Serie Los Castrati: ¿Quiénes fueron los más famosos? Sus vidas (5)

Por Víctor Fernández.

Partes precedentes de la Serie Los Castrati.

Giovanni Carestini, Cusanino, nació el 13 de diciembre de 1700 en Filottrano, cerca de Ancona, Italia. Desde niño tenía una dulce y exquisita voz. Estudió en Bolonia con el castrato Antonio Bernacchi (1685-1756), quien también fue maestro de Carlo Broschi, Farinelli. Su carrera comenzó en Milán en 1719 bajo el patrocinio del cardenal milanés Cusani, de ahí su nombre artístico Cusanino. En Roma, en 1721 cantó para Alessandro Scarlatti (1660-1725). Su carrera floreció rápidamente. En 1723 cantó para la corte vienesa e inmediatamente después en Nápoles, Venecia, y Roma otra vez. Interpretó óperas de Johann Adolf Hasse (1699-1783), Leonardo Vinci (1690-1730), y Nicola Porpora (1686-1768). Estrenó el personaje de Arbace en la ópera de Vinci con libreto de Metastasio, “Artaserse”, conocido por sus numerosas arias virtuosísticas. Cantó en Múnich en 1731. En 1733 llegó a Londres para cantar para la Royal Academy of Music, dirigida por Haendel para quien cantó “Arianna in Creta”, “Ariodante”, y “Alcina”, además de tomar parte en los oratorios “Deborah”, “Esther”, y “Athalia”. Exigió que sus honorarios fueran superiores a los del famosísimo Caffarelli. Según cuenta el crítico Charles Burney (1726-1814), hizo montar a Haendel en cólera cuando se negó a cantar el aria que tanto éxito había tenido entre el público “Verdi prati”, de la ópera “Alcina”, diciendo que “no era apta para su voz”. Haendel corrió hasta su casa y le gritó ¡Yo sé mejor que tú qué es mejor para tu voz! ¡Como no cantes el aria, no te pago!

Después de su éxito londinense su carrera comenzó a ralentizarse. En 1740 el público lo comenzó a recibir con indiferencia, y regresó a Italia a principios de ese año. En 1744 cantó en Milán la ópera de Gluck “Demofonte”. De 1747 a 1749 cantó para Johann Adolph Hasse (1699-1783), en Dresde, y luego se fue a Berlín donde permaneció de 1750 a 1754. De Berlín partió hacia San Petersburgo, donde cantó de 1754 a 1756. A su regreso a Italia fracasó con el público de Nápoles en 1758. Uno de sus últimos personajes fue el titular de la ópera “Ezio” de Gaetano Latilla (1711-1778), en el Teatro San Carlo.

La tesitura de Carestini cambió a lo largo de su carrera. Comenzó con una clara y poderosa voz de soprano, pero más tarde se transformó en “la más llena, fina, y profunda voz de contralto que he escuchado jamás” -Charles Burney (1726-1814)-. Era muy respetado por los críticos en toda Europa. El compositor Adolph Hasse dijo de él: “Quien no ha escuchado a Carestini, no sabe lo que es cantar en perfecto estilo”. Era un excelente actor, además de ser muy atractivo y majestuoso físicamente.

Falleció en su pueblo natal, Filottrano, en 1760.

Discografía recomendada:

Carestini, the story of a castrato

Philippe Jaroussky (countertenor)

Le concert d’Astrée

Emmanuelle Haïm (Conductor).

(Continuará…)

Víctor Fernández es escenógrafo y director de escena, historiador de la ópera, y galerista.

One Comment

  1. Pingback: Serie Los Castrati: ¿Quiénes fueron los más famosos? Sus vidas (6) -

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*