Texas emite segunda acusación legal a Netflix por película ‘Cuties’

Por Redacción.

Un Gran Jurado del condado Tyler,  Texas, se ha movilizado para devolver una acusación criminal contra Netflix, planteada a mediados de Septiembre pasado, que específica que el Gigante del Streaming está promoviendo material lascivo contra la infancia como puede verse en la película francesa, Cuties.

Los detalles de la demanda fueron revelados por la cadena Fox a través de documentos oficiales en los que especifican que Netflix promovió «a sabiendas» material visual que «representa la exhibición lasciva de los genitales o el área púbica de una niña vestida o parcialmente vestido que tiene menos de 18 años en el momento en que se creó el material visual, lo que puede  atraer  un  interés lascivo mediante el sexo, y no tiene ningún valor serio, literario, artístico, político o científico «.

Como era de esperarse, Netflix se ha defendido calificando el film francés como  y citamos textualmente » una historia poderosa sobre la presión que enfrentan las niñas en las redes sociales y de la sociedad en general cuando crecen».

Sin embargo tras esta nueva demanda en el Estado de Texas, los directivos de esa plataforma de Streaming, replicaron que «Cuties es una advertencia  social contra la sexualización de los niños pequeños por lo que ese cargo no tiene mérito y apoyamos la película».

Mientras tanto, la escritora y directora de Cuties, la cineasta franco-senegalesa  Maïmouna Doucouré, también escribió anteriormente  un artículo de opinión para el Washington Post. En él afirma que: “Nosotros, como adultos, no les hemos dado a los niños las herramientas para crecer sanos en nuestra sociedad”.

La película, que desde su lanzamiento ha recibido una avalancha de críticas negativas asociadas a la pedofilia y la trata de niños ha puesto en peligro las suscripciones de Netflix,  cuenta la historia de una niña senegalesa de 11 años que, mientras descubre su maduración sexual, busca la aceptación en su familia religiosa y en el grupo de jóvenes bailarines con los que espera hacerse amiga.

La película provocó una reacción violenta e incluso condujo al hashtag #CancelNetflix como tendencia en las redes sociales.

En una declaración en la página de Facebook de la oficina del fiscal de distrito del condado de Tyler, Lucas Babin, dijo que después de ver la película, «sabía que había una causa probable para creer que era un delito». Y continuó: “Los legisladores de Texas creen que promover cierto material lascivo de niños tiene consecuencias destructivas. Si ese material se distribuye a gran escala debemos procesar con mayor énfasis».

En Texas como en casi todo EEUU cualquier acto lascivo, de exhibición o erotismo asociado con niños menores de 18 años es considerado un crimen y por lo general recibe condenas máximas. Netflix no debe tener patente para exhibir lo que en EEUU es delito grave, dijeron varias fuentes oficiales del estado consultados por ZoePost.

La nueva demanda texana pide en última instancia,  al presidente Trump  que instruya al Departamento de Justicia para que investigue Netflix no solo por esta película, sino por su patrón de comportamiento», dijo Melissa Henson, directora de programas del Parents Television Council, una organización educativa no partidista que aboga por el entretenimiento responsable. «Esperamos que Netflix sea más responsable y se abstenga de sexualizar a los niños para el entretenimiento en el futuro».

 

ZoePost utilizó para este artículo, informaciones de prensa, Fox New, Medios conservadores y consultas personales con especialistas del estado de Texas.  Foto Reuters.

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*