Economía

Petróleo: Mierda del Diablo (I)

Obra Rolando Peña. Mandala Petroleo, 2009 Technique mixte 100 x 100 cm

Por Andrés R. Rodríguez.

 

Cualquiera que tenga el poder de hacerte creer idioteces, tiene el poder de hacerte cometer injusticias.

 

Voltaire.

 

Vivimos hoy en sociedades industrializadas, unas centrales, otras periféricas. Se industrializa todo, tractores, lápices, ideas, maternidad, sexo e ideas. Hay poco espacio para la originalidad. Es muy fuerte la presión sobre cada individuo para que se una a la masa estupidizada, es decir, industrializada. El individuo se tiene que ajustar a ciertos moldes únicos y pasar por la vida como por una línea de producción.

La industrialización ha sido un efecto de la Ciencia (que permite a genios y talentos razonar coherente, modular y sumatoriamente), la Tecnología (que permite trabajar en quipo a artesanos, talentos y genios, construyendo ingenios en equipo) y del abaratamiento de fuentes de energía, de las que el petróleo ha sido la fundamental. Las estructuras sociales, sin embargo, algunas han volado por encima del tiempo, pero otras se mantienen amarradas a los viejos atavismos tribales y de la forma de comunicarse de Homero y de Confucio. Y ello puede destruir el entramado civilizatorio.

Considerar conocimiento, cultura e información como valor, ha costado ríos de sangre sudor y lágrimas. Casi siempre perecieron las expresiones de alta cultura, generalmente aplastadas por hombres toscos, que impusieron su lobuna visión beligerante al mundo. ¿Hoy hemos vuelto a eso?

 

UN POCO DE HISTORIA

 

En tiempos prehistóricos un ser humano podía ser para otro una presa y una merienda. Atacar la aldea vecina era casi como un deporte. Las medallas eran partes de los vencidos, que se usaban como collares u objetos venerados. Luego por siglos las diferencias territoriales o de cualquier tipo se resolvieron en campos de batalla, que no eran más que estúpidos mataderos de hombres. Pero algo se había avanzado, allí ya rara vez alguien se merendaba a otro.

Hasta febrero de 2022 creíamos que esa herencia maldita había sido minimizada por las enseñanzas de las grandes matanzas del siglo XX (I y IIGM). Que eso de dominar territorios y/o acceder a determinados recursos naturales ya se dirimía civilizadamente, en las bolsas, en procedimientos bancarios, en altercados culturales, ideológicos, económicos o por diplomacia. Pero días atrás, un tal H Putin asombró al mundo con una declaración de que Rusia tenía derechos históricos de conquista de Ucrania, que valían más que el deseo expresado por los ciudadanos ucranianos de gravitar hacia Europa. Y el padrecito de todas las Rusias, envió a sus soldados a bombardear ciudades y plantas nucleares delante de los ojos desorbitados del mundo. Se trata de un Gengis Khan enarbolando misiles y suponiendo que las ideas de los demás son menos ideas que las suyas. Y los que no lo suscriba son enemigos.  Enemigos, que hasta la semana anterior pudieran haber sido  primos.

Se hizo evidente que aún hay mucha estupidez enquistada en palacios, rascacielos y bunkers. Ahora comprendemos que hoy quedan millones de generales, coroneles y soldados entrenándose para matar a otros con armas de destrucción masivas.

Ese reciente tour de force de Putin invadiendo Ucrania, es una muestra de que en algunos países sus generales siguen siendo el poder. Aplican criterios militares y aplastan población, elecciones y alternativas. A quien dude, lo apartan a como de lugar. Nosotros somos los que decidimos -creen- como lo hizo Moisés, Pedro el Grande o Napoleón.

En el caso de Putin y Rusia, su equivocación y su arrogancia tiene una fuente: petróleo. Rusia es uno de los mayores productores mundiales de crudo.

 

PETRÓLEO

 

El petróleo  (del latín “petroleum”, que significa “aceite de piedra) es una sustancia oleaginosa, oscura, de olor penetrante, pegajosa. Como líquido, es insoluble en agua, negruzco, grasoso. Es una mezcla en proporciones variables de hidrocarburos líquidos, sólidos y gaseosos, presentes de forma natural en reservorios bajo tierra. Procesado, es el combustible por antonomasia en los tiempos actuales. Su procesamiento en una refinería (craqueo) da lugar a gasolina, diésel, fuel oil e innumerables petroquímicos (plásticos, fibras, fertilizantes, fármacos, etc.).  El crudo contiene un 85% de carbono (C) y ese es uno de sus grandes problemas, porque su quema masiva luego de la Revolución Industrial (SXIX) implica liberar a la atmósfera grandes cantidades de carbono, generalmente como CO2, lo que ha determinado la alteración del contenido de gases de la atmósfera y acentuado su efecto invernadero, por tanto, el cambio climático. La contaminación es resultado de los petroquímicos, que son una gran multiplicidad de subproductos derivados del craqueo del petróleo crudo, que cooperan en la contaminación puntual y difusa que padece la biosfera.

