EDITO

Dinesh D’Souza:   LA PERSISTENCIA DE LA VERDAD

Por Gloria Chávez Vásquez.

El escritor y comentarista indoamericano, Dinesh D’Souza, (1961), ha terminado por convertirse en uno de los documentalistas políticos más importantes de esta época. Sus libros y películas son todo un evento, tanto nacional como internacionalmente. Sus documentales son impecables y muy bien informados.

Hillary’s America (2012) se convirtió en éxito de taquilla y un referente para la historia. Obama’s America (2016), fue la segunda película de estilo documental político más taquillera producida en los Estados Unidos. El más reciente, titulado 2.000 Mulas, producido en colaboración con el grupo de integridad en las elecciones True the Vote, debuta la primera semana de mayo.

El film

La película 2.000 mulas presenta evidencia irrefutable acerca del fraude electoral perpetrado en 2020 en Estados Unidos.  es una denuncia sobre el esquema de manipulación de votos llevado a cabo en cinco estados claves durante las elecciones Arizona, Georgia, Pennsylvania, Michigan y Wisconsin. Estos son los mismos estados en los que Trump ganó en 2016. En 2020 esos votos fueron a Biden. Explica, además, cómo Joe Biden, que perdía por gran margen durante la noche de noviembre 3, obtenía gran número de votos en los días posteriores. El fraude fue posible gracias a los negacionistas y a la complicidad de los partidistas que torpedearon la investigación. A eso se agrega el temor colectivo al caos social y a la posibilidad de un conflicto civil.

Catherine Engelbrecht, fundadora de TtV y productora asociada del documental, dijo que el término “mula” se había escogido, por la similitud en los métodos empleados en el narcotráfico. Las personas envueltas en esas operaciones fraudulentas “actúan igual que un cartel. Esto es en esencia, tráfico de votos”: los recogedores, las casas o caletas donde se trama el fraude y se distribuyen los votos falsos, que son las agencias ONGs. En este caso, “mulas” son las que depositan los votos falsos en las urnas.

El documentalista

Nativo de Bombay, India, Dinesh llegó a EE. UU en 1978 como estudiante de intercambio. Su admiración por la democracia en Estados Unidos, fue el aliciente para naturalizarse y con el tiempo convertirse en prominente investigador y cineasta, analista y buscador de la verdad. Graduado en Dartmouth College además de trabajar como periodista, fue presidente de King’s College, en Nueva York (2010-2012).

D’Souza navega contra la corriente todo el tiempo. La prensa de izquierda insiste en desacreditar su trabajo y los desinformadores se refieren a él como a un delincuente, provocador, o en el mejor de los casos, un loco aficionado a las conspiraciones. Perseguido y acosado por su defensa de la libertad y sus raíces católicas, sus enemigos políticos le acusaron de fraude en 2014 por donar fondos a la campaña de un amigo que se postulaba para el Senado. Un juez demócrata lo sentenció a ocho meses, cinco años de libertad condicional y una multa de $ 30.000. Ya bajo libertad condicional, fue indultado por el presidente Trump en 2018.​

Dinesh D’Souza

La investigación

La columnista del New York Post, Miranda Devine, que estuvo en el preview de 2.000 Mulas, declara que este documental provee la evidencia más contundente hasta la fecha, del esquema sistemático para cambiar los resultados del proceso electoral.

Una de las múltiples escenas en los videos de vigilancia rescatados para el documental, de las mulas cogidas con las manos en la masa constituyen una firme evidencia:

Es medianoche. Un hombre sale de un auto que se ha detenido frente a una urna de votaciones.  El individuo mira a todos lados para asegurarse que nadie le ve. Se acerca a la urna, introduce un ‘racimo’ de sobres con votos y regresa a su auto. Luego se dirige a la próxima urna, y después a otra y a otra, repitiendo el proceso.

Devine reportó luego, que la red de “mulas” incluía personas en los estados más disputados, como Filadelfia, Georgia y Arizona, donde las ONGs se dedicaron a manipular los votos en lugar de ayudar a los votantes a depositar su voto en las urnas. La dimensión de la operación es alucinante, señaló la periodista. Cuando ves a la ‘mula’ en el video, te das cuenta de cómo se lleva a cabo el truco.

