Cultura/Educación

Serie Los Castrati: ¿Quiénes fueron los más famosos? Sus vidas (4)

Por Víctor Fernández.

Pulse aquí para leer las Partes anteriores de la Serie.

Francesco Bernandi, Senesino.

Nació en Siena (de ahí su nombre artístico), Italia, el 31 de octubre de 1686. Era hijo de un barbero. Comenzó a cantar en el coro de la catedral en 1695. Fue castrado a la edad de trece años (relativamente tarde pues la “operación” se solía realizar entre los 8 y los 10 años). Debutó como solista en el teatro Sant’Angelo de Venecia, en 1707. A partir de entonces desplegó una carrera exitosa que lo llevó por los escenarios de toda Italia. Es considerado uno de los protagonistas del repertorio operístico del S XVIII. Existen distintos testimonios muy interesantes sobre su voz. El compositor, flautista, y luttier alemán Johann Joachim Quantz (1697-1773), escribió en 1754: “Senesino tenía voz de contralto, penetrante, clara, equilibrada, y agradable, una entonación pura, y un bello trino… Su modo de cantar era magistral, y su ejecución perfecta…”

Tenía un carácter difícil y una figura imponente con casi dos metros de estatura. Después de tres años de servicio en la corte de Dresde (1717-1720), fue despedido por un enfrentamiento con el compositor alemán Johann David Heinichen (1683-1729), por negarse a cantar durante unos ensayos. Esto causó que el príncipe elector Federico Augusto II (1696-1763), decidiera cerrar el teatro de Dresde.

Fue contratado por Friedrich Haendel (1685-1759), como primo uomo para la Royal Academy of Music que él dirigía, en Londres. Cantó en 32 óperas junto a otros prestigiosos cantantes italianos, como las prime donne Francesca Cusoni, y Faustina Bordoni (quienes tenían tal rivalidad entre sí que se entraron a golpes durante una representación). Entre muchas otras óperas estrenó el “Julio César”, de Haendel.

A pesar de estrenar varias de sus óperas, debido al difícil carácter de ambos, Haendel y Senesino tuvieron una relación profesional tormentosa. Su salario era la nada desdeñable suma de entre 2000 y 3000 guineas. Durante sus casi 16 años en Londres estableció amistad con prominentes figuras de la nobleza, y juntó una extraordinaria colección de pinturas, libros raros, instrumentos científicos, y otros tesoros.

Después de una serie de vicisitudes la compañía Royal Academy of Music fue disuelta, y Senesino partió hacia París en 1728. Después hacia Viena en 1729, pero fue recontratado por Haendel en 1730, y cantó en otras cuatro óperas suyas en Londres, y en los oratorios “Esther”, y “Deborah”, así como en la versión bilingüe de “Acis y Galatea”. Su antipatía por Haendel creció hasta tal punto que le dejó y se unió a la compañía rival, la Opera of the Nobility, dirigida por el compositor y maestro de canto italiano Nicola Porpora (1686-1768), donde cantó junto al gran Farinelli.

El historiador musical inglés Charles Burney (1726-1814), relató que durante una representación del pasticcio “Artaserse”, Senesino, obviando que su personaje era un furioso tirano, y el de Farinelli un desgraciado héroe encadenado, corrió hacia Farinelli y le abrazó. Esto fue interpretado por el público como un traspaso de la corona de primo uomo por parte del cantante mayor -Senesino-, al joven Farinelli, aunque en realidad, según otras fuentes, al parecer a Senesino se le olvidó el texto de lo que debía cantar y abrazó a Farinelli para susurrarle al oído que continuara él. También aparecieron juntos en la ópera de Nicola Porpora, “Polifemo”, en 1735.

Abandonó Inglaterra definitivamente en 1736. En Italia apareció en varias producciones. Cantó en Florencia de 1737 a 1739, y después en Nápoles, donde hizo su última aparición con la ópera “Il trionfo di Camilla”, de Porpora, en el Teatro San Carlo, en 1740. Por entonces su estilo de canto comenzó a ser recibido por el público como anticuado.

Se retiró en Siena, su ciudad natal, donde se hizo construir una gran casa que llenó con su colección inglesa. Le gustaba el té, y trató de gobernar su casa según el estilo inglés. Tenía un sirviente negro, y dos mascotas: un monito y un loro. Su excéntrica y difícil personalidad se mantuvo hasta el final de su vida, que pasó en disputas familiares.

Falleció en Siena el 27 de noviembre de 1758 a los 72 años.

Discografía recomendada:

Arias for Senesino

Andreas Schöll (countertenor)

Accademia Bizantina

Ottavio Dantone (conductor)

DECCA.

(Continuará…)

Víctor Fernández es escenógrafo y director de escena, historiador de la ópera, y galerista.

 

3 Comments

  1. Me apasiona la historia de la musica, se aprende mucho ademas de transportarte en otra dimension tranquilidad de espiritu y relax, bellisima esta serie, gracias

  2. Pingback: Serie Los Castrati: ¿Quiénes fueron los más famosos? Sus vidas (5) -

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*