EDITO

Sólo por los hechos concretos y la coherencia en las acciones

Por Guillermo “Coco” Fariñas Hernández.

La Chirusa, Santa Clara, 19 de septiembre del 2022. (Cartero Antitotalitario).

El más reciente dentro los mediáticos apologistas incorporados a la defensa a cualquier costo de la Junta Militar NeoCastrista y según lo propagandizado por el propio Castrismo, es el graduado en Derecho Michel Torres Corona con su espacio “Con Filo”. Michel, el pasado día 8 de septiembre del presente año, se atrevió a acusar al anticomunista cabal, Premio Nobel por la Paz y Padre Fundador de la Polonia Democrática, el exPresidente Lech Walesa de ser un antiguo agente de la Seguridad del Estado de su país natal, la por desgracia célebre Służba Bezpieczeństwa Ministerstwa Spraw Wewnętrznych o conocida a vox populi por SB.

Durante la emisión del referido programa televisivo “Con Filo”, que fue titulado “La senda Walesa”, el defensor comunicativo del Comunismo Tropical y director de la editorial “Nuevo Milenio” dijo respecto a Walesa: “…que había sido informante de los Servicios Especiales Soviéticos…”. Es importante contextualizar, que existe mucha opacidad, sobre de dónde salió Torres Corona, porque en la varías entrevistas que le han hecho, él no especifica ¿en cuál institución se graduó de Licenciado en Derecho? Es sabido que en Cuba, los oficiales operativos de Contrainteligencia se titulan como Licenciados en Derecho.

A su vez se hace obligatorio instruir al lector, de que dentro del macabro Juego Operativo Contrainteligencia vs Inteligencia existe un método de desprestigio del adversario, que es denominado “Engaño por Supuesta Cooperación con El Enemigo” y que ha sido utilizada por los órganos represivos comunistas históricamente, aunque no son los únicos Servicios Especiales que los usan. Así la Oficina de Inteligencia y Contrainteligencia Militar o Abwehr nazi encabezada por el Almirante Wilmehm Canaris, les creó cientos de Expedientes Operativos Falsos a enemigos de Adolfo Hitler, como si éstos fueran sus reales agentes.

El caso de mayor notoriedad histórica es el de conocido como “El Cuarto Proceso de Moscú” o simplemente “El Juicio contra la Organización Militar Trotskista Antisoviética”, donde resultó condenado a muerte, entre otros brillantes jefes castrenses, el Mariscal Mijail Tujacheski. Todos los documentos que se les hicieron llegar al cruel y paranoico tirano comunista José Stalin, eran espurios y creados a propósito por El Abwehr, una acción que logró, la casi total carencia de jefes militares en la Unión Soviética con una visión estratégica para que comandasen las tropas del Ejército Rojo, en los inicios de la II Guerra Mundial que pronto llegaría.

En la larga batalla contra El Comunismo en Cuba se han dado varios casos, de la utilización de éste inescrupuloso método operativo de la Seguridad del Estado castrista. Pero el de mayor notoriedad resultó ser, cuando se desprestigió post morten del fallecido Jesús Yánez Pelletier, Preso Político Histórico y uno de los principales dirigentes del primogénito Comité Cubano de Derechos Humanos (CCDH). La Dirección de Contrainteligencia del Ministerio del Interior (DCI-MININT) orquestó una provocación en pleno cementerio, al ante sus familiares llevarle condecoraciones y medallas, por supuestamente el difunto trabajar como un Agente Encubierto por muchos años.

En el caso de Yánez Pelletier hasta se exhibió un falsificado Expediente Operativo de Agente del G-2 en El Museo de la Seguridad del Estado, ahora devenido Memorial de la Denuncia Antiterrorista, sito en la tenebrosa 5ta y 14, Miramar, La Habana. Sitio donde radicó la primera sede de la Policía Política del Castrismo, desde el año 1959 hasta 1962. A Yánez Pelletier se le hace eso, por ser una venganza personal del difunto Fidel Castro Ruz, pues Yánez Pelletier primero le salvó la vida a Fidel, cuando iba ser envenenado en la prisión de Boniato, en el año 1953 y tras el triunfo de la Revolución, se le nombró Edecán Militar de Fidel y al éste renunciar a su cargo para exiliarse, fue encarcelado por 15 años.