El alza del precio del petróleo en 1973 y luego en distintas situaciones mundiales, es llamada “Crisis Energética”, pero en realidad la crisis es porque la demanda no ha dejado de crecer, aunque no ha dejado de ampliarse la producción de energía. La crisis se produce por el hambre descontrolada de energía que está mostrando la civilización industrializada, que para colmo pretende expandir los modos dilapidadores de energía de los primeros países que se industrializaron, a los que ahora se incorporan al industrialismo como Corea del Sur, China, India, Brasil, etc. La biosfera no da para eso.

Las mayores reservas están ubicadas en el subsuelo del Oriente Medio y en Venezuela. Los mayores productores de petróleo son Arabia Saudita, Rusia, EEUU, Nigeria, pero casi todos los países extraen alguna cantidad.

En realidad, la compra masiva de Occidente de petróleo a Rusia, es lo que ha habilitado tecnológicamente al ejército ruso, y lo ha impulsado a su actual aventura bélica.

 

CORRUPCION y GUERRAS

 

El petróleo se convirtió en el producto más importante y estratégico en el mundo. Pero no todo está bien con este. La amplia y muy creciente demanda, ha determinado que no exista algo como oferta y demanda o un “mercado mundial de petróleo”.

En cuanto a la mierda del diablo, los economistas no pueden encontrar una libre competencia de mercado para su demanda y oferta.  En realidad, muchos países han nacionalizado la producción y la maneja de manera monopólica un consorcio público, de lo cual el estado obtiene retas para distribuir entre los nacionales. En todos los países con gran producción de petróleo, los escándalos por corrupción son continuos. Son muy grandes las cifras monetarias que se manejan, desde la perforación hasta la exportación de crudo y como consecuencia ocurre robo y malversación y luego se lleva ese capital a paraísos fiscales.

Según el Índice de Transparency International (ver figura adjunta) no todos los países más corruptos del mundo, son petroleros. Pero entre los más sometidos a la corrupción, destacan países petroleros como Venezuela, Rusia, Libia, Turkmenistán, Nigeria, mientras algunos grandes productores presentan una aceptable transparencia como Emiratos Arabes Unidos, Noruega y EEUU.

Las guerras que se han producido por dominar las fuentes de petróleo son innumerables. La consideración de que el petróleo es indispensable para la seguridad estratégica de países industrializados, ha implicado una alianza indisoluble entre Estados-gobiernos y empresas petroleras, todos batallando por ampliar las fuentes y monopolizarlas. Esto es especialmente aplicable a grandes empresas privadas norteamericanas, conectadas con los gobiernos en Estados Unidos, sus agencias militares y de inteligencia. La mayoría de los casos registrados y de las acciones anticorrupción de la Comisión de Seguridad e Intercambio (SEC) y el Departamento de Justicia (DoJ), han estado relacionadas con petróleo y gas.

 

  1. El petróleo fue la causa de la traición de Hitler a Stalin en 1941, cuando la Wehrmacht invadió la URSS, aun cuando tenían un pacto de no agresión (Ribbentrop-Molotov). Alemania no tenía petróleo y los SS debían llegar al Cáucaso y el Mar Caspio, áreas ricas en mierda del diablo.

 

  1. El golpe de estado en Irán en 1953, patrocinado por los británicos, tuvo por causa su riqueza petrolera.

 

  1. Tuvo un papel central en la guerra de Yom Kippur en 1973

 

  1. Guerra Irán-Irak de la década de 1980

 

  1. Guerra del Golfo de 1991

 

  1. Guerra de Irak de 2001

 

  1. Guerra y desmembramiento de Libia, 2011

 

  1. Guerra en Siria, que ha destruido ese país recientemente.

 

EL CASO VENEZUELA

 

Cuando en 1908 se descubrió en Venezuela petróleo, que en el lago Maracaibo aflora casi a la superficie,  el pais pasó de ser agrario en manos de un militar latifundista (Gómez),  a tener pretensiones industrialistas. Pero aquello fue corrompido desde su inicio porque estaba en el poder ese militar ya autoritario y corrupto. Gómez repartía tabacos y prebendas entre sus amigos para convertirlos en sumisos súbditos y eso comenzó a hacer con el petróleo, negociando con las grandes petroleras internacionales.

A partir de entonces, la abundancia de petróleo hizo gravitar todo el sentir cultural e ideológico nacional hacia repartir esa riqueza de su subsuelo. Ello explica que, en los hechos, casi todos los partidos e intelectuales venezolanos son buenistas socialistoides.

