Devaluación de la moneda planeada por Cuba pudiera hacer tambalear al mismo régimen, según Financial Time

Por Marc Frank. Financial Time/Redacción ZoePost.

Para el prestigioso Financial Time lo único que podría desestabilizar en este momento al régimen castrista es el régimen mismo con su proverbial mediocre y/o ausente sentido para la economía al hacer un nuevo cambio de moneda que pudiera destruir definitivamente la basura de economía castro-comunista impuesta durante más de 62 años. Ningún movimiento opositor de ningún corte es aquí mencionado. Ojo al dato.

Claro, el FT no puede impedirse echarle la culpa de las colas en Cuba a Trump y las sanciones y no al régimen. Las colas en Cuba existen desde el mismo año 1960, y nos asiste la razón de la experiencia. Pero al encuadrar el FT la debacle castrista dentro del desastre económico producido por Castro-Canel no hace más que darle la razón a Trump, porque sólo endureciendo las medidas Cuba podría por fin desembarazarse de quien único la bloquea en todos los aspectos: la tiranía de 62 años representada por el dúo maléfico de gobernantes.

Aquí el artículo:

«Cuba planea una devaluación de su moneda de grandes proporciones.

La peor crisis económica desde la caída de la Unión Soviética obliga al gobierno a acelerar las reformas Cuba se está embarcando en la mayor devaluación de su moneda (peso) desde el inicio de su revolución de 1959 así como también la eliminación de un sistema de doble moneda mientras el gobierno comunista lucha contra su peor crisis económica desde el colapso de la Unión Soviética.

El peso, que se ha fijado artificialmente en paridad con el dólar estadounidense durante décadas, se valorará en 24 pesos por dólar a partir del 1 de enero, según anunció el presidente cubano Miguel Díaz-Canel. La medida intenta asemejarse al tiempo en el que los ciudadanos podían cambiar su salario en una moneda convertible (CUC o chavito) pero con la diferencia que ahora será eliminada.

Díaz-Canel, flanqueado por el líder del Partido Comunista Raúl Castro durante una breve aparición televisada, advirtió que la medida no era una fórmula mágica que resolvería los problemas económicos del país, sino que ayudaría a allanar el camino. “Esto colocará al país en mejores condiciones para llevar a cabo las transformaciones que demanda la actualización de nuestro modelo económico y social”, dijo.

El gobierno de Cuba está ansioso por que la devaluación no alimente los disturbios, particularmente dadas las recientes expresiones de disidencia de artistas que exigen mayores libertades.

El gobierno planea multiplicar por cinco los salarios y las pensiones estatales para compensar la inflación que probablemente generará la devaluación. Sin embargo, el 40 por ciento de la fuerza laboral que trabaja en los sectores privado e informal, o los que viven de la tierra, tendrá que lidiar con el golpe salarial por su cuenta.

“Van con un ajuste cambiario estilo ‘big bang’, aunque intentarán regular los impactos con medidas administrativas y reprimiendo la inflación”, dijo Pavel Vidal, ex economista del Banco Central de Cuba que enseña en la Universidad Javeriana de Cali, Colombia. “No hay unificación total de monedas, porque la economía se está dolarizando, pero van a avanzar mucho en la unificación de los tipos de cambio”, agregó.

El efecto devastador del coronavirus en el turismo, la caída de los ingresos extranjeros por la exportación de servicios médicos y el endurecimiento de las sanciones estadounidenses han creado la peor crisis de liquidez en Cuba desde principios de la década de 1990.

En 2019, el gobierno comenzó a abrir tiendas de monedas fuertes para capturar divisas negociables en el sector minorista, argumentando que no tenía dinero para importar muchos bienes y luego venderlos en pesos.

Como parte de las nuevas reformas, La Habana ha revelado recortes en los subsidios a las empresas estatales. Se verán afectados por el desguace del peso convertible, porque se les permitió usarlo a tipos de cambio preferenciales, halagando sus cuentas.

Ni el peso oficial ni el “CUC” son negociables fuera de Cuba, y los economistas han argumentado durante mucho tiempo que el sistema de doble moneda es tan difícil de manejar que obstaculiza las exportaciones del país, fomenta las importaciones y dificulta el análisis de las ganancias corporativas.

Como parte de la transición, el gobierno de Cuba ha dicho que aceptará pesos convertibles a la tasa actual de 24 a uno durante seis meses y convertirá las cuentas bancarias con precios en pesos convertibles. Alejandro Gil, ministro de Economía, ha dicho que espera una mayor devaluación en el futuro.

La escasez de productos básicos y las largas colas en las tiendas han sido una característica de la vida en Cuba desde que la administración de Donald Trump endureció las sanciones contra el país en 2019.

El desabastecimiento se ha visto agravado por la pandemia del Covid 19 , porque Cuba importa alrededor del 60 por ciento de sus alimentos, combustibles e insumos para sectores como el farmacéutico y la agricultura.

El gobierno cubano aún tiene que proporcionar datos económicos este año, pero la Comisión Económica de la ONU para América Latina y el Caribe predice que la economía se contraerá un 8 por ciento después de un desempeño lento en los últimos cuatro años. La mayoría de los otros analistas extranjeros dijeron que el comercio se redujo en al menos un tercio.

La reforma monetaria largamente esperada es clave para el éxito de muchas otras reformas orientadas al mercado que se están llevando a cabo en la isla dirigida por los comunistas en su intento de alejarse de una economía dirigida al estilo soviético. Es valorado positivamente por empresarios extranjeros, diplomáticos en La Habana y analistas en el exterior.

“Si la administración de Díaz-Canel puede implementar exitosamente una unificación y devaluación, las fuentes de inversión extranjera directa serán de apoyo, al igual que los gobiernos”, dijo John Kavulich, presidente del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba.“Las empresas estadounidenses permanecerán inactivas [por las sanciones], pero listas cuando surjan oportunidades”, agregó.

Fuente Financial Times.

One Comment

  1. Pingback: Devaluación de la moneda planeada por Cuba pudiera hacer tambalear al mismo régimen, según Financial Time – – Zoé Valdés

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*