Política

Por debajo de la alfombra

Zoé Valdés

Por Zoé Valdés.

Llevamos días angustiosos en la política española, y sin embargo enfrascados en lo que justamente no debiera ser lo único que acaparara nuestro interés y atención. Leo así algunos sucesos que el Gobierno, la gran mayoría de la prensa y los acólitos han barrido debajo de la alfombra para que no se advierta la mugre. Una mugre que llega al techo.

Así, por debajo de la alfombra, la mugre de que el hermano de Ximo Puig recibió 700.000 euros de ayudas de a pepe timbales de la Comunidad Valenciana. Francis Puig lleva imputado desde el 2019.

Por debajo de la alfombra, la costra de que el Gobierno de Pedro Sánchez adjudicó, también de a pepe timbales, contratos por 3.236 millones de euros durante la pandemia, pero, claro, lo que importa es el hermano de Ayuso.

Por debajísimo de la alfombra también, la peste a pedo y de a pepe timbales han ocultado, cómo no, el dato de los 300 millones de euros que pagó el Ministerio de Sanidad a “empresas de dirección desconocida” por mascarillas de mierda, defectuosas, que no valían un carajo, y, claro, prefieren ahora poner el galillo o gatillo en el cielo por los 50.000 de Tomás Ayuso.

A siete pies por debajo de la alfombra, el insoportable hedor que emana del escándalo de la vicepresidente de la Generalidad valenciana, Mónica Oltra, líder de Compromís, cuyo exmarido fue sentenciado a 5 años de cárcel por abusar sexualmente de una menor tutelada. Cuando estos hechos sucedieron Oltra era, y continúa siendo, la cabecilla política del área de Igualdad y Políticas Inclusivas en el Gobierno. Salpicada no, lo siguiente.

Por debajo de la alfombra, la mojonería gorda de que Ada Colau ha sido imputada por malversación y tráfico de influencias; ojalá sea también amputada del cargo que debió liberar desde los atentados terroristas en Barcelona en el 2017.

Menos mal que también leo que la fiscalía ha desestimado la demanda contra Isabel Díaz Ayuso por no existir pruebas, y al no haberlas no hay caso.

Menos mal que Teodoro García Egea se larga de una buena vez, debió de haberse autocesado antes, porque ya desde el libro de Cayetana Álvarez de Toledo, Políticamente indeseable, daba dentera observarlo pavonearse en el PP. Aunque se ha ido como lo que es, un traidor y un bajo, regalando la más vergonzosa de las entrevistas a Ana Pastor en La Sexta, que en lugar de entrevistar se la pasó acusando a Ayuso o intentando que el otro continuara destripándola.

Dijo García Egea en La Sexta, tipo niño malcriado al que le han birlado la merienda en el colegio, que él no ha hecho nada malo. Por esa sola frase se puede juzgar el nivel de los políticos que nos gobiernan. Simplista no, lo siguiente. Ridículo no, lo otro.

También se ha marchado al parecer Pablo Casado; del Congreso ha salido emocionado, cuentan. Todo va muy de emociones y tal… Y mucho aplauso y mucha niña muerta. La hipocresía y la miseria ideológica del espectáculo barato a plenitud. A ver quién tocará ahora, que siempre tendremos a otro peor para sustituirlo.

De recontra, anuncian que para sustituir a Casado, uno del que cuentan que es la pera y el olmo en Galicia. Cojoño, si hasta Cayetana lo recomienda. Pero tiren de archivos, y esto es lo que trae el barco, gocen de esta entrevista aquí, con el flamante Alberto Núñez Feijóo. Me erizo toda, que diría mi madre. Un sin vivir, que digo yo siempre.

Yo ya no sé, si es que hubiere algo que saberse a estas alturas de cualquier partido.

One Comment

  1. Pobre España ha caido en manos de la mugre mas mugrienta y apestosa de M. pero para estos patanes hay siempre una justificacion pero Abascal Ayuso , Monasterio esos son fachas esos son mafiosos , el mundo virado al reves

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*