Durante 1973 hubo una subida (boom) de precios que siguieron al embargo petrolero contra Occidente, acordado por las naciones árabes de la OPEP como represalia al apoyo brindado a Israel en su guerra de Yom Kippur. Es por ello que al primer gobierno de Carlos Andrés Pérez (1973-78) lo caracterizó una gran bonanza económica, pero apenas llegaba a ciertas capas de la población, mientras los políticos eran todos ricos. Los ingresos fueron enormes. Por ejemplo, en 1974 ingresaron al tesoro venezolano 10 mil millones de dólares, con una población de 12 millones de habitantes. En 1976 Carlos Andrés nacionalizó la industria petrolera, “para que fuera de todos los venezolanos”. Venezuela era el país de Hispanoamérica que parecía encaminarse al desarrollo. Se convirtió en una torre petrolera, con algunas industrias periféricas, pero contradictorias capacidades tecnológicas de refinación En teoría, a cada venezolano correspondían unos 10 mil de dólares anuales, sin moverse. En realidad, los políticos y empresarios corruptos, se embolsaron enormes sumas.

La “Venezuela  saudita” era un disfuncional petroestado, donde el populismo era el discurso repetido de intelectuales y políticos.  La corrupción fue rampante entre los políticos que se organizaron en dos bandos que se alternaban en el poder (y el desfalco), Copei (Partido Socialcristiano) y AD (Partido Acción Democrática). Por esta vía se diluyeron miles de millones de dólares. Y la segura renta petrolera estancó su economía, la gran burocracia se acostumbró a la facilidad del situado petrolero. Como se calculaba que en el subsuelo estaban las reservas mayores del mundo, se estimó que serían eternas y apenas se diversificaba la economía en algunos aspectos.

Las antes mencionadas contradicciones llevaron a que en 1999 comenzara la era de Chávez, cuyo populismo (su “Socialismo del Siglo XXI”) se basó en el incremento mayor y más largo de crecimiento de ventas de petróleo en toda la historia. El nivel de robo y corrupción entonces, supero todo lo anterior y no tiene parangón. Al asociarse la renta petrolera con entradas por trasiego de drogas, se explica el fenómeno de que aun sostenga en el poder Maduro. Aun asi, es inconcebible que Chávez haya dejado el pais endeudado.

El descomunal saqueo de recursos públicos (algunos cálculos lo ubican alrededor de 800 mil millones en todos estos años) es lo que produce la catástrofe humanitaria y migratoria que hoy vemos, cuando han salido de Venezuela entre 5 y 6 millones de emigrantes y refugiados.

Andres R. Rodríguez es Científico, Biólogo. Investigador premiado con varios libros editados, entre los que se encuentran: «Lista de Nombres comunes y científicos de peces marinos cubanos (Nomenclator)» (1984, CIP, 82 pp); «Breve Diccionario de Biología Pesquera” (Mar y Pesca, 1986-1987 80pp), «Peces marinos importantes de Cuba» (1987, Ed. Científico-Técnica, 236 pp), “Ecología Actual, Conceptos Fundamentales” (2000, UdO, 134 pp.), “Maritime Dictionary-Diccionario Marítimo (Eng-Spa)” (2009, Ed. Myths and Books, 400 pp) ¨Fábulas vivas¨ (Amazon/Alexandria Library, 2015), «Colonial Havana˗Trinidad” (2018, Amazon/Ed. Alexandria 150 pp), «Havana 500 Anniversary” (2019, Amazon/Ed. Myths and Books 120 pp). ), «Destellos al Alba” (2019, Amazon/Ed. Myths and Books 120 pp, Ensayo). «Caribbean Touristic Dictionary” (2019, Amazon/Ed. Myths and Books 165 pp), «Ecologia para Ecotourismo» (2020, Amazon/Ed. Myths and Books 380 pp), «La Verdad es llama” (2020, Amazon/Ed. Myths and Books 180 pp) En preparación: «Caribbean Ecotourism and Submarinism Eng-Spa”, «Ecotourism Multilingual Dictionary”, «Diccionario de Biología Pesquera”. Ha sido finalista en los concursos literarios “Historias sobre la Historia”. Silva Editorial (2006, Barcelona.) y Premio Orola con “Tacto”, (2009, Madrid). Actualmente es hombre de negocios, consultor de pesca, turismo, medioambiente, periodista freelance.

Rolando Pena, artista plástico venezolano.

 

One Comment

  1. Alejandro González Acosta

    Con mucha razón, el mexicano Ramón López Velarde dijo en “Suave Patria” (1921) que:”El Niño Dios te escrituró un establo/ y los veneros del petróleo el Diablo…”

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*