El video de Carlos Lage -Un anuncio político no pagado-

Por Manuel C. Díaz.

Si Carlos Lage viviese en un país democrático habría tenido que añadirle al inesperado video que acaba de subir a las redes sociales, la ya conocida y obligada advertencia de “anuncio político pagado”. Porque eso es lo que parece.

Pero en Cuba, donde Carlos Lage vive, no hay anuncios políticos: ni pagados ni sin pagar. Es que no hacen falta. Los líderes en ese país, desde el presidente de la república hasta el de los Comités de Defensa, no son elegidos; son designados. No hay, como alguna vez hubo, verdaderas elecciones: mítines de campaña, pasquines electorales, y voladores de a peso.

Es por eso por lo que el nostálgico y reflexivo video de Carlos Lage -tan bien redactado y editado- no es más que el primer paso de una cuidadosa operación cuyo objetivo es, primero, reinsertarlo en un cargo de dirección en el gobierno para después ponerlo al frente del país -recordemos que fue vicepresidente del Consejo de Estado durante dos décadas- en sustitución del desacreditado e incompetente Diaz-Canel.

Es así de simple. Olvídense de las referencias a su edad: “Nunca pensé que cumpliría 70 años”. Y a las de su familia: “Fragua, aliento, fortaleza y refugio”. También de las que poéticamente se refieren a la isla “como el caimán que cabe en un abrazo”. Y es que todas ellas han sido insertadas en el texto para otorgarle al mismo un carácter personal. Es decir, las reflexiones de un sencillo medico de barrio que celebra su llegada a la tercera edad compartiendo imágenes en las redes sociales con familiares y amigos.

En las que realmente hay que fijarse son en las referencias de carácter político. Por ejemplo, en las de sus comienzos como dirigente: “Las tareas y responsabilidades en las organizaciones juveniles, en el Partido y en el gobierno, marcaron mi existencia”. O en las de su lealtad a Fidel: “Casi 20 de los 70 años de mi vida fueron junto a él. Mi admiración y cariño hacia Fidel no es modificable”.

Y, por último, en las que hace sobre el socialismo cubano y sobre la necesidad de cambiarlo: “Confío en la Revolución y creo firmemente que el socialismo es una sociedad más justa y más humana. Aunque a ese socialismo solo se pueda llegar con cambios profundos, muchos más que en los últimos 20 años”.

Lo que habría que preguntarse es por qué Carlos Lage, que fuera uno de los hombres más poderosos de Cuba y de quien no se había sabido nada desde su destitución en 2009, reaparece de repente en el escenario nacional compartiendo reminiscencias personales y anécdotas de jubilado feliz: “Practico pesca submarina y juego cancha todos los sábados”. ¡Por favor!

También habría que preguntarse por qué habla ahora, justo después de las protestas del 11 de julio. ¿Cuál es el propósito de este video que parece dirigido no a los cubanos de a pie, sino al gobierno de Estados Unidos? Solo le faltó pedir el levantamiento del embargo, la eliminación de las sanciones y el restablecimiento de relaciones diplomáticas. Pero, sobre todo: ¿Por qué la dictadura lo ha permitido?

Ojo, en Cuba nada es fortuito. Quizás sea en verdad un “anuncio político no pagado”.

2 Comments

  1. Pingback: El video de Carlos Lage -Un anuncio político no pagado- – Zoé Valdés

  2. idd00jea

    Ya sabemos muy bien quién es Carlos Lage, y lo que es capaz de decir y hacer por seguir medrando y «chupando del bote».

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*