publicación.

Por Raúl Izquierdo.

Fuente Los4Gatos.

Desde los tempranos noventa o quizás antes, el castrismo viene mudando de piel y renovándose sobre su misma historia de miserias, todo está relacionado y todo lo acaecido ha dado estos resultados, con la “coyuntura” siempre salvadora de, navegando hacia ninguna parte, encontrarse siempre a un incauto o a algún gobierno títere que les de un balón de oxígeno y los saque del marasmo en que los sume su propia ineficacia como sistema de gobierno, muy eficaz solo en eso: en el control, la subversión y la traición.

La conclusión es inequívoca…Todo el que molestó, se opuso de verdad, les descubrió sus estratagemas y los denunció, están en el destierro, en las cárceles o muertos, tal como son los casos conocidos, de lo cual se colige que todos, o casi todos, para no generalizar y solo con escasísimas excepciones, los que están, aparentan oponerse, hablan, viajan, los dejan y no los rozan ni con el pétalo de una rosa, salvo que se extralimiten y se salgan de la zona de control, que entonces les clavan las espinas.

Fui comentarista de Generación Y, lo fui porque me entusiasmó y encontré allí una forma directa de expresar todo lo que sabía y sentía en contra del castrismo y la ideología socialisto-comunista, pero pronto fui, al igual que otros muchos y, entre ellos, el creador de este Blog y autor de sus tres posts más recientes, objeto de escarnio, criticas y ataques por parte de furibundos defensores de Yoani primero, de posicionamientos light de los comentaristas después, incluidos sus moderadores y ya últimamente previo al cisma y escisión disidente por parte de un grupo de nosotros, por un claro rechazo de la elite «yoanista» a nuestras posiciones categóricas, meridianas y radicales respecto a los temas esenciales que ya no solo tenían a Cuba como tema central, en especial el cambio fraude y la disidencia light conveniente al castrismo, sino además respecto a los poderes ocultos que identificamos como los que movían los hilos y dictaban el guión, las Elites del NWO y el Globalismo en su más genérico concepto nocivo y manipulador de masas.

Tal como describe el autor le sucedió, a mí me paso lo mismo, de las comunicaciones unilaterales que pretendí tener con Yoani alertándola cuando aun creía en ella, de ciertas actitudes y posiciones de personas concretas y, salvo el primero de esos correos, cargado de evasivas camaleónicas en la palabra (para eso es filóloga), no me respondió jamás ninguno de los siguientes ya inútiles porque teníamos conciencia plena de que nos habíamos equivocado con Generación Y.

Fui uno de los fundadores de Los Cuatro Gatos, desde el primer día, nuestros posts han honrado nuestra divisa, la libertad de Cuba y levantado la bandera del anticastrismo más categórico y aquí estamos, haciendo con esta serie de posts una especie de resumen de noticias y la catarsis de todo lo que nos hemos estado “tragando” perplejos proveniente del siempre atomizado universo pseudo-opositor y del espectro de disidencia-conveniencia con la anuencia del tardocastrismo dinástico.

En medio de todo esto narrado en apretada síntesis, sucedieron cosas paralelas, algunas que considero antecedentes y otras a posteriori, que narraré a continuación, a fin de que queden establecidos todos los links que conforman la madeja, que atando cabos sueltos hemos ido desenredando.

Creo sin lugar a dudas de que esta serie de posts marcarán un antes y un después en cuanto a dejar en evidencia, tanto la trama esperpéntica y surrealista que se nos pretende vender en el escenario político aparente y virtual, como la sucia trama real que se cuece y mueve en el backstage entre bambalinas, para festín de la sangrienta fiesta humana.

Corrían los noventa, a mediados cuando, estando en mi exilio de Madrid, fui invitado a la inaguración y lanzamiento de la Revista Encuentro, obviamente fui con toda la ilusión del mundo, porque por fin tendríamos un medio donde poder, tanto los exiliados como los que aun estaban en la isla cárcel, expresar nuestras ideas y posicionamiento critico frente al castrismo muy debilitado entonces por la enfermedad del líder y las carencias del Período Especial.

