Mundo

El unicornio verde olivo, Los aseres tóxicos, la patria y la pipa de laguer.

Por Félix Antonio Rojas.

 

Al teniente coronel del minint Silvio Rodríguez le han dado la orden de hacerse la pregunta desde su lujosa mansión en la barriada de Siboney, por qué entre sus vecinos la palabra diálogo se ha vuelto tan difícil.

Hay que recordarle al teniente coronel del minint, que en el 2003 en la Cuba socialista a la que él ha representado durante décadas, como el eficiente diputado abanderado por todas las tierras de América y el resto del mundo, tres jóvenes negros que no le dieron ninguna opción de dialogar con sus verdugos, fueron fusilados por órdenes de su querido comandante, en nombre de su amada revolución, con el apoyo de su firma y la de otros tantos miserables como él.

Es sumamente sospechoso que un personaje que ha estado ligado a los pasajes más oscuros de la tiranía castrista, salga así repentinamente, como un espontáneo más a cuestionar la rigidez del régimen. Bajo dictadura nada se improvisa, todo es planificado y programado desde quinquenios.

La palabra diálogo es tan difícil de encontrar en una sociedad totalitaria y militarizada, gracias a comisarios políticos como Silvio Rodríguez, que prestaron su voz, su imagen, sus textos, y su vida, para inflar la gran mentira, para ocultar los miles y miles de crimines del régimen castrista, y que desde su confort, se encargaron ellos mismo de desaparecerla del mapa como el bistec y la libertad.

Por otra parte, la Isla esquizofrénica ha dado rienda suelta a sus herméticos hijos de la Gran Logia de Cuba, silenciados y penetrados durante mas de 60 años por la seguridad del estado. Premio burlesco a la participación de muchos masones en el asalto al cuartel Moncada y al apoyo al movimiento terrorista M26J en contra del gobierno próspero y progresista del general Batista. Esperemos que al gran maestro grado 33 no le hayan dado la orden igual que al que “susurraba” a los disidentes en los actos de repudio en 1980.

En este mundo contemporáneo existen grandes masones que colocaron el mandil masónico en la Luna, 33 minutos después del alunizaje por el rito escocés y otros que han sido cómplices del silencio con su pueblo, los que no tenían ninguna oportunidad a dialogar, mientras ellos sin el arquitecto del universo lo aceptaban como un dogma inamovible.

En esa misma línea declara Luis Manuel Otero Alcántara que él exige un diálogo con el hermano de La Bestia y con el de los tenis Onitzuka Tigers, olvidando la supuesta huelga de hambre de la dignidad y dando cordel al nuevo boom del performance, del diálogo de Tania Bruguera, sus centenares de detenciones en un día y el hombre invisible Carlos Manuel Álvarez, que hoy está en La Habana, mañana en Cárdenas, pasado en New York, y el fin de semana reunido con Soros.

Todas estas acciones ilógicas para los que hemos mantenido una postura frontal contra el régimen desde siempre, no es más que el reflejo del cambio fraude que denunció en reiteradas ocasiones Oswaldo Payá antes de ser asesinado y, que con la nueva comparsa de youtubers desde Miami, los aseres tóxicos sin pipa de laguer y la farándula del performance, quieren implantar en Cuba con el beneplácito de la dictadura y sus lacayos.

En cualquier momento y no será de extrañar, que el mismo Raúl Castro se siente a dialogar con él mismo.

La Cloaca reventó en demasía y no por el cambio climático…

 

Nota: Las minúsculas son adrede.

Félix Antonio Rojas es friki freelance.

3 Comments

  1. lamasiel zupova

    Genial artículo,compartido en mi muro

  2. Pingback: El unicornio verde olivo, Los aseres tóxicos, la patria y la pipa de laguer. – – Zoé Valdés

  3. Edmme Baguer

    Muy bueno.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*