Ganancia de función. Pérdida de libertad

Pixabay

Por Andrés R. Rodríguez.

La ganancia de función, implica la selección e introducción en una población de seres vivos, de individuos con genes seleccionados, cambiados o mutados, lo que incrementa la acción de ese gen. Es un método habitual en investigación genética, microbiológica e incluso es parte de nuestra histórica emergencia civilizatoria, en que hemos domesticado especies, transformándolas (agricultura, ganadería) para que produzcan determinados productos que nos son útiles. En laboratorios y en experimentación científica, la Ingeniería Genética puede llegar a ocasionar grandes trasformaciones en individuos, hacerlos verdaderos monstruos. Por ello, cabe la pregunta ¿es ganancia para la humanidad?

 

CIENCIA

Las relaciones entre Ciencia, Sociedad y Política se hacen cada vez más intricadas, fisiológicas y sistémicas. Actualmente no pudiera prosperar un político anticientífico o un científico despreocupado de las consecuencias de sus experimentos. Pero la realidad es que hay políticos muy mal preparados que lo saben ocultar, políticos-loros que les importan las encuestas y muy poco lo que dice la ciencia, algunos científicos vendiéndose como pescado en tarima y una buena proporción de la población dedicada a mirarse el ombligo o a ver películas de Netflix.

Actualmente se ha incrementado enormemente el número de tontuelos que creen que no tienen que estudiar y toda información esta accesible en Google. Abundan contradicciones, encontronazos y divorcios. Aunque algunos lleven en su bolsillo la Biblioteca de Alejandría prefieren “estudiar” pornografía. Aun así, podemos encontrar muchos individuos muy informados e integrales. Asi que podemos tener a la vez las mayores esperanzas, pero las mas amplias dudas.

La globalizada confusión ocasionada por la pandemia de COVID 19 ha dejado entrever profundas disfunciones diversas en la forma en que los seres humanos continuamos ascendiendo por la escalera civilizatoria. En mi criterio, la principal de estas es la emergencia de China bajo el ojo del Gran Hermano. Eso olvidan los gerentes de compañías establecidas en China, los científicos occidentales relacionados con investigadores chinos y académicos que no se percatan del espionaje blando que implican miles de estudiantes chinos en universidades de Europa y EEUU.

 

CHINA

China históricamente estuvo encerrada en sí misma. Autoritaria, colectivista, poco transparente, confuciana y maoísta. Recientemente han enviado miles de alumnos a formarse en universidades de occidente que luego, en más casos de los que sospechamos,  espían y roban todo tipo de secretos tecnológicos. Reproducen productos industriales con muy baja calidad, irrespetando patentes y derechos de autor, cumplen contratos en apariencia, pero con muy deficiente control de calidad. Es un estado carcelario, con un nivel de control de su población hipertecnológico-real-orwelliano, que contamina y destruye su propio entorno y llena al planeta de pedazos de plástico de sus productos malos industriales, hechos de plástico pegado con saliva que se deshacen fácilmente y que han incrementado basureros en medio de los océanos.

La muy rápida industrialización de China, ha ocurrido quemando en unos decenios etapas que habían costado a Occidente 5 siglos de progresivos y trabajados cambios en sus sociedades. Fueron procesos de metamorfosis social y de emergencia desde capitalismos agrarios, a industriales, a especulativos, que en lo social se derivaron del despotismo ilustrado y luego en democracias liberales.

El liberalismo y la Revolución Industrial en Occidente fueron procesos basados en el individualismo, la meritocracia, la ciencia y en contra del autoritarismo previo de reyes absolutistas. En China, por el contrario, la industrialización se ha hecho sobre la base del colectivismo y sosteniendo e incrementando el autoritarismo-militarismo de un gobierno centralista.

En Occidente, el liberalismo en el siglo XVIII implicó la atenuación del absolutismo de los Reyes. Ocurrió relacionado con la Ilustración, el Racionalismo y el industrialismo, así como con diversos hechos históricos con epicentro en uno u otro reino europeo, de los que en especial vale recordar la Revolución Gloriosa, la I Revolución Industrial y el parlamentarismo (en Reino Unido);  la Revolución Francesa (en Francia), la eficiencia del Sistema educativo de Bismarck (en Prusia), la violencia de la Revolución de Octubre (en Rusia)  y la creatividad de la IV Revolución Industrial (en EEUU).

Occidente emergió del pantano feudal de manera bien diferente a como permite y facilita la emergencia científico tecnológica de China.  La idiosincrasia y el sistema político chino son opacos y permiten situaciones que en otros países serían resaltados y evitados por una moral individualista y una prensa libre, aunque algo anárquica.

