Hungría y Polonia deben resistir

Víctor Orban

Por Zoé Valdés.

Leo lo siguiente en un artículo publicado en Libertad Digital:

(…) en Varsovia y en Budapest tenían otros planes. Los gobiernos de Mateusz Morawiecki y Viktor Orbán llevaban meses criticando una cláusula con la que se pretendían vincular los fondos europeos al «respeto al Estado de Derecho». Polacos y húngaros temen que la Comisión y el Parlamento Europeo aprovechen esta cláusula para interferir en asuntos de política nacional que, a su juicio, deben decidirse en el marco de la soberanía nacional.

Y muy cierto es. Porque tanto Mateusz Morawiecki como Viktor Orban saben de lo que hablan con relación a la Unión Europea y estos Estados pedigüeños en vías del comunismo y cuyo proyecto es el hueso coloraoatroz de la persecución, la intolerancia, la censura, el aniquilamiento humano.

No por gusto ambos líderes han demostrado coraje a la hora de prohibir cualquier símbolo comunista y cualquier tipo de loas al comunismo (más de 100 millones de víctimas) en sus países; porque conocieron en carne e historia propias es que perciben el peligro, sobre todo por parte de España, donde el Gobierno pacta con criminales terro-comunistas.

Pulse aquí para continuar leyendo en Libertad Digital.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*