Las voces de las mujeres afganas

Mina Mangal, periodista afgana asesinada

THE VOICE OF AFGHAN WOMEN.

Por Kurtuluş BAŞTİMAR.

In those days, the entire world watches what is happening in Afghanistan… Taliban took the control over the country and many human rights activists, journalists, political leaders fled to other countries to seek asylum.

What drew my attention was the escape of men of Afghanistan. I will not blame them for escaping from Taliban who kills all people who were in cooperation with the United States of America. If there is an imminent risk to a life of a person, there is only one thing to do: escaping from that place. Tens of thousands of people did this already. However, what about the children and women? How can we imagine that women and children will survive under the pressure and death threat of Taliban now?

While men are escaping from Taliban, how women could resist in that territory against Taliban? In my opinion, women of Afghanistan were left to their own fate. There is no name, rights and identity of women in Afghanistan. They were left to a world which will be isolated from the world in which everyone survives. Taliban will surround the country with unseen curtains and no one will be allowed to leave Afghanistan. The voices and tears of women will not be heart and seen.

Girls will be prevented from going to schools, the girls who are at the age of 14 or 15 will be forced to get married to members of Taliban. The people of Afghanistan lost everything. I had a chance to speak one of my Syrian client last week and he told me a sentence that I will not be able to forget during my life: ‘‘ When we lost our country, we lost our dignity either’’ that sentences summarize what is happening and what will happen in the next days of Afghanistan. People left their country without any belongings other than the clothes they are wearing.

The people left their childhood, memories, happiness and hopes behind them. Those who managed to escape from the country, may never see their homes and territory. Those who could not escape will have to count the days to be killed by Taliban. The first female mayor of Afghanistan said: I am waiting for Taliban to come and kill me because there is no place to go. Unfortunately, the people were left to the hands of the death. And we, as people across the world, witness the death of humanity and human rights in Afghanistan.

 

Traducción al español:

Las voces de las mujeres afganas.

En estos días, el mundo entero observa lo que está sucediendo en Afganistán… Los talibanes tomaron el control del país y muchos activistas de derechos humanos, periodistas y líderes políticos huyeron a otros países en busca de asilo.

Lo que me llamó la atención fue la fuga de hombres de Afganistán. No los culparé por escapar de los talibanes que matan a todas las personas que cooperaban con los Estados Unidos de América. Si existe un riesgo inminente para la vida de una persona, sólo hay una cosa por hacer: escapar de ese lugar. Decenas de miles de personas ya lo hicieron. Sin embargo, ¿qué pasa con los niños y las mujeres? ¿Cómo podemos imaginar que las mujeres y los niños sobrevivirán ahora bajo la presión y la amenaza de muerte de los talibanes?

Mientras los hombres escapan de los talibanes, ¿cómo podrían las mujeres resistir en ese territorio contra los talibanes? En mi opinión, las mujeres de Afganistán fueron dejadas a su suerte. No hay nombre, derechos e identidad de las mujeres en Afganistán. Fueron abandonados a un mundo que estará aislado del mundo en el que todos sobreviven. Los talibanes rodearán el país con cortinas invisibles y nadie podrá salir de Afganistán. Las voces y las lágrimas de las mujeres no correrán sólo en el corazón, se verán.

Se impedirá que las niñas vayan a la escuela, las niñas que tengan 14 ó 15 años se verán obligadas a casarse con miembros del Talibán. El pueblo de Afganistán lo perdió todo. Tuve la oportunidad de hablar con uno de mis clientes sirios la semana pasada y me dijo una frase que no podré olvidar durante mi vida: »Cuando perdimos nuestro país, perdimos nuestra dignidad también», esas frases resumen lo que está sucediendo y lo que sucederá en los próximos días en Afganistán. La gente salió de su país sin más pertenencias que la ropa que lleva puesta.

La gente dejó atrás su infancia, recuerdos, alegrías y esperanzas. Aquellos que lograron escapar del país, es posible que nunca vean sus hogares y territorios. Aquellos que no pudieron escapar tendrán que contar los días para ser asesinados por los talibanes. La primera alcaldesa de Afganistán dijo: “Estoy esperando que los talibanes vengan y me maten porque no hay lugar adonde ir”. Desafortunadamente, la gente quedó en manos de la muerte. Y nosotros, como personas de todo el mundo, seremos testigos de la muerte de la humanidad y de los derechos humanos en Afganistán.

Kurtuluş BAŞTİMAR es abogado en DDHH en la ONU y escritor.

One Comment

  1. Pingback: Las voces de las mujeres afganas – – Zoé Valdés

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*