EDITO

La falta de leche en Cuba no tiene nada que ver con el embargo norteamericano

Dra Mimi Cuesta con su nieta

Por Dra. Mimi Cuesta.

Me quiero desligar de las cosas de Cuba, pero no puedo, hoy oí en las noticias internacionales que Cuba amaneció sin leche para los niños y una mujer cubana diciendo que eso era intocable y un guajiro cubano diciendo que es por el bloqueo.

Para aquellos que no saben o eran chiquiticos como yo, quiero decirles que ayer se cumplieron 62 años del embargo de Estados Unidos a Cuba y fue una reacción por la expropiación de todas las propiedades estadounidenses en Cuba sin compensación.

Pero yo no sé en qué planeta viven los cubanos: que la leche era intocable. En Oriente, a partir de esa fecha vendieron leche para los niños hasta los dos años; fue la razón por la que mi papá me compró vacas y chivas para que no me faltara la leche.

Cuando yo me fui de Cuba daban 1 litro de leche concentrada que había que echarle otro litro de agua para que durará dos días y la leche evaporada se había perdido de todas las tiendas y bodegas.

Y, ¿qué tienen que ver las vacas con el embargo para dar leche, si antes de 1959 no había tantos productos químicos para engordar y que dieran leche?

¿Y qué pasó con la famosa vaca aquella F1 que salía por la televisión? Cubanos, que fácil somos de engatusar.

Para colmo, la Liz Cuesta va a celebrar el festival San Remo. ¿A quién se quiere parecer, a Grace Kelly? ¡Le queda muy grande el zapato!

Mimi Cuesta es médico cubana.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*