Mundo

El hospital infantil más grande de Ucrania, el hospital Okhmatdyt en Kyiv, fue deliberadamente alcanzado por un misil del ejército ruso el 8 de julio

Por Ruslan Spírin.

El 8 de julio, Rusia lanzó otro ataque terrorista utilizando 38 misiles de varios tipos contra Ucrania. Kyiv, Dnipro, Kryvyi Rih, Sloviansk y Kramatorsk fueron atacados; al menos 32 personas han sido reportadas como muertas y 125 heridas. Solo en Kyiv, 22 personas murieron y 72 resultaron heridas como resultado del bombardeo. Se reportó que edificios residenciales fueron dañados en toda Kyiv, con incendios en 6 distritos de la ciudad.
El hospital infantil más grande de Ucrania, el hospital Okhmatdyt en Kyiv, fue deliberadamente alcanzado por un misil del ejército ruso el 8 de julio. Este hospital realiza alrededor de 7,000 cirugías complejas cada año, diagnostica y trata enfermedades hematológicas, proporciona tratamiento a niños con cáncer y realiza trasplantes de médula ósea para niños enfermos. Los edificios operativos del hospital, incluido el más nuevo construido en 2020 con equipo médico moderno, fueron dañados; algunos edificios de la institución médica fueron destruidos. Hay personas bajo los escombros, 2 personas murieron y 16 resultaron heridas, el número exacto de heridos y muertos aún se desconoce. Según datos preliminares de los investigadores del Servicio de Seguridad de Ucrania, el ejército ruso utilizó un misil de crucero estratégico Kh-101 para atacar esta instalación médica. El ataque ruso al hospital infantil está clasificado como un crimen de guerra con procedimientos penales en curso. El hospital de maternidad de Kyiv también fue dañado en el último de una serie de repetidos ataques rusos contra Kyiv el mismo día. Al menos 7 personas murieron y 3 resultaron heridas después de que el hospital fuera alcanzado por escombros. Rusia no puede alegar ignorancia sobre dónde vuelan sus misiles y debe ser plenamente responsable de todos sus crímenes. Contra las personas, contra los niños, contra la humanidad en general. Es muy importante que el mundo no guarde silencio sobre esto ahora y que todos vean lo que es Rusia y lo que está haciendo. De hecho, lo único que Rusia hace hacia la seguridad mundial es desestabilizarla y arruinarla. Por lo tanto, Ucrania está iniciando la convocatoria de una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU en respuesta al ataque de Rusia contra la infraestructura civil, incluido un hospital infantil.
El 1 de julio, Rusia comenzó su cínico e injusto mes de presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que tiene la responsabilidad principal de mantener la paz y la seguridad internacionales según la Carta de la ONU. Ese mismo día, el ejército ruso atacó un total de 11 regiones ucranianas: Chernihiv, Mykolaiv, Luhansk, Kirovohrad, Zaporizhzhia, Sumy, Dnipropetrovsk, Kyiv, Kherson, Kharkiv y Donetsk. Estos ataques en toda Ucrania mataron a 5 personas e hirieron a 31. El 3 de julio, Rusia continuó y lanzó un ataque combinado de drones y misiles en la ciudad de Dnipro. El ataque terrorista resultó en 5 muertos y más de 50 heridos, la destrucción de objetos civiles, incluidos edificios, un hospital, una empresa y un centro comercial dañado. Los ataques rusos contra Ucrania mataron al menos a 7 civiles e hirieron al menos a 43 el 5 de julio en las regiones de Donetsk, Kharkiv, Kherson y Odesa. Las regiones de Cherkasy, Chernihiv, Dnipropetrovsk, Kyiv, Luhansk, Mykolaiv, Sumy y Zaporizhzhia también fueron atacadas.
Las agencias de aplicación de la ley de Ucrania han iniciado investigaciones sobre 135,654 crímenes de guerra y crímenes de agresión, así como 18,024 crímenes contra la seguridad nacional. Estos incluyen el asesinato de 12,598 personas (incluidos 555 niños) y las heridas a 21,846 civiles (incluidos 1,438 niños). Los oficiales de la ley ya han documentado 301 casos confirmados de violencia sexual relacionada con el conflicto (CRSV). Las fuerzas de ocupación rusas utilizan la violencia sexual como un método de guerra a una escala sin precedentes, en particular para intimidar, vengarse o “castigar” tanto a civiles en los Territorios Ocupados Temporalmente (TOT) como a prisioneros de guerra ucranianos, independientemente del género o la edad.
El 14 de septiembre de 2023, la oficina de campo de la Corte Penal Internacional (CPI) comenzó a trabajar en Kyiv. Esto ayudará a fortalecer la cooperación entre las instituciones de aplicación de la ley de Ucrania y la CPI para acercar el momento de las sentencias legales y merecidas para los criminales rusos.
Rusia debe ser llevada ante la justicia por las instalaciones de infraestructura civil dañadas o destruidas en Ucrania. Su número, registrado por las agencias de aplicación de la ley ucranianas, ha superado los 175,000 (175,293 sitios, incluidos 141,428 edificios residenciales, 3,349 instituciones educativas y 798 instituciones médicas, 627 edificios culturales y 189 edificios religiosos, y 7,434 redes de agua y electricidad). Más de 200 escuelas fueron destruidas y más de 1,600 escuelas dañadas. Esto significa que aproximadamente una de cada siete escuelas en Ucrania ha sufrido daños, lo que ciertamente conduce a una falta de acceso a la educación para los niños. Se dañaron 1,618 instalaciones médicas y 214 fueron completamente destruidas. Sin embargo, Rusia no solo intenta destruir nuestros hospitales, sino también ambulancias y farmacias, roba equipos y medicamentos, y mata a nuestros médicos. Las pérdidas totales del sector médico debido a la guerra son de al menos 17.8 mil millones de dólares. El costo de restaurar el sector de salud de Ucrania a partir de las consecuencias de la invasión se estima en más de 14 mil millones de dólares durante los próximos 10 años.
La agresión rusa destruye el patrimonio cultural de Ucrania a una escala no vista desde la Segunda Guerra Mundial. Ha dañado o destruido 2,003 objetos de infraestructura cultural, incluidas 711 bibliotecas, 116 museos y galerías, 37 teatros, cines y filarmónicas, así como 964 objetos del patrimonio cultural de Ucrania, incluidos monumentos, arte monumental y arquitectura. La UNESCO estima el costo total de los daños a los sectores de cultura y turismo en Ucrania en casi 3.5 mil millones de dólares en los últimos dos años. Según la UNESCO, se necesitarán recaudar cerca de 9 mil millones de dólares entre 2024 y 2033 para financiar los esfuerzos de recuperación y reconstrucción.

Ruslin Spírin es embajador de Ucrania para Hispanoamérica.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*