También resultó otra “casualidad”, cuando después del año 1990, tras el derrumbe en Checoslovaquia del Gobierno Socialista, en los archivos de la hoy desaparecida Státní Bezpecnost, más conocida en Checoslovaquia por su abreviatura STB, la Seguridad del Estado de ese país europeo, el primer Presidente Václav Havel apareció como si fuese agente. Pero si miramos los expedientes operativos, que recurrentemente son revelados ante la opinión pública nacional e internacional, es fácil darse cuenta, que los comunistas actúan de esa manera, para crear la confusión entre sus adversarios pro-democráticos y lograr sembrar una morbosa y paralizante desconfianza en las filas de los ciudadanos seguidores de la Democracia, que al final son los potenciales votantes.

Otro de los objetivos que persiguen aquellos trasnochados comunistas, ahora agazapados detrás de las redes sociales y aparentando ser ante la opinión pública convenientemente unos Militantes de la Izquierda Política o Socialistas Democráticos, consiste en intentar denigrar las figuras históricas que se han curtido en la lucha y su imagen es como Padres Fundadores de las Democracias Post-Comunistas. Por eso; a personalidades como Lech Walesa o Václav Havel, así como a muchos otros difamados, buscando que las nuevas generaciones frente a tantas calumnias determinen no seguir la ejecutoria de éstos grandes anticomunistas y decepcionados evitar sus pasos.

La descarada y desgarradora mentira publicitada del comunicador social al servicio de una dictadura totalitaria, como la que por desgracia desgobierna en Cuba, Michel Torres Corona, sin lugar a dudas debería llevarnos a deducir, que al derrumbe de la Tiranía Castrista casi todos los opositores anticastristas e incluso, hasta los compatriotas exiliados posean sus correspondientes y personales “fabricados” expedientes operativos. En esos espurios documentos -que ya deben estar confeccionados- los cuales describirán acciones de delación y cooperación con los represores, que nunca realmente realizaron en su sacrificado y temerario bregar contra El Comunismo.

Ya que el tercer y principal objetivo para la aplicación de este tipo de Medida Operativa Activa de la Dirección de Contrainteligencia del Ministerio del Interior (DCI-MININT) o su homóloga para el exterior la Dirección de Inteligencia (DI-MININT), se trata de obtener la impunidad y el no desenmascaramiento de sus verdaderos agentes infiltrados en las filas anticomunistas. Puesto que, si los auténticos opositores políticos y los falsos poseen idénticos expedientes operativos de supuesta colaboración con los órganos represivos castristas. A los investigadores les va a ser prácticamente imposible emplazar a los chivatos al interior de la disidencia de Cuba.

Desde antes del derrocamiento de la Junta Militar NeoCastrista es un deber cívico y patriótico, el ir ya preparándose, para no dejarse arrastrar a la manipulación por las Trampas Operativas que sean tendidas por la Seguridad del Estado con falsos expedientes operativos de colaboración. Pues las referidas astucias, sólo lograrán la atomización de las distintas tendencias anticastristas existentes en La Isla, donde fundamentalmente se debiera pensar, que lobesencial es consolidar a la Democracia Representativa en la Patria. Sin que eso conlleve, el permitirle una total impunidad a aquellos que permanecieron infiltrados y se dejaron doblegar de alguna manera por los represivos.

Es aconsejable, que los futuros anticomunistas triunfantes en Cuba utilicen las deducciones lógicas, para encarar el fenómeno que traerá “El Engaño por Supuesta Cooperación con El Enemigo”, ya que los actuales máximos responsables de los Servicios Especiales en nuestro país, son graduados en la desaparecida Unión Soviética y aplicarán los mecanismos aprendidos con El Comunismo. Se debería imitar, como se hecho en los casos de Walesa y Havel, así como muchos otros calumniados, donde no es creíble la farsa en su contra, porque sus compatriotas y hermanos de luchas democráticas se guiaron sólo por los hechos concretos y la coherencia en sus acciones.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*