Sus vidas o muertes estarán en manos de Dios

Oswaldo Payá Sardiñas

Por Guillermo Fariñas Hernández.

La Chirusa, Santa Clara, Cuba, 10 de marzo del 2021; (Cartero Antitotalitario).

Si se mira en restrospectiva el momento histórico-económico-político y social que se respira en la Cuba actual y en el entorno internacional respecto a la Isla, cualquier observador aguzado puede percibir una altísima peligrosidad para los opositores anticastristas, que han denunciado y rechazan un pacto anti-democrático disfrazado de una Espuria Salida Democrática.

Al observar lo ocurrido tras el arribo de Barack Obama a la Oficina Oval de la Casa Blanca y compararlo con la reciente llegada a la presidencia de los Estados Unidos de América de Joe Biden, sin lugar a dudas existen algunas peligrosas similitudes. Algo que se constituye es una clara amenaza para la permanencia con vida de los considerados contestatarios incómodos.

Al momento de la entrada de Obama a la Máxima Magistratura del país con la mayor economía mundial, son muchos los que piensan que uno de los líderes opositores cubanos más reconocidos -si no el más- internacionalmente era Oswaldo Payá Sardiñas. Por su función como Gestor Principal en el “Proyecto Varela” y haber recibido el Premio “Andrei Sajarov” del Parlamento Europeo, entre otros galardones.

A pesar de que existían otras personalidades anticastristas muy mediáticas, Payá era la más altamente peligrosa de todas para los planes en ciernes de una Salida Amañada al sistema autocrático vigente en el Archipiélago. Nacido en el capitalino barrio del Cerro, nunca se caracterizó por ejecutar acciones contestatarias en las calles, como sí lo hacían otros de sus homólogos, que supuestamente eran las actividades de mayor repercusión.

Puesto que de una manera precoz, el también Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) denunciaba sin cesar un hasta ese momento “insólito” Cambio Fraude, entre la Administración Obama y la Junta Militar NeoRaulista en el país, Payá además, parecía poseer bien ubicados, informantes en el exilio o extranjeros, que lo mantenían al tanto de la traición en gestación.

Las partes históricamente enfrentadas, léase El Régimen Castrista y funcionarios decidores del Partido Demócrata de los Estados Unidos de América, de un modo muy discreto negociaban en total secreto. Después se ha conocido, que a través de la mediación del Estado del Vaticano, sucedieron en algunas locaciones de Europa para luego concretarse, dichas negociaciones, en Canadá.

Oswaldo Payá Sardiñas y algunas otras personalidades internacionalmente reconocidas del Anticastrismo resultaron abordadas de maneras indirectas por las partes que negociaban, para que se prestasen a la Farsa de Transición Política. La respuesta de Payá es conocida, ya que arreció sus denuncias respecto al Cambio-Fraude, lo que le costó a mediano plazo su propia vida.

Sin embargo; la negativa de Payá Sardiñas a entrar en el contubernio impío no detuvo los planes estratégicos de los Mercaderes Políticos, tanto con tendencias democráticas como autocráticas. Con la visión que concede el tiempo y la experiencia respecto a lo acontecido la desvergüenza de los seres sin principios nunca se detiene, pues es la eterna lucha entre bien y mal.

Lo primero que ejecutaron en la praxis los gestores de La Gran Traición Obamista contra la Democratización Auténtica de la Sociedad Cubana, fue identificar a una o varias personalidades contestatarias, dispuestas a aceptar el supuesto Pacto Democrático Espurio. Basándose fundamentalmente en la errada noción de arrancarle algo a la Junta Militar en ejercicio del poder absoluto, durante tanto tiempo.

Por lo general los escogidos poseían 2 características como anticastristas públicos: 1) Todos estaban a favor del levantamiento del Embargo Comercial y Financiero de los EEUU a la Dictadura Fidelista y 2) Ninguno de ellos había sido condenado a penas de cárcel por sus labores pro-democráticas dentro de la Isla-Prisión.

Un segundo acto ejecutivo entre aquellos que gestaron la ya referida Gran Traición Obamista contra la Democratización Auténtica de la Sociedad Cubana, resultó en la entrega desmedida y aparentemente “irracional” de cuantiosos premios a una de las personalidades prodemocráticas. Con el sesgo de que la persona escogida se caracterizaba por tener una franca proyección como Izquierdista Democrática y hasta Socialdemócrata. Tendