El último poema

Imagen Gordon Johnson

Por Ulises Fidalgo.

 

Por fin dejaste de amarla,

 

Menos mal que todo ha vuelto a ser todo y nada más.

 

Las flores ahora huelen sólo por sus perfumes,

Y la música te lleva el alma, también sólo por sus sonidos,

El ocaso se te quedó en nubes de colores con figuras caprichosas,

 

Y el mar,

Aunque azul,

Nada más es el mar.

 

¿Y la poesía,

Qué es sino palabras?

 

¡Ha regresado la tranquilidad!

 

Dale gracias a la suerte aunque el corazón sea de nuevo una bomba de sangre.

 

Ulises Fidalgo es Profesor de Matemáticas de Case Western Reserve University. Jefe de Redacción de ZoePost.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*