Políticos norteamericanos pretendieron que inversiones en aquel país lo harían democratizarse. Lo convirtieron en otra locomotora industrial mundial, pero sin incorporarse a las concepciones modernas de gobernabilidad, dejando atrás su milenario autoritaritarismo. Su militarismo no cedió, no ha dejado de ser la columna vertebral social.

Nada de liberalismo, nada de racionalismo, nada de democracia, nada de lógica. No asombra que su proceso de acelerada industrialización, sea tan inestable. Todo es un engendro, un Frankestein social-industrial.

 

WUHAN

Es muy significativa la proximidad del mercado húmero de Wuhan (clausurado en enero de 2020), y el Instituto de Virología en la misma localidad. Alli reside la mayor colección mundial de coronavirus de murciélagos, a cargo de la viróloga Shi Zhengli, directora del Instituto. La “doctora murciélago” ha publicado diversos trabajos científicos sobre virus de murciélago replicados en humanos. Se estima que los murciélagos son los portadores originarios de los distintos virus SARS.

La OMS ha hecho un informe que acepta el surgimiento de la pandemia en el mercado húmedo de Wuhan, pero ese organismo mundial no se ha tomado el trabajo de convocar una conferencia internacional sobre temas tan controversiales y llegar a conclusiones concertadas, asi que nos tenemos que conformar con toda esta catarata de suposiciones y de periodistas mal preparados para el asunto, pero creando pánico.

Es bien confuso cómo el patógeno saltó al ser humano. No se descarta que una mala manipulación en esos laboratorios hubiera provocado un escape del patógeno, ahora con peligrosidad incrementada. Pero extrañas características del virus y la incompetencia de la OMS, de organismos científicos, gobiernos y de la prensa en informar coherentemente los hechos,   pueden apuntar a un origen artificial, es decir, es un arma biológica.

Los experimentos de ganancia de función, en que participa la Dra. Zhengli y muchos investigadores de Wuhan y otros laboratorios biológicos. ¿Tienen derecho grupos cerrados de científicos a estar jugando al Dr. Frankestein? ¿Qué clase de manipulaciones se están realizando dentro de esos institutos? ¿Hasta qué punto un grupo de científicos puede decidir tomar riesgos que luego pueden costar millones de vidas y enfermar la economía mundial? Entonces, cabe preguntarse: ¿Actualmente debe hacerse pública toda la información de lo que ocurrió en Wuhan? ¿no es imprescindible un documento oficial de una comisión internacional neutral que todos acepten? ¿Qué papel juega la OMS en estos hechos, sus intríngulis y sus intrigas?

La Dra. Zhengli durante 2014-2019 había realizado experimentos colaborando con el zoólogo británico Peter Daszak, de EcoHealth Alliance. Colectaron y almacenaron la más amplia colección de coronavirus de murciélago del mundo. Sus estudios se enfocaban en encontrar tratamientos o vacunas contra potenciales epidemias. Esto lo logran mediante la manipulación de cepas patógenas en laboratorio (ganancia de función), siempre con peligro de fuga. Estos estudios cuentan con financiamiento del gobierno chino, pero tambien de instituciones norteamericanas y occidentales. Aunque son públicos, son ampliamente desconocidos por el gran público.

En 2020 el gobierno chino autorizó ingresar a Wuhan a un equipo de expertos dirigido por el Dr. Daszak, quien descartó la posibilidad de mala manipulación y fuga desde el laboratorio. Pero las relaciones previas de este investigador con Wuhan quitan credibilidad a dicha conclusión. Luego China ha impedido otra investigación independiente. La investigación se mantiene como “inconclusa”.

Los millones de humanos que han sido víctimas de la pandemia preguntan: ¿Qué ha pasado en Wuhan?  Gobierno chino, OMS, oscuros intereses de científicos, periodistas mal preparados y servicios secretos se turnan en crear confusión. Y uno se pregunta: ¿Pero cómo EEUU está permitiendo que esto ocurra?

 

INVESTIGACIÓN Y FINANCIACIÓN

Desde 2015 investigaciones del instituto de Wuhan han creado 8 tipos de virus SARS-CoV-2. Se trata de modificaciones del ADN o el ARN, para darle potencialidades que no tienen naturalmente. Lo asombroso es que estos estudios pueden estar financiados por instituciones en USA, como el NIAID (Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas) bajo dirección del Dr. Anthony Fauci, o en colaboración con otras instituciones norteamericanas como la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, donde labora el virólogo Ralph Baric. Tambien Daszak habría obtenido varios millones de dólares de Fauci para crear clones de virus patógenos. DARPA, la agencia de desarrollo tecnológico del Pentágono también se menciona   financiando estudios virológicos en WUHAM, que luego consideró de  “alta peligrosidad” y dejó de subvencionar.