The Western Journal, importante periódico con sede en Fénix, Arizona, y uno de los pocos en investigar el fraude electoral y en tratar de exigir respuestas del presidente Biden, informó que el silencio del mandatario al respecto, ha sido total. Aparte, los medios partidistas se han dedicado a desacreditar agresivamente las investigaciones.

En entrevista con Charlie Kirk, a principios de abril, en Turning Point USA, Gregor Phillips y Catherine Engelbrecht, explicaron los detalles de cómo su organización identificó las mulas.

La investigación se llevó a cabo con los medios más sofisticados de vigilancia. Para evitar dañar a personas inocentes que pasaron legítimamente por las urnas, TtV compró y escrutó los datos celulares de septiembre, octubre y noviembre, que demostraban actividad antes, durante y después de las elecciones. El rastreo se concentra en las 2.000 mulas más prolíficas.

Las autoridades estadounidenses emplean este tipo de tecnología todo el tiempo. El FBI, la utilizó para identificar a los republicanos que protestaron en el Capitolio el 6 de enero, 2021. El New York Times compró esa información; sin embargo, ni el FBI ni el NYT lo hicieron para investigar el fraude electoral.

La organización TtV adquirió 4 trillones de señales de geo-localización de celulares que estuvieron cerca a las urnas donde se depositaban los votos y de las ONGs que participaban en las elecciones, durante las semanas que condujeron al voto del 3 de noviembre, 2020.

El grupo investigador se enfocó en las mulas que recogían los sobres con los votos de dichas ONGs. Una de las más notables, en Georgia, fue la de la política demócrata, Stacey Abrams, Fair Fight Action. Sus mulas llevaban los grupos de votos a diferentes urnas, depositando de 3 a 10 sobres en cada urna, prosiguiendo a la siguiente.

En el documental, Phillips dice que en Atlanta se identificaron 242 mulas que depositaron votos un promedio de 24 veces en las urnas. En Filadelfia, la ciudad donde el fraude tuvo proporciones industriales, se identificaron 1.155 mulas. Algunas de ellas introdujeron hasta 100 votos en las urnas. En Yuma County las mulas depositaron votos falsos hasta 31 veces en las urnas.

El Impacto

Como resultado, por lo menos 380.000 votos, potencialmente fraudulentos, se identificaron en el proyecto. D’Souza argumenta que esto significa un impacto en el resultado de las elecciones. Por cada una de las 2.000 mulas, el número promedio de depósitos en las urnas fue de 38 y por lo menos 5 sobres depositados en cada visita.  Aun esta muestra de solo 2.000 mulas en estados claves le da a Trump el triunfo con 279 votos electorales frente a los 259 de Biden.

El expresidente Donald Trump, quien apoya las acciones legales que buscan transparencia en el conteo de votos, en los estados implicados, compara las elecciones 2020 a un robo de diamantes en la joyería Tiffany. “No se pueden recobrar los diamantes, pero se puede evitar que vuelvan a robar”-asegura él.

Dinesh D’Souza, por su lado, concluye que “Sin elecciones libres y justas, no somos una democracia sino un cartel criminal disfrazado de democracia”.

2.000 mulas se exhibe en teatros de USA a partir del 2 de mayo. La premier virtual en la red es el sábado, mayo 7, a las 8 p.m. hora del este. La página en la red es  http://2000Mules.com.

Gloria Chávez Vásquez es escritora, periodista y educadora, reside en Estados Unidos.

One Comment

  1. Gracias muchas gracias por la informacion estaba detras de ella y atenta a no hacerla pasar he seguido siempre a Dinesh por la crudeza de sus informaciones sin pelos en la lengua y sin miedo a la censura aun tras la condena al carcel despues del escandalito PragerU se vendio a la izquierda descaradamente (Harvest Prayer ) traicionando a Dinesh y a Trump

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*