EDITO, Mundo

El primer martes del último domingo

Por Félix Antonio Rojas.

Imagínense una competencia de atletismo donde participen los 195 países que existen en el planeta y que el corredor que representa a la Argentina quede en el  puesto número 194, (sólo le gana al corredor de Venezuela que queda último). Imagínense que después en una elecciones deportivas sea votado el corredor que quedó en el penúltimo lugar, con el 36,68 por ciento como el mejor deportista argentino por encima del ganador del campeonato del mundo de fútbol, Leo Messi; ¿impensable, no?

Pues increíblemente eso pasó este último domingo en las elecciones para la presidencia en Argentina.  Una parte del pueblo votó por el ministro de economía del gobierno actual Sergio Massa, que tiene sumido al país en la crisis económica más grande de la historia y con una inflación que alcanza los tres dígitos, 140 por ciento y con un dólar que se cambia a día de hoy a mil cien pesos. Siendo el país con más inflación del mundo después de la dictadura comunista Venezolana.

Increíblemente  hasta los criminales de la familia Castro en Cuba. tienen la inflación y el valor del dólar más bajos que el gobierno Kirchnerista que representa Sergio Massa. Países exóticos  con tribus milenarias y con una economía  basada en pastores de cabras y una agricultura primitiva y rudimentaria como Sierra Leona, Malawi y Eritrea, también tienen la inflación más baja que la del ministro Massa.

Hoy martes, la única solución para una transformación de 180 grados de la sociedad y la economía es el líder de La Libertad Avanza Javier Milei, transgresor y brillante economista de la escuela Austriaca, que fue el segundo candidato más votado con el 30,6 por ciento. Siendo  el único político argentino que tiene un proyecto de gobierno y un plan económico serio y rompedor con la viejas políticas decadentes, incompetentes y rancias del Kirchnerismo empobrecedor y tercermundista, para volver a la senda de las transformaciones profundas que necesita la economía y la sociedad con urgencias.

Milei representa la libertad vs socialismo populista, el asado vs polenta, el orden y la ley vs la delincuencia y la violencia del narcotráfico, la dolarización vs el peso del político corrupto,  la nueva política vs la casta, el sentido común vs  el adoctrinamiento ideológico, Fátima Flórez vs el fantasma de Cristina Stalin de Kirchner.

Esperemos que para las elecciones de noviembre donde se decide el presente de la república, el pueblo entienda que es una anomalía votar al ministro de economía Sergio Massa que tiene a la Argentina en el puesto número 194,  y vote con ilusión  a Javier Milei, el Messi de la transformación de la Argentina del futuro.

¡Viva la Libertad, carajo!

Félix Antonio Rojas es friki freelancer.

One Comment

  1. La alianza anticomunista y patriótica protagonizada por Milei y Bullrich ciertamente es una buena noticia para todos, una oportunidad para muchos y una necesidad de Cambio real. Ya puede hablarse de anticonunismo real y profundo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*