Política

Un ‘cromito’ el nuevo embajador cubano en Perú


Por Redacción ZoePost.

Les presentamos al nuevo embajador cubano en Perú: coronel Carlos Rafael Zamora Rodríguez, nombre en código “El Gallo” Zamora; coronel de la Dirección de Inteligencia del Ministerio del Interior de Cuba (DI); Zamora ingresó a la Inteligencia en 1968 como oficial en la sección Estados Unidos-Canadá del Departamento de Análisis. En 1974, fue designado oficial de análisis en el centro de la Inteligencia cubana en Nueva York, que desarrolla su trabajo contra EEUU bajo la fachada de representación diplomática del gobierno de Cuba ante Naciones Unidas. Allí, con Ricardo Alarcón de Quesada como embajador ante Naciones Unidas, Zamora se destacó en su actividad profesional. En 1978, luego de 12 años como embajador, Alarcón regresó a Cuba al unísono con Zamora y lo pidió a la Inteligencia en prestación de servicios para jefe del Departamento de Prensa Extranjera del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX). A partir de ese momento, Zamora quedó con una fachada profunda del MINREX, a la vez que siguió siendo un oficial operativo de la Inteligencia. Según la costumbre del servicio de Inteligencia, ambos -Zamora y Cabrisas- siguen siendo parte de la plantilla operativa de la Inteligencia, ascendiendo militarmente y cobrando sus salarios en la DI, amparados en sus fachadas profundas. En 1984, Zamora fue nombrado embajador de Cuba en Ecuador y fue acompañado por su esposa, Maura Isabel Juampere Pérez, también oficial operativa de la Inteligencia. Maura había ingresado a la Inteligencia cubana también desde principios de los años 60. Se dice que es muy capaz y eficiente en su trabajo. A raíz de la deserción en Ecuador, en enero de 1989, de Enrique García Díaz, alias “Walter”, alto oficial operativo de la Inteligencia cubana, tanto Zamora como Maura fueron retirados del país. Había quedado comprometido toda la base clandestina del trabajo secreto de Cuba para desestabilizar y controlar a la joven democracia ecuatoriana, incluida la financiación ilegal de campañas políticas presidenciales por parte de los servicios cubanos. A raíz de la deserción en Ecuador, en enero de 1989, de Enrique García Díaz, alias “Walter”, alto oficial operativo de la Inteligencia cubana, tanto Zamora como Maura fueron retirados del país. Había quedado comprometido toda la base clandestina del trabajo secreto de Cuba para desestabilizar y controlar a la joven democracia ecuatoriana,

Su trayectoria demuestra que Zamora es uno de los más destacados operativos de la Inteligencia cubana en el hemisferio de las Américas. No se conoce de oficial alguno, en la historia del servicio de Inteligencia cubano, que haya ocupado tantas posiciones de embajador en la región como Zamora. Esto confirma que es un “duro” eficiente. Y ahora estaba, asignado a otra misión de alto perfil en Perú en apoyo de un aliado del Eje La Habana-Caracas: el gobierno bicéfalo de Castillo y Cerrón.

Dado que los estrategas de los servicios secretos cubanos planifican y ejecutan operaciones a mediano y largo plazo; resulta casi improbable que sea una casualidad, el hecho que este importante y experimentado funcionario de Inteligencia (“Gallo Zamora”), haya realizado su última misión, en Bolivia respaldando como “embajador” a Evo Morales hasta el 2019, y luego sea designado a Lima, justamente cuando Morales encabeza una profundización y ampliación de su estrategia de infiltración en Perú bajo la permisividad de un gobierno comunista, que ha estado tratando de alinearse con el Eje La Habana-Caracas. Entonces…

One Comment

  1. Pingback: Un ‘cromito’ el nuevo embajador cubano en Perú – – Zoé Valdés

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*