Estaban sus fundadores, Manuel Díaz Martínez y Jesús Díaz, (este ultimo misteriosamente muerto poco tiempo después por un no menos misterioro “cáncer fulminante” que tenía todos los visos de ser otra cosa) muchos periodistas cubanos exiliados y españoles, personalidades como el poeta Gastón Baquero y mucha claque de los corrillos disidentes, pero hubo una invitada en especial que al presentármela un amigo, me dio la impresión de que la conocía ya de alguna parte.

En lo que caía y me bebía a grandes sorbos algunos artículos de aquel primer ejemplar, iba viendo con el rabillo del ojo las escenas sociales del ambiente por parte de algunos invitados de dudosa moral, los que sonriendo entre suculentos Hors d’oeuvres y mojitos, no me daban a mi ser muy patriotas que dijéramos, ademas sin pretenderlo, iba oyendo de soslayo las conversaciones que se daban a mi alrededor, lo cual me dio un tufillo de aire enrarecido que, junto a la naturaleza de algunos artículos y sus autores, me hizo sospechar que ya desde ese primer encuentro para la Revista Encuentro, se encontraba penetrado el intento disidente por parte de la Seguridad cubana y falsos exiliados, con lo cual se evidenciaba más bien un desencuentro.

La susodicha (cuando caí en cuentas por asociaciones sucesivas) era nada más ni nada menos que Anabel Rodríguez, la hija de Carlos Rafael Rodríguez, viejo político comunista cubano, que incluso había sido Ministro de Batista, cuando este legalizara el PC en su gobierno; para entonces en los noventa, muy próximo a su muerte e 1997, miembro del Comité Central del PCC, la que con fachada de exiliada, regentaba una supuesta oficina suya, que en realidad era una oficina castrista o que servía al castrismo y bajo la cual se hacía o se daba cobertura legal y financiera a operaciones y negociaciones, de muy diversa índole, una de ellas, compra de armas a los Rusos ex-sovieticos, vendidas a espaldas de Boris Yeltsin destinadas a la modernización del Parque del ejército cubano cuyas armas sustituidas, entraban en Colombia para las FARC vía Venezuela, todo lo cual supe desde antes de mi escapada de Cuba en la Corporación ANTEX en Kohly donde gestioné mi viaje a Rusia y luego ya en Moscú previo a mi fuga, por comentarios de funcionarios (militares de cuello y corbata) de la Corporación Flamingo, instalada en la calle Academica Koraliova cerca de la Torre Ostankino, a donde iba a “reportar” mi actividad con el objetivo real de monitorearlos para ver hasta qué punto podían estar sospechando de mis verdaderas intenciones; estos, creyéndome “revolucionario” entre cervezas, me contaban con frecuencia y con no poco alarde y prepotencia, de sus peripecias y operaciones en Moscú, una de las cuales era precisamente la compra, ahora clandestina, de armas a mafias de exmilitares en aquel caos que era la Rusia post Gorbachov, la que se hacía a través de una oficina en Madrid (la misteriosa oficina de Anabel) financiada por el Banco Bilbao Vizcaya, la que pusieron de nombre “Los Paquitos”

El asunto es que así como Espacio Laical, la revista Encuentro (después CubaEncuentro), así como todos los intentos de conseguir espacios para la expresión disidente y opositora, con la excepción de Vitral, a la que se cargaron cuando retiraron al Obispo Ciro y nombraron uno (artificio traidor del Cardenal Jaime) que lo primero que hizo fue cerrar Vitral, en fin que cualquier intento estaba siempre penetrado y controlado dando sedal y recogiendo sedal según la presion de la caldera, de lo que no quedó excluido tiempo mas tarde GY ni los espacios en las Redes Sociales que tuvieron lugar sin mas efecto que dar una apariencia siempre controlada desde el stablishment férreamente, de apertura y permisividad de cierta disidencia e intelectualidad, así como de aperturas económicas dando permisos a ciertos negocios por cuenta propia, miserables algunos y otros no, pero concedidos a revisados y aprobados “propietarios” dentro del panorama cubano…»te dejo pero no te metas conmigo y te dejo hasta que yo quiera, incluso te dejo robar, ¡mientras no te pases de esta linea!»

