La Paradoja del Incoherente

Imagen Alberto Kiko Sao

Por Félix Antonio Rojas.

No es que sea guajirofóbico, pero cada vez que sale uno del sector de la ANAP o de una cooperativa agropecuaria de la franja de Gaza y las planicies de Camagüey que le da por la política del 59 para acá, tremolan los pilares y las nalgas celulíticas de la patria.

Un tipo que dice ser pacifista una semana después de pedir intervención militar a todo pulmón en cada uno de sus programas de ego y mierda, un tipo que de la noche a la mañana aboga por el pacifismo que ni el mismo Mahatma Gandhi o el otro de U2… Vestido con un tshirt que dice intervention now, mientras cazuelea en Washington frente a la Casa Blanca con dos o tres de su séquito de solemnes tinajones bugarrones, pidiendo cambios pacíficos para Cuba… Intervention Now dice el tshirt que lleva puesto. La paradoja del incoherente.

Un tipo que, por ejemplo, desde que salió el Consejo para la Guerra u otros proyectos con acciones contundentes contra el régimen castrista, ataca y repite como un disco rayado que los actos de guerra contra Cuba están prohibidos en suelo americano y que las personas que actúen en esa línea son ciudadanos que obran fuera de las leyes norteamericanas… y que la ley es sagrada y se tiene que respetar gústele a quien le guste.

Un tipo que llevaba más de 3 meses atacando, burlándose, despreciando y blasfemando la figura del Santo Padre y del papel de la iglesia católica con su actitud desafiante y altanera… Que decía que se presentaría en el Vaticano con un performance menstrual sobre túnica blanca, todo cubierto de sangre (como símbolo de la culpabilidad de la Santa Sede, de sus manos terminadas en garras y su historia, que desde siglos estaba manchada y cubierta de sangre), más o menos ese era el propósito del espectáculo gore y halloweenero del Iyawó de la ANAP en la Plaza de San Pedro…

Si para la guerra contra el castrismo se tienen que respetar las leyes de los States aunque la veamos súper injustas, igualmente el Vaticano como estado soberano tiene sus leyes y protocolos… y aunque nos parezcan improcedentes, también se deben respetar, simplemente por mantener una cierta coherencia en el relato.

Con sólo ir a Wikipedia, los paleros, los del culto lucumí, y los de la Regla de Ocha que pretendían hacer un acto político siguiendo como una manada de herejes a un profano sin respeto, conocimiento y escrúpulos a la hora del Ángelus, hubieran entendido que los eventos de índole políticos y sociales están prohibidos por medidas de seguridad, y por respeto a un lugar sagrado y de culto del cristianismo. Pocos católicos de domingo de misa se encontraban en esa manifestación, ya que cualquier persona que tenga un conocimiento de la fe y las reglas sagradas del Vaticano sabe perfectamente que esa convocatoria era un perjurio y una apostasía. Y no satisfecho va ahora contra la Arquidiócesis de Miami.

Respetemos las leyes sagradas de los States gritaba el tipo, pero hagamos lo que nos entra por el culo y vayamos a violar las leyes del Vaticano… total, si el argentino es comunista (del mismo modo que Biden) y a nosotros nos protege la ignorancia, la incoherencia y el Patakí de Abita.

En cualquier gremio hay un cleptómano de lencería femenina… o uno que se deja influenciar por Yoko Ono.

Félix Antonio Rojas es friki frelancer, miembro histórico del Movimiento Cristiano Liberación.

 

 

3 Comments

  1. Pingback: La Paradoja del Incoherente – – Zoé Valdés

  2. Se tenía que decir y se dijo!!
    » Yo quiero que la ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre »
    … pero a los que como este chancletero influencer, que ni sus santos le han inculcado respeto al prójimo, hay que hacerle frente. Es una lastima que tantos se suscriban a un show tan lleno de cizaña, odio, división, ambigüedad, egocentrismo, etc.
    Dios le permita un dia ver su luz.
    Y bendiga Dios a este sitio y sus escritores. Amén

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*