‘La memoria del tiempo’: oralidad, grafías y claves ocultas

Muchos escritores, en algún momento de sus carreras, han sentido la necesidad de agrupar en un solo libro sus artículos de opinión, ensayos, reseñas y crónicas. La mayoría de ellos -incluidos los más famosos- lo han hecho. Nada malo en eso. Cómo iba a serlo si, como se sabe, esos géneros periodísticos -los verdaderamente buenos- son también pura literatura.

Estos textos, que algunos injustamente llaman “marginales”, suelen ser rescatados de conferencias, presentaciones de libros y entrevistas. Y aunque quizás no tengan la importancia de una novela o un poemario, sí ofrecen claves que permiten comprender mejor el corpus literario de su autor.

La memoria del tiempo (Editorial El Ateje, 2022), el más reciente libro de José Abreu Felippe, es una prueba de ello. Aquí están, ocultas en artículos, entrevistas y conferencias que el autor escribió, concedió y dictó, esas puntuales claves: su obsesión con la historia, un profundo amor por su madre, nostalgias de su barrio habanero, el recuerdo de sus amigos muertos, el dolor del exilio y un raigal anticastrismo.

La primera de ellas, su obsesión con la historia, queda al descubierto en una entrevista con el periodista de Radio Martí, Armando de Armas, cuando ante la pregunta: “¿Por qué la Historia es una constante en muchas de sus obras?”, responde: “El hombre y la historia están indisolublemente ligados. En el caso cubano, la Historia, con mayúscula, es una sucesión de tragedias que a veces se concatenan, lo que hace más sustancioso, paradójicamente, el acto de narrar”….

Pulse aquí para seguir leyendo en la fuente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*