Es sorprendente la ingenuidad de ciertos científicos en su relación con China, aunque actualmente tambien se sospecha que son casos de malos manejos y corrupción. Por ejemplo, el Dr. Charles Lieber, presidente del departamento de Química de la Universidad de Harvard, a la vez que recibía fondos federales estadounidenses para sus investigaciones, fue parte de la creación de un laboratorio en Wuhan. Para lo que recibió sumas millonarias, a la vez que la Universidad de Wuhan le pagaba un salario mensual de unos 50.000 USD y 150.000 USD/año como gastos. Y no es un caso aislado. Hoy se conoce que el gobierno chino recluta talentos en países occidentales mediante el programa Thousand Talents Program.  Actualmente en EEUU se investigan numerosos casos de supuestos robos de propiedad intelectual por parte de estudiantes o profesores chinos visitantes.

 

OTROS DESASTRES VIRALES

Lo que rara vez se dice es que, en la naturaleza, poblaciones animales con alta densidad son rutinariamente golpeadas y disminuidas por enfermedades transmisibles. Eso es algo que en dinámica de poblaciones (una especialización científica) ni siquiera se discute. El caso de los sucesivos golpes de respuesta ecológico (ecological backlash) virales que antes mencionamos. Y China ha sido una fábrica de problemas virales, como el H2N2 (1957-1958), H3N2 (1968-1969), H5N1 (1997-2004), SARS (2003), Gripe aviaria (2006), Gripe porcina (2010), Peste Porcina (2013), Coronavirus, Covid-19 (2019). Algunos de estos se detuvieron sin una clara explicación.

Estas epidemias y pandemias no solo se relacionan con una población humana de muy alta densidad, luego de la explosión demográfica. Tambien se trata de la altísima movilidad por comercio y turismo, que puede implicar que alguien desayune en New York, almuerce en Dubái y cene en Tailandia, con una libertad de contactos enorme. Eso no existe en la naturaleza, las estructuras naturales tienden a evitar la promiscuidad (sexual y de todo tipo). El ser humano ha obviado esto y se ha constituido en un fácil y alegre portador de enfermedades. Llama la atención que África, que tienen un nivel mínimo de vacunación, pero una movilidad reducida, no ha presentado una situación calamitosa. Es casi evidente que las potenciales epidemias son más trasmisibles y peligrosas en países con alto nivel de desarrollo y movilidad de su población. Eso explica las altas mortalidades en USA y países de Europa.  Sin embargo, los organismos internacionales de comercio y turismo, apuestan a una recuperación sobre la base de mercadeo, sin grandes cambios de la movilidad, apostando por sólo medidas periféricas como vacunas, bozales y aislamiento.

Los grupos humanos fuimos liberándonos del flagelo de los microorganismos mediante el uso de medicinas,  principalmente antibióticos. Gracias a la medicina las sociedades se hicieron más densas, más complejas, a la vez que más productivas.

En las sociedades occidentales, las cosas de la sociedad se ventilan públicamente.

 

GANANCIA DE FUNCIÓN y PÉRDIDA DE LIBERTAD

Las pruebas de ganancia de función, en especial manipular virus para alcanzar gran capacidad infecciosa de humanos, muestran la complejidad de la relación Ciencia Sociedad.  Ninguna puede actuar sin interrelación con la otra.

Por su peligrosidad, ningún grupo científico o entidad investigativa nacional o internacional debiera estar autorizada a manipular patógenos con total desconocimiento del público y sin que organizaciones científicas supervisoras garanticen que sus procedimientos son éticos y seguros. Este es un asunto de bioética, pero además político.

La OMS está demostrando no estar preparada para esta función. Y los políticos en todas las latitudes evidentemente no pueden manejar situaciones tan complejas, lo cual parece estar indicando el fin del político, ese individuo verborreico y atento a las encuestas, para dar paso a elección de organismos colegiados con rápido cambio de los miembros, responsables en equipo a todos los niveles, desde el municipal al mundial.

El Dr. Fauci negó bajo juramento ante el Congreso que financiaran la ganancia de función en Wuhan. Luego dejó abierta la posibilidad de que científicos chinos a los que subvencionaron, mintieron y emplearan dinero de los contribuyentes norteamericanos, en matar norteamericanos.

En mi criterio, si este no es un delito, es una evidente incompetencia. Es tiempo que asuntos complejos dejen de enfrentarse con personalismos y que el Dr. Fauci se retire y deje paso a otros científicos para rectificar errores y enfrentar lo que viene. En ningún caso intereses o criterios estrechos desde grupos, pueden poner en peligro la viabilidad de la humanidad y nuestro derecho (individual y grupal ) a actuar con libre albedrío.

