Merkel: la Canciller del clima y de la insostenible inmigración

Por Zoé Valdés.

Quince años de mandato y la Canciller Ángela Merkel (Angie) por fin termina y se marcha a su casa con su buen esposo. Era hora, se dicen algunos, y no habría que considerar estos comentarios de ninguna manera machistas, quince años al mando en política son muchos años. Angela Merkel, formada en la RDA, mutó al centro derecha o a la derecha moderada y tras una breve aunque contundente carrera política fue elegida en democracia, mediante el voto de los alemanes. Desde entonces ha sido vista como la que lleva firmemente las riendas en la Unión Europea, donde se obedecía lo que dictaba la alemana.

Su política, tal como señala Le Monde, se basó en la atención preponderante hacia el clima y el cambio climático y la inmigración. No se puede afirmar que haya tenido éxito en ambas cosas.

Cierto, si analizamos los resultados, que es lo que cuenta, el rechazo hacia los temas del clima y de la inmigración se han incentivado en la mayoría de la población europea. La ecología, sin embargo, los ‘verdes’ han ido ganando terreno en Alemania y se han convertido en una especie de secta que basa su política en el haberse sentido traicionados por la moderada Ángela Merkel, que en opinión de muchos no llevó los planes para «acabar» (como si se pudiera) con el cambio climático hacia el punto necesario, o sea, hacia el extremismo. La inmigración, por otra parte, deja un saldo bastante confuso para los alemanes. Los inmigrantes llamados, más bien reclamados, por Merkel durante estos quince años no se integran, penan por todo lo contrario, por desintegrar los países a los que llegan para reestructurar la sociedad a la que arribaron bajo las normas de las miserables sociedades que dejaron atrás. No hay nada civilizado en esto.

De modo que Europa y Alemania despiden con cierta doble amargura a Angie (para los que la adoptaron cariñosamente) y «la Merkel» (para los que la calaron bien desde el inicio), por lo que hizo y por lo que no hizo.

Personalmente simpaticé con la Canciller  -por cierto, esta palabra, Canciller, no admite lenguaje inclusivo-, muy al inicio. Poco después advertí que se trataba de una fiel servidora del NOM y muy poco de su pueblo, que había hecho de Europa un continente de ordeno y mando en el que ella llevaba la batuta como un hombre, y no como la mujer de la que se esperaba tradición, conservadurismo, compasión, desarrollo pleno y libertades. No la extrañaré. Aunque, no estoy segura que lo que viene sea lo mejor para Alemania ni para el mundo.

Zoé Valdés es escritora y artista. Fundadora y Directora general de ZoePost y de Libertad Prensa Found. Fundadora y Voz Delegada del Movimiento Republicano Libertario Martiano.

 

One Comment

  1. Finalmente!! nos quitamos de arriba a Frau Angela Rebeca apellidada no se sabe porque a la caida del muro se cambio el apellido en fin demasido larga la historia de los daños provocado por la ex pionerita de la Stasi, para contar algunos el golpe de estado blanco a Berlusconi en complicidad con Sarkò, los chantajes con el spred a todos aquellos que no obedecian, la ocupacion y golpe de estado blanco a Grecia, donde se quedaron hasta sin aspirinas en los hospitales, les faltò solo izar la bandera alemana, la presion y chantaje a los ingleses que nunca quicieron adoptar la moneda unica motivo por el cual se llego a la BREXIT, terrorismo mediatico y propaganda estilo DDR y no hablemos de inmigracion con los 3 mil millones dados a la Turquia para impedir el pasaje de los ilegales y Erdogan cogio el dinero y se burlo de ella, el ultimo invento fue el semaforo gastronomico, todo a daño de Italia ahora segun su demencia el parmesano , la mozzarella los productos iticos de italia son dañinos a la salud semaforo rojo, incluso amenazò la corte suprema con el caso de la ONG alemana cuya capitana Carola Rackete esperonò una lancha de la polizia mientras violaba las aguas territoriales en su barco llevaba inmigrantes ilegales y esto lo he sintetizado, mucha Angela Rebeca con todos los vicios del comunismo pa’ fuera la globalista desde que ha perdido poder la UE es mas humana para todos y si lo digo yo que soy antieuropeista es mucho decir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*