Súplica abierta

Sor Nadieska Almeida

Por Sor Nadieska Almeida.

¡BASTA YA! No es más que una súplica ardiente que quiere calmar a mi inquieto corazón. Y es que llevo muchos días preguntándome: ¿Cómo vamos a seguir permitiendo el reinado de la violencia entre nosotros?

Desde la propuesta de la marcha pacífica, planificada con antelación y respeto, también con una invitación clara a la libertad de expresión, derecho de cualquier ciudadano en cualquier lugar del mundo, desde esa respetuosa propuesta, hemos sido testigos de respuestas totalmente contrarias, incluso arbitrarias: actos de repudio, llamadas telefónicas amenazantes, golpizas propiciadas por agentes de la policía, quienes supuestamente están para acompañar y proteger a todo el pueblo, citaciones para advertencias, detenciones de jóvenes, difamaciones en medios oficiales… y así, podemos seguir nombrando, según vamos VIENDO Y ESCUCHANDO…

Retomo la pregunta, y las tantas preguntas que siguen rondando mi corazón:

¿Es ese el modo de pensar como país?

¿Es eso lo que queremos que aprendan las generaciones que se están formando?

¿Es esa la manera de recuperar a nuestra patria?

¿Es tan difícil permitir una marcha que es legítima en sí misma?

¿Acaso no será más fácil dejar que cada quien exprese su sentir?

¿Cómo es posible que mientras unos ofrecen caminar vestidos de blanco con una rosa en la mano, recordando el poema de nuestro querido José Martí, a otros los preparen con fusiles, bates y consignas de muerte? Esto solo nos conduciría al enfrentamiento entre cubanos, entre hermanos.

¿Acaso los que piensan de un modo diferente, los que disienten, son menos patriotas?

¿En realidad tenemos los mismos derechos y deberes aunque pensemos diferente?

Sólo me quema internamente una súplica:

BASTA YA… detengamos la violencia, esa de la que muchos están siendo víctimas. Estamos a tiempo de buscar la paz, la estabilidad social partiendo del respeto, de la tolerancia, de escuchar a todos, porque todos contamos.

BASTA YA… de dejar que este pueblo siga sumergiéndose en la pobreza y de hacer caer la responsabilidad en quienes no la tienen. Seamos conscientes de nuestras responsabilidades como ciudadanos y apuntemos TODOS hacía un futuro mejor. Si esto no es posible, si nuestros gobernantes no nos pueden ofrecer respuestas a tantas interrogantes, entonces, ¿hacia dónde seguirán mirando nuestros jóvenes?, ¿cuál será nuestro sueño para este suelo que nos vio nacer?

BASTA YA… de querer hacernos creer que en nuestro país todo está bien.

BASTA YA… de dar una imagen de la realidad que no es verdadera.

BASTA YA… de ignorar los gritos de las madres que tienen a sus hijos presos con largas condenas por decir con valentía: esto no es lo que yo quiero.

BASTA YA… de gritos ahogados, de enfermos sin medicamentos, de silencios generados por desconfianza entre vecinos.

BASTA YA… de tanto despliegue policial en todos los lugares. No nos sentimos cuidados, nos sentimos vigilados.

BASTA YA… Porque tú y yo, por el simple hecho de pensar diferente, no somos enemigos. Y hasta que no aprendamos el hermoso arte de acoger la diferencia como una riqueza, hasta que todos no la aprendamos, nuestra Cuba seguirá siendo un lugar de partida y no de llegadas, seguirá siendo un cómodo lugar para el turista y un castigo para casi todo el que vive en ella.

BASTA YA… PORQUE AÚN ESTAMOS A TIEMPO DE BUSCAR JUNTAS Y JUNTOS LA CUBA QUE QUEREMOS, CON TODOS Y PARA EL BIEN DE TODOS.

Le pido a Dios con todo mi corazón que derrame su bendición sobre todo nuestro pueblo, y nos regale poder VER el anhelado sueño de unidad y libertad que está allí en el corazón de cada cubano.

Sor Nadieska Almeida.HC. Iglesia Cuba.

3 Comments

  1. BASTA YA
    ¡¡ Amén, Amén y Amén !!

    “Asesino alevoso, ingrato a Dios y enemigo de los hombres, es el que, so pretexto de dirigir a las generaciones nuevas, les enseña un cúmulo aislado y absoluto de doctrinas, y les predica al oído, antes que la dulce plática de amor, el evangelio bárbaro del odio.”
    … de nuestro amado Martí, aun no valorado lo suficiente en su más profundo sentir.

    Dios les bendiga y llene de gracias Sor, y que sean su misión y sus palabras luz y sal en algún oído tupido y en algún corazón endurecido, porque también sus almas irán a juicio; y a tiempo estamos. No puede un ser humano quedar insensible ante el maltrato físico, verbal y emocional al prójimo, ninguna ideología debe quitarnos eso.
    Dios tenga misericordia de este país.

  2. Pingback: Súplica abierta – – Zoé Valdés

  3. Manny Beltran

    De nada vale la buena voluntad de muchos cubanos que todavia, ingenuos al fin, despues de casi 63 años de calvario comunista aun siguen enfrascados en mantener una posicion de debil resistencia pacifica frente a un movimiento encabezado por un grupo de criminales desalmados que desde sus origenes fueron indiscriminadamente violentos en sus acciones por tomar el poder para convertir a nuestro pais en una finca privada donde solo la familia real del marxismo (la familia Castro) tenia el derecho a la propiedad privada y que incluso se adjudicaba el derecho a decidir quien vivia y quien moria con impunidad fatricida. Desconozco cuanto tiempo mas necesitara el sufrido pueblo de Cuba por aceptar que a esa mafia que se adueño de la nacion para destruirla economica, social y espiritualmente solo soltara el poder cuando se lo exijan en el unico lenguaje que entienden, la fuerza mortal.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*