Muere el poeta, nos deja su obra

El periodista independiente Iván García, Raúl Rivero, y Pablo Pacheco Ávila

Por Pablo Pacheco Ávila.

La literatura cubana está de luto, también el periodismo independiente, ha muerto el maestro Raúl Rivero.

Me considero un privilegiado, he conversado horas con Raúl Rivero, sus anécdotas, su sabiduría y su amistad me enorgullecen, «El gordo» era inigualable en su sentido del humor, incluso en los momentos más tensos y difíciles de la vida.

Recuerdo el comienzo de la ola represiva del 2003, fue a Raúl Rivero el primero que contacté después de conocer los arrestos y él me puso al tanto de todo lo que sabia y con su ingeniosidad de poeta me dijo: «prepárate que vienen por todos». Así fue, al otro día vinieron por nosotros.

Raúl era un ser humano, con aciertos y desaciertos, pero con una sinceridad impecable y eso era admirable.

La vida es a veces incorregible, incluso malvada, Raúl Rivero tenía una experiencia magnífica para los cubanos dentro y fuera de la isla, con su pluma creo que mereció más oportunidades en Miami.

A Raúl Rivero le lastimó en su conciencia abandonar Cuba, nunca estuvo en sus planes, enfrentarse a una tiranía con una máquina de escribir de los años sesenta y su pensamiento libre era un suicidio. Creo que el destierro también fue otro suicidio impuesto.

Cuba está de luto, ha muerto el poeta, pero nos deja su obra, en paz descanse mi amigo Raúl Rivero.

Pablo Pacheco Ávila es opositor al régimen castrista, fue uno de los presos de la Primavera de Cuba en el 2003, vive exiliado en Miami.

2 Comments

  1. Pingback: Muere el poeta, nos deja su obra – – Zoé Valdés

  2. Jose Luis Garcia Paneque

    Buen homenaje a quien nunca lo pidió, pero por su obra lo merece

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*