Estos hechos linkean perfectamente con lo que se describe en esta serie de posts y dan la idea de desde cuando se cuecen los progromos del programa del tardocastrismo para sobrevivir a su propia debacle.

Mientras se sigue dando palo y se reprimen simples manifestaciones pacíficas y se encarcela a opositores reales, no se les permite salir del país o los deportan, mientras unos se la juegan hasta en huelgas de hambre, las que también manipulan o hasta les impiden atención médica, otros salen, viajan, hablan, son premiados, vienen a USA, reciben becas, son aupados por misteriosas organizaciones y de esta forma quedan establecidos claramente dos tipos de opositores, activistas, periodistas independientes y disidentes, el trato es muy diferente y evidente, teniendo siempre el castrismo la sartén por el mango (entiéndase mando) de la aprobación y control y hasta de dar un “tatequieto” e invertir el orden de los factores, cuando le de la gana o vea afectados sus intereses. Este es el panorama del que iremos armando el puzzle y virando las cartas.

Si sirve de algo, a modo de epílogo, algunos nombres:

Director de la Corporacion ANTEX localizada en Kohly, quien sustituyó a Lusson y que venía de ser Director de la Corporación Flamingo en Moscú: Coronel Palmarola

La Corporación ANTEX se ocupó de los asuntos de África después del fusilamiento de Ochoa, La Guardia y Martínez y estaba subordinada a las FAR bajo el control de Julio Casas Regueiro y se encargaba también paralelamente a Cubatécnica del CECE, de rentar fuerza de trabajo cubana al extranjero, bajo contrato de remesar el 75% de lo que les pagaban, oportunidad que aproveche para mi contrato inventado en Rusia con la intención de escapar a través de esta Corporación cuyo segundo al mando era un tal Argiles.

La Corporación Flamingo en Moscú, me asignó dos segurosos para que me “atendieran” eran oficiales del MININT de civil, sus nombres no debían ser los suyos propios, pero les conocí como Almeida y Castel, el primero blanco y el segundo negro.

A la tal Anabel la vi un día de refilón, precisamente en ANTEX, por eso me resultó familiar cuando me la presentaron allá en Madrid y me hablaron de ella en Moscú como la gestora de una oficina que brindaba asesoría y servicios al castrismo.

(Continuará…)

10 Comments

  1. Pingback: Camaleogenesis (1ra Parte) – – Zoé Valdés

  2. Las epopeas y peripecias del architecto Raul Izquierdo son para sentarse horas con una buena botellita de Bordeaux, historias vividas y desconocidas para muchos todas narradas en los Cuatro Gatos sin pelos en la lengua( en la pluma)la confirmacion entre otras cosas del posicionamiento politico de la Yoya con expulsion y difamacion por parte del asi llamado stablisment de GY, el desprecio total de su autora para aquellos que la apoyaron hasta con dinero y recargas y jamas dijo gracias Los cuatro gatos tienen mucha tela para cortar gracias por publicarlas

  3. Raúl, muy bueno y detallado tu artículo… Y si como bien explicas la Revista Encuentro siempre estuvo penetrada en Madrid por la Seguridad cubana, mucho mas penetrado y dirigido desde la sombra estará cualquier cosa que se publique y escriba desde Cuba con la apariencia de oposición, y hasta que les interese a los que lo controlan todo desde siempre… ¡Es obvio!

    En mi modesta experiencia, yo colaboré con la Revista Hispano Cubana en Madrid -desde 1999 hasta 2002-, patrocinada por la Fundación del mismo nombre y próxima a la derecha española del PP, y si inicialmente censuraron un artículo que molestaba al gobierno de Aznar -Triste comedia en dos actos-, terminaron sin publicarme nada de lo que escribía, aunque se seguían publicando artículos más light de otros exiliados que no molestaban a nadie.

