Cultura/Educación

‘Cuentos cubanos: isla y exilio’ selección de cuentos de Manuel C. Díaz  

Manuel C. Díaz

POR CARLOS GARCÍA PANDIELLO

ESPECIAL/EL NUEVO HERALD
24 DE JULIO DE 2022 9:00 AM
Manuel C. Díaz acaba de publicar ‘Cuentos cubanos: isla y exilio’, una selección donde por primera vez reúne sus mejores historias junto a otras que han permanecido inéditas. ARCHIVO Miami Como casi todos los periodistas, Manuel C. Díaz suele compartir sus escritos en las redes sociales. Sin embargo, por mucho tiempo el escritor cubano –asiduo colaborador de el Nuevo Herald– se resistió a hacer lo mismo con sus trabajos de ficción. Eso a pesar de los elogios que recibía por la publicación de sus artículos de opinión, reseñas de libros y crónicas de viajes. Díaz opinaba que en estos tiempos casi nadie tiene paciencia para ponerse a leer en Facebook un relato de seis, ocho o diez cuartillas. Pero cuál no sería la sorpresa del autor cuando, tras decidirse a compartir un cuento inédito con sus seguidores –La visita–, en pocos días recibió tal cantidad de comentarios que lo llevaron a replantearse la opinión que hasta ese momento había sostenido. Ahora, pensando tal vez en los lectores que no conocen su obra, Díaz acaba de publicar Cuentos cubanos: isla y exilio, una selección donde por primera vez reúne sus mejores historias junto a otras que han permanecido inéditas. La visita es el cuento que encabeza dicha selección. Pero, ¿qué aspecto de la cuentística de Manuel C. Díaz, en este caso de La visita, motivó una reacción tan masiva entre sus lectores digitales, como si en vez de un cuento hubiese publicado una foto de su último viaje a Madrid o Roma? Pienso que la principal virtud de su arte narrativo radica en la habilidad para integrar en una misma historia las experiencias individuales y las vivencias colectivas, los recuerdos personales y la evocación histórica, esto dentro de los consabidos límites del género y sus rigurosas leyes. Para lograr esa síntesis se requiere de un olfato especial en la selección de temas, ambientes y personajes, talento para el que Díaz parce estar especialmente dotado. Por ejemplo, tanto en La visita como en un cuento titulado El chorizo del capitán Maldonado, el autor relata los horrores del presidio político cubano sin recurrir a los tópicos que suelen hallarse en la literatura y el cine de temática carcelaria. La vieja máxima de que “menos es más”, tan afín a la narrativa breve, queda confirmada en estas historias que también reafirman lo que Juan Bosch explicaba con un aforismo: “La novela es extensa; el cuento es intenso”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*