La Mujer Caballo y El Regreso De Candil de Fango

Por Félix Antonio Rojas.

 

He perdido 5 minutos sagrados de mi escucha diaria de Tool y Black Sabbath, para ver los dos videos que han conmocionado a la patria que se desvanece en demasía. He de reconocer que el de los Jackson Five y el Asere que habla en sumerio, está mejor producido visualmente que el del Candil de Fango y las Anacaonas.

¿La música? Primitiva, tercermundista y escatológica como siempre… Las letras aún más.

Por lo tanto y siendo justo:

Jackson Five y el Asere que habla en sumerio 1 vs Candil de Fango y las Anacaonas 0.

Hay una analogía misteriosa y surrealista en este mundo sincrónico que se pega como la humedad del invierno en el Mediterráneo, una coherencia sinonimia, en la procacidad de los nuevos arribistas de la patria y el transexualismo radical. El affaire de ciertos personajes que habitan en esta realidad imaginaria, convertidos en adalid de lo que fue un mundo turbio, que nos llevó a este futuro disfuncional, donde interactuamos desde la alineación del presente con dioses de barro.

Y es el caso de los nuevos Ecobios Qué Bola Matters, siguiendo una línea diseñada para darse primero un lavado de imagen y después desde el sentimentalismo y el discurso falso de la nostalgia y el perdón, limpiarle el culo al régimen ante la farsa de la UE. Repitiendo el mantra de la compunción oportunista y por supuesto, con la complicidad del aplauso y los vítores por los otros, que dos o tres años atrás, igualmente con su silencio y apoyo servil del cubano miserable, reconocían que decidieron hablar por primera vez de política, desde Trump p’a acá.

Dándole prioridad a la noticia que veo más atrayente y trascendente, me centraré en Karen, la transexual que lleva un caballo en su alma.

El documental Horse Being dirigido por Jérôme Clément, narra la historia de un ex profesor francés, que participa en el Pony Play, un campeonato donde los participantes imitan el comportamiento de otros animales. Andan en 4 patas, con monturas en la espalda, muestran la perfección de su trote, tirando algún tipo de calesa adaptada para imitaciones y esas cosas que hacen los caballos.

El guión se inspira en la historia de una señora de 50 años llamada Karen, quien antes de ser mujer era un hombre con una vida monótona, casado y con descendencia. Un buen día descubre su verdadera orientación sexual y decide dar el paso a trasformar su cuerpo.

El film se cuestiona y teoriza el salto a lo desconocido en el panorama de la transexualidad y la libertad individual de un ser humano, que decide dejar su especie, para convertirse en un Pegaso del siglo XXI. La Historia cuenta que Karen después de pensarlo profundamente, ha decidido para siempre dejar de ser un agobiado homo sapiens. Descontenta con su vida de humano, se prepara y entrena conscientemente, para convertirse a la raza equina idealizada. Evocando el discurso filosófico, donde el mundo interior del ser, tiene que ser reflejado en su exterior como una metáfora de sus sueños.

Jérôme Clément logra magistralmente, que el documental le de una nueva visión al polémico debate sobre la identidad de genero en la actualidad.

La similitud entre Karen y los aseres radioactivos es que Karen la que un día fue hombre y que ahora se ha cansado de ser mujer, y piensa en dar el salto evolutivo del primer humano que transmuta en el reino animal le exigirá al Estado Francés que le financien la operación quirúrgica de mujer a caballo, ya que la Seguridad Social, solo le cubre los tratamientos hormonales en el cambio del sexo masculino al femenino.

Y, los Jackson Five, que hasta ayer entraban y salían de Cuba y eran parte de la propaganda castrista, es decir apoyaban con su música y actitud servil al régimen, te dicen ahora con un tahúr conmovedor, que si no apoyas el Reggaetón y Vida, eres un lacayo del régimen, como lo fueron ellos, hasta que les dieron la orden de que el objetivo final era Biden, junto a los de los contenedores invisibles, ranchos antiimperialistas, Candil de Fango y las Anacaonas.

 

Félix Antonio Rojas es friki freelancer.

3 Comments

  1. Pingback: La Mujer Caballo y El Regreso De Candil de Fango – – Zoé Valdés

  2. Edmme Baguer

    Buenísimo!

  3. Osmani Urbay

    Honestamente le metiste la radiografía detectora del descaro a todos estos tira peos impostores de la suposición con supositorios. Yo conozco bien a toda esta lacra de oportunistas careguantes doble agentes. A mi no me engañan ninguno. Cuando yo se lo que dan cada uno! Hasta el otro día toditos estaban vacilando el régimen comunista criminal totalitario de los Castro entrando y saliendo. Con un pie en el fango y el otro en la cloaca. Dándole culto a la personalidad al Cagandante Mojón del Ceboruco en Jefe. Coño porque no lo hicieron cuando el Cagandante estaba vivo? El cantaba a viva vos el – A lo Cubano! Botella de Ron! Tabaco Habano! Chicas por doquier! Bonche en casa de Guano! Aquí no hay vida para los mareaoooos! Y los del Aplauso para nuestro presidente Miguel Díaz Canel! Y el quién es Willy cuando le preguntaron en Miami! El lleno de Decemen malo no se quedó atrás porque en cuanto le quitaron la Finca en Cuba se le acabó la fiesta! Esto es cuestión de conveniencias! De los otros Moninas están un poco más acertado que están dentro de Cuba pudiera haberle creído un poco más pero están prestado con el Black No Matter Cubano de Amaury Pacheco del Monte director del Grupo OMNI un doble agentes infiltrado!

    Osmani Urbay
    Un verdadero creador universal del Arte Constestatario Cubano
    Autor del : Mural de la Resistencia.
    En la Cagastrofe Radioactiva Cubana de estos tiempos remotos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*