Imago

Por Catriel Leiras 

En el intento de entender las cuestiones existenciales que nos aquejan, llego a conclusiones vagas y muchas veces, a ninguna.

Esto me sucede a menudo <muy a menudo>

Hoy pensaba en mi país, Argentina. Un sitio que hacia mediados del siglo XX se dio a la tarea de inmolarse, y lo está haciendo magistralmente.

La demagogia, envidia e ignorancia, fueron los ingredientes que se han utilizado en esta receta casi perfecta para la destrucción.

Los resultados de ese cóctel infalible no son sorprendentes, al menos para quienes hemos leído la historia política de la humanidad hasta la fecha, saltando renglones o yendo de atrás hacia adelante inclusive.

Nos podemos remontar a siglos remotos, pero por ahora prefiero quedarme en estos últimos dos de los que la mayoría hemos sido testigos.

Quizás por la inmediatez en la información, tenemos la desafortunada memoria corta muy <corta> y la larga también. Así que ¿para qué irse tan atrás?

San Juan, Argentina; 1944:

El gran terremoto que arrasó con la provincia de San Juan y se sintió en la capital argentina, Buenos Aires, a más de de mil kilómetros de distancia, sería, para muchos el comienzo del fin.

Este fenómeno natural, fue la catapulta para que el General Juan Domingo Perón entrara en la historia del país y no saliera más nunca de ella, ni los argentinos de él.

El temblor de casi 8 puntos en la escala de Richter se sigue sintiendo aún en la actualidad; este fue el detonante para que la pareja <Perón-Eva Perón> se encontraran para sembrar la semilla de la discordia en los libros de historia.

Ella con una sed de <venganza> intrínseca; nacida en Los Toldos, provincia de Buenos Aires, hija de una unión <ilegítima> y víctima de los desafíos sociales en una época en que ser hijo <bastardo> era motivo de acosos y estigmas.

Él, nacido a finales del siglo XIX, sin mayores conflictos familiares, hijo de inmigrantes europeos; desarrolla su carrera militar desde muy joven. Admirador de Benito Mussolini, estudiaría a detalle el Fascismo y Nazismo, entre otros sistemas europeos de la época y por los cuales llega al concepto de <Socialismo democrático> y comienza entonces, su <cruzada> con estas bases, para llegar finalmente al poder, en 1945.

Si bien hay información para redactar un libro más gordo que la Biblia, quiero establecer cómo dos polos opuestos en todos los aspectos, serían una combinación que, en mi humilde entender, establecería, quizás, el <antes y después> del Gran País del Sur.

Mientras Eva daba rienda suelta a su sed de venganza (para muchos <justicia social> regalando a manos sueltas bienes públicos a pobres y no tan pobres también) dejó en la ruina a decenas o cientos de familias acaudaladas que hicieron sus pequeños <imperios> a golpe de trabajo en un país que levantaron desde cero.

Su popularidad, inevitablemente, crece a borbotones; y esto era exactamente lo que Perón necesitaba para conquistar al <pópulo> y crear un país donde el sindicalismo fuera el Rey.

Hoy se están viendo las consecuencias de lo que acarrea quitarle al <rico> para redistribuir la buenaventura entre los menos afortunados.

Cuando digo <Imago> pienso en el concepto de Carl Jung.

Trato de ir a lo más íntimo de cada uno de nosotros para entender el origen de lo <externo> de lo que finalmente somos parte y no simplemente un puñado de testigos. Toda acción tiene una reacción, y ¿quién mejor que un político para usar esto cómo estrategia hacia el triunfo?

La fórmula que nunca fallará, más allá de sus imperfecciones, será la de la libre empresa y el conocimiento. Un pueblo educado e independiente del estado no es atractivo para ellos… por algo será.

 

5 Comments

  1. Victor Fernandez

    Excelente

  2. Maria E. enriquez

    Me gusto mucho tu articulo, los comunistas odian la independencia , creatividad y la prosperidad. Ellos necesitan esclavos para vivir de ellos. Benduciones.

  3. Gorila Orgullosa

    Como dijera acertadamente no sé quién, “la política es el arte de disfrazar de interés general el interés particular”. La sed de venganza de la toldeña y la megalomanía del “descamisado” (a quien le sobraban las camisas) destruyeron Argentina.
    Magnifico artículo.

  4. Vivian

    ¡Excelente, te felicito!

  5. Isabel

    Loved it!!!
    Couldn’t agree more.
    It is saddening, that those of us, who very well know the narrative, are blinded.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*