    Felicidades por tu blog y un abrazo fuerte de un viejo compañero arquitecto del grupo de proyectos de Playa…

  4. Raul Izquierdo

    Ferrito caray, un gusto leer tu comentario y mas saber de ti, quedan ya lejos los dias en que nos reuniamos en Madrid a conversar entre tapas, mis mejores deseos y feliz 2022

  5. Raul Izquierdo

    Podria recordar mas cosas, aunque ya me quedan lejos para precisar los detalles, pero algo que si puedo decir es que en mis tiempos de docente adjubnto en la Facultad de Arquitectura en los ochenta, fui contactado para firmar una carta disidente que llego a ser famosa, tristemente porque entre sus promotores ya habitaba el “bicho dentro” aquel grupo de profesores de la CUJAE que se atrevio a hacerlo, fue neutralizado porque desde la misma idea, ya habia sido penetrado y el traidor canto todo y se frustro la intencion siendo apresados muchos de ellos, algunos amigos, tuve la intuicion cuando fui invitado a firmar, de tomarme un par de dias para leer bien todo y si decidia hacerlo, al menos entender a lo que me exponia y asumirlo, al final no lo hice, algo me dijo que no lo hiciera que podria ser una trampa, me dio el tufillo y luego paso lo que paso, muchos recordaran estos hechos que aunque no se divulgaron, fueron bien conocidos.

  6. Raúl me ha dado mucha alegría leer tu artículo y me he propuesto leer todo lo que has escrito en tu blog Los 4 gatos… Yo escribí unas 20 piezas en la Revista Hispano Cubana, entre artículosde opinión, reseñas de cine, reseñas de libros o ensayos (que están todas en el enlace de mi pagina web), aunque la última pieza que me publicaron fue del 2002 -La isla del Dr Castro- y lo que escribí después hasta el 2005 ya les molestaba, no lo publicaban y dejé de escribir… Yo nunca escribí por dinero (que me ganaba -y me gano- por mi cuenta) y si por amor a le verdad y porque me gusta escribir.

    Alguna vez hablando con Pallí, que está en Texas, EEUU y es con el único que mantengo relación de mi grupo de arquitectura, le he hablado de tí y le ha mandado algún artículo tuyo para que lo lea…. Seguro que hablaré con él en estos días y ya le volveré a hablar de tí…

    Yo choqué frontalemente con aquello en mi primer año de trabajo como arquitecto (1988) y me dieron el primer escarmiento que me fue suficiente, hasta que llegué al grupo de proyectos de Playa (1990), que fue un remanso de paz ya que había un buen equipo profesional y humano… Afortunadamente me pude ir del grupo de proyectos en 1991, ya que las cuentas no me salían y me ganaba mas dinero por mi cuenta… En el 94, ya pude largarme de aquel infierno de país, que jamás he vuelto a pisar y para ver a mi madre mientras vivió, he ido a Miami o la he traído aqui a España.

    Me da mucha alegría leerte en el Zoepost, que es la mejor prensa que se puede leer sobre Cuba en estos tiempos, al igual que en España está Libertad Digital (donde publica Zoé Valdés) y La Gaceta de la Iberosfera.

    Raúl, recibe un fuerte abrazo de mi parte y mis merjores deseos para tí y los tuyos en el 2022

  7. Raúly sobre el tema de tu artículo Camaleogénesis y el cambio de piel de Castrismo, yo escribí un artículo que me censuraron precisamente en la Revista Hispano Cubana -El retorno de Orwell- a raíz de la III Conferencia “La nación y la Emigración”, destinada a propiciar el diálogo entre la emigración y el gobierno y celebrada en Cuba el año 2004.

    Está claro que a la Revista Hispano Cubana también le molestó ese artículo que no publicó y ya entonces se le veía al gobierno cubano su repugnante demagogía en las medidas nuevas que promovía para disfrazarse de bueno, sobornar a todos los que se siguieran portando bien y no hablaran mal de ellos -en Cuba y en el exilio- y seguir en el poder a sus anchas haciendo lo que siempre han hecho con total impunidad y la complicidad de tantos gobiernos.

    El retorno de Orwell, lo puedes leer en mi enlace de la página web, en la sección de artículos

    Un abrazo

  8. Justo A Ruiz

    Gracias a Raul por el privilegio de haber compartido esta vivencia en los 4 gatos, a Zoe por republicarla en Zoepost y a quienes leen y comentan

  9. Pingback: Por si no se creyó lo que narra la Trilogía de los Camaleones… (enlaces y fotos recuperados) -

  10. Pingback: Camaleogenesis: Marea baja. (2da Parte) -

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*