Economía

¿Un Pearl Harbor en el siglo XXI?

Por Dr. Rafael Marrero

Foto de DW

Según el informe “China: la amenaza de pulso electromagnético”, presentado por el Grupo de Trabajo EMP sobre Seguridad Nacional, el gobierno chino podría usar tres armas de tecnología avanzada para atacar la red eléctrica de los Estados Unidos, en algo así como un asalto sorpresa tipo Pearl Harbor del siglo XXI.

Como parte de la llamada Guerra Total de Información, dichas armas podrían llevar a EE. UU. a un apagón mortal, que derivaría en fatales consecuencias tanto para diversos sectores de la economía como para la seguridad nacional.

De acuerdo con el autor del reporte, el director ejecutivo del Grupo de Trabajo EMP, Peter Cry, la invasión incluiría ataques de piratas cibernéticos a computadoras y con armas de pulso electromagnético de gran altitud (HEMP), lanzadas desde satélites, barcos y tierra.

En su informe de 14 páginas, Pry dijo que la doctrina militar de China, que incluiría un ataque HEMP, derrotar a los portaviones estadounidenses y dar una sorpresa Pearl Harbor, está repleta de planificación técnica y operativa consistente con un ataque nuclear.

Armas chinas con tecnología de EE. UU.

De acuerdo con el reporte, los chinos han desarrollado esas tres armas mediante el robo de tecnología estadounidense.

El armamento estaría conformado por:

  1. a) Red de satélites EMP: capaces de flotar en el cielo durante años.
  2. b) Armas súper EMP: ojiva nuclear a usarse contra barcos y en el campo de batalla.
  3. c) Misiles de alta velocidad: capaces de enviar una ojiva a 5 veces la velocidad del sonido.

Básicamente, el principal blanco de ataque sería la red eléctrica nacional, aprovechando nuestra supuesta vulnerabilidad a ataques electrónicos dada nuestra alta informatización. Con un apagón total, las afectaciones serían muy severas, particularmente en:

Bancos

Sistemas telefónicos

Centrales eléctricas

Centrales siderúrgicas

Portaaviones

Satélites

Según otro informe realizado hace ocho años, cuando Pry era miembro clave de una comisión EMP del Congreso, un ataque de esta índole contra la red eléctrica de la costa este, por ejemplo, podría provocar la muerte del 90% de la población dentro de un año debido a los saqueos, la falta de alimentos y agua, y los ataques de desesperación que ocasionaría entre la población.

En opinión de Pry, “Estados Unidos debería estar muy preocupado por un escenario en el que China usa armas espaciales nucleares, con ojivas especializadas, para barrer rápidamente de los cielos a los satélites estadounidenses”. De ser así, dichos satélites podrían ser reemplazados por similares chinos a fin de “paralizar las capacidades militares de Estados Unidos”.

Obviamente, nuestro país no está cruzado de brazos frente a ninguna de las amenazas chinas. Y para muestra, el más reciente anuncio del Departamento de Defensa (DOD por su sigla en inglés).

Lista “negra” de empresas chinas en EE. UU.

De conjunto con todas las acciones que se están tomando para ponerle freno a la nación asiática, el DOD acaba de publicar una lista que incluye a 19 corporaciones chinas, actualmente en operaciones en nuestro territorio y estrechamente vinculadas con el ejército chino.

Según ha trascendido, el listado se hizo conforme a la Ley de Autorización de Defensa Nacional de 1999 y en él aparecen compañías que son propiedad o están controladas por el ejército del país asiático. Tales corporaciones responden a disímiles sectores, tales como el aeroespacial, tecnológico, telefónico y nuclear, por citar tan solo algunos.

*Nótese que uno de los llamados “sospechosos habituales” es Huawei, compañía de telefonía inteligente a la que Washington acusa de robar secretos comerciales y colaborar con el espionaje chino.

Repercusión en torno al listado

De acuerdo con el portavoz del Pentágono, Jonathan Rath Hoffman, se espera que “esta lista sea una herramienta útil para el gobierno de los Estados Unidos; para que las empresas, los inversores, las instituciones académicas y los socios afines realicen la debida diligencia (antes) de asociarse con estas entidades”.

El senador republicano, Marco Rubio, por su parte, calificó a la lista de “un comienzo, pero lamentablemente inadecuado”, dado que “solo toca la superficie de la explotación del gobierno chino en contra de los mercados de capitales de Estados Unidos” y “omite a las redes de compañías afiliadas y subsidiarias”.

Incompleta o no, lo que sí ha trascendido ya es que el presidente, Donald Trump, podría aplicar la Ley de Poderes Económicos Internacionales de Emergencia (IEEPA por su sigla en inglés) en contra de todas estas corporaciones.

Una de ellas, Hikvision, respondió rápidamente al anuncio del DOD, calificando a su inclusión como “sin fundamento” y aludiendo que “opera independientemente” del ejército chino. Huawei, sin embargo, ha hecho mutis de momento.

Ya sea que estemos bajo el supuesto peligro de un nuevo Pearl Harbor o que, efectivamente, estas empresas respondan y actúen de conformidad con los intereses de su gobierno comunista, Estados Unidos sabrá responder como corresponde. De hecho, Trump acaba de afirmar que no descarta “romper todos los puentes” con Beijing.

Definitivamente, hay que ponerle un stop a las ambiciones comerciales, tecnológicas y militares chinas por el bien de nuestra seguridad nacional.

Fuente : Hablemos de Negocios 

One Comment

  1. Heidys Yepe

    Excelente disertación Doctor. Solo necesitamos que gane Trump para parar esta gran amenaza.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*