Quién es la Jueza Amy Coney Barrett nominada por Trump a la Corte Suprema

Por Carlos Carballido.

Amy Coney Barrett, a quien el presidente Donald Trump eligió para el cargo vitalicio en la Corte Suprema de Estados Unidos, fue profesora en la Escuela de Derecho de Notre Dame durante casi 20 años hasta que en el 2017 asume como jueza de la corte de apelaciones del circuito 11, con sede en Chicago. Su historial jurídico es impecable y se ha destacado en casos que involucran varios temas candentes, incluido el aborto, derechos de armas, inmigración y las cuestionadas agresiones sexuales en las universidades estadounidenses. Nacida en Nueva Orleans, Luisiana,  Barrett tiene 48 años, es de formación católica y tiene  siete hijos, de edades comprendidas entre los 8 y los 19 años y  dos de ellos fueron  son adoptados en Haití.

La nominación de la jueza ocurre a menos pocas semanas de las elecciones donde el presidente Trump buscará su segundo mandato y según fuentes del Senado su confirmación puede ocurrir en votaciones de 57 a 47 aunque dos senadores ya manifestaron que no votarán antes de las elecciones de Noviembre.

Se espera que las discusiones sean tan dramáticas y escandalosas como siempre ocurre con los nominados republicanos aunque por ser mujer y tener dos hijos adoptados de la raza negra es muy difícil inventar acusaciones sobre los mantras del género y el perfil racial  que siempre esgrimen  los demócratas como asesinato de la credibilidad.

La Jueza Barrett seguramente recibirá encarnecidas críticas por su formación católica y sus posturas sobre temas que a continuación citamos:

  • ABORTO

Aunque Barrett no se ha pronunciado directamente sobre el aborto como jueza, ha emitido votos que señalan su oposición a los fallos que anulan las restricciones relacionadas con el tema. Los grupos por el derecho al aborto han expresado su preocupación de que Barrett pueda ayudar a revocar la histórica decisión de 1973 de la Corte Suprema de Roe v. Wade que legalizó esa práctica  en todo el país.

En 2016, Indiana aprobó una ley que requería que los restos fetales fueran enterrados o incinerados después de un aborto. Después de que los fallos de los jueces de los tribunales de primera instancia y de apelaciones determinaran que la ley violaba el derecho constitucional al aborto reconocido por la Corte Suprema, Barrett votó en 2018 a favor de volver a escuchar el caso, lo que indica la oposición a los fallos contra la medida. Ella fue superada en número en el Séptimo Circuito, pero la Corte Suprema luego restableció la ley de Indiana.

En 2019, Barrett votó a favor de volver a escuchar un fallo de un panel de tres jueces del Séptimo Circuito que confirmó un desafío a otra ley de aborto de Indiana respaldada por los republicanos. La medida de Indiana requeriría que los padres sean notificados cuando una niña menor de 18 años busque un aborto, incluso en situaciones en las que haya pedido a un tribunal que otorgue su consentimiento en lugar de a sus padres. Barrett nuevamente fue superado en número en el Séptimo Circuito, pero la Corte Suprema en julio desestimó el fallo en contra de la ley y ordenó que se reconsiderara el caso.

  • DERECHOS DE TENER ARMAS Y DEFENSA DE LA SEGUNDA ENMIENDA

La Jueza Barrett ha sido clara en  su apoyo a los derechos de los ciudadanos a tener  y discrepó en un un fallo del Séptimo Circuito con respecto a la posesión de armas por personas condenadas por delitos graves. Formó parte de un panel de tres jueces que desafiaron  una ley federal que prohíbe a las personas condenadas por delitos graves poseer armas de fuego. Un empresario que se había declarado culpable de fraude postal argumentó que la ley violaba la Constitución de los Estados Unidos que se le aplicaba. Los otros dos jueces, ambos nombrados por el presidente republicano Ronald Reagan, dijeron que la ley federal y otra similar de Wisconsin eran constitucionales. Sin embargo  Barrett no estuvo de acuerdo y escribió que, en ausencia de evidencia de que el hombre era violento, descalificarlo permanentemente de poseer un arma violaba la Segunda Enmienda de la Constitución. “La historia es consistente con el sentido común: demuestra que las legislaturas tienen el poder de prohibir que personas peligrosas posean armas”, escribió Barrett. «Pero ese poder se extiende solo a las personas que son peligrosas».

  • AGRESIÓN SEXUAL EN UNIVERSIDADES

En el 2019 Barrett falló en nombre de un panel unánime de tres jueces del Séptimo Circuito que facilitó a los estudiantes universitarios varones acusados ​​de conducta sexual inapropiada cuestionar la forma en que los tribunales del campus manejaron sus casos. La acusación involucró a un estudiante de la Universidad Purdue en Indiana que fue demandado por supuestamente  agredir sexualmente a una estudiante.

Barrett revivió una demanda del estudiante acusado que aseguraba  que la universidad lo había sometido a un procedimiento falso en el que no podía defenderse adecuadamente. La jueza concluyo que «El caso en su contra se redujo a un ‘él dijo / ella dijo’: Purdue tuvo que decidir si creer» a la mujer acusadora o al hombre acusado, escribió Barrett, y agregó que es plausible que los funcionarios de la Universidad Purdue “eligieron creerle al acusador » porque es mujer ”y no creer al acusado“ porque es hombre ”.

El fallo señaló que si una universidad adopta, aunque sea temporalmente, una política de sesgo que favorece a un sexo sobre el otro en una disputa disciplinaria para evitar responsabilidades o mala publicidad, equivale a discriminación sexual. De igual forma permitió que el estudiante procediera con la teoría de que el trato que Purdue le dio constituía una discriminación inadmisible basada en el sexo.

  • INMIGRACIÓN

En junio, Barrett dijo en una opinión disidente que permitiría  que una de las políticas de inmigración de línea dura de Trump avanzara en estado de Illinois. El litigio se centró en la regla de la «carga pública», una política de denegar la residencia legal permanente a ciertos inmigrantes que probablemente acudirían a la  asistencia del gobierno en el futuro. Barrett discrepó cuando un panel de tres jueces del Séptimo Circuito votó para detener la política en Illinois.

—0—

Esta es la segunda vez que la jueza ha estado en la mira para la Corte Suprema. La primera vez también una fuerte candidata que el presidente Trump valoró para sustituir al fallecido Juez Antonin Scalia.

Lic. Carlos Carballido es periodista freelance, productor TV. Vicedirector/Webmaster de ZoePost.

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*