Andres R. Rodríguez es Científico, Biólogo. Investigador premiado con varios libros editados, entre los que se encuentran: «Lista de Nombres comunes y científicos de peces marinos cubanos (Nomenclator)» (1984, CIP, 82 pp); «Breve Diccionario de Biología Pesquera” (Mar y Pesca, 1986-1987 80pp), «Peces marinos importantes de Cuba» (1987, Ed. Científico-Técnica, 236 pp), “Ecología Actual, Conceptos Fundamentales” (2000, UdO, 134 pp.), “Maritime Dictionary-Diccionario Marítimo (Eng-Spa)” (2009, Ed. Myths and Books, 400 pp) ¨Fábulas vivas¨ (Amazon/Alexandria Library, 2015), «Colonial Havana˗Trinidad” (2018, Amazon/Ed. Alexandria 150 pp), «Havana 500 Anniversary” (2019, Amazon/Ed. Myths and Books 120 pp). ), «Destellos al Alba” (2019, Amazon/Ed. Myths and Books 120 pp, Ensayo). «Caribbean Touristic Dictionary” (2019, Amazon/Ed. Myths and Books 165 pp), «Ecologia para Ecotourismo» (2020, Amazon/Ed. Myths and Books 380 pp), «La Verdad es llama” (2020, Amazon/Ed. Myths and Books 180 pp) En preparación: «Caribbean Ecotourism and Submarinism Eng-Spa”, «Ecotourism Multilingual Dictionary”, «Diccionario de Biología Pesquera”. Ha sido finalista en los concursos literarios “Historias sobre la Historia”. Silva Editorial (2006, Barcelona.) y Premio Orola con “Tacto”, (2009, Madrid). Actualmente es hombre de negocios, consultor de pesca, turismo, medioambiente, periodista freelance.

3 Comments

  1. Julio Soto Angurel

    Ningún país, ninguna bandera, ningún estado, deja libre a sus universidades, mundo académico, a su mundo científico.
    Todos, absolutamente todos los estudiantes universitarios son en algún momento de su paso por un centro de estudios superiores y científicos, reclutados, controlados, supervisados y dirigidos por un estamento de seguridad y militar que se ocupa del mundo acdémico y científico.
    En Estados Unidos, Cuba, China, Rusia y en todos los países, las bibliotecas y centros de información, están minuciosamente supervisadas por los cuerpos de seguridad y se chequean rutinariamente los intereses de lectura de sus usuarios y se tienen muy en cuenta las solicitudes de bibliografías que sus lectores solicitan en susn departamentos de referencia. Todos estos sitios tienen que hacer entrega a los cuerpos de seguridad una infiorme de todo esto.
    A mi no me pueden decir que los chinos espían porque los cuerpos de sweguridad tienen que recibir obligatoriamente los informes de los perfiles de intereses de todos sus usuarios.
    No hay desarrollo científico si antes no existe búsquedas de infiormación científica-técnica.
    El espionaje científico de los chinos, simplemente se permitió y propició con décadas de anticipación.
    Los centros de investigación científica invariablemente están conectados con las fuerzas militares del estado donde funcionan.
    Los generales de los ejércitos conocen a los mejores prospectos en investigación cientítifica y están muy atentos al resto de los investigadores que dan apoyo y los mantienen reclutados y controlados en secreto y conocen muy bien si las investigaciones tienen aplicaciones militares efectivas.
    Todo en el mundo científico, si da resultado y funciona en el mundio civil, es porque ha pasado antes por el mundo militar y ha dejado ganancia de funciones.
    Las investigaciones de ganancia de función son una modalidad de investigación, donde un individuo, sea militar o no, piensa en una posibilidad para lograr algo que sirva para ser usado militarmente y se hace primero en laboratorios para estudiarlo, investigarlo, crearlo, desarrollarlo y poner en marcha.
    Por eso es que existe la guerra biológica, bacteriológica, micro biológica etc. Siempre hay que matar seres vivos o dejarlos maltrechos.
    Es impensable ver el mundo científico aparte y fuera del mundo militar y de los poderes de la oligarquía que tiene los poderes reales en ese estado.
    Los científicos y todo el mundo académico, siempre están controlados y subordinados a los oligarcas del poder.

    • Andrés R Rodríguez

      Gracias Sr Soto. Tengo la esperanza que lo que Ud afirma, deje algún resquicio al libre albedrío de los individuos. Creo que hay cierto control, pero no es absoluto en occidente, no así en China, Rusia, Irán, Cuba.

  2. Gustavo Lima

    Gracias por este articulo tan conciso e informativo asi como la respuesta dada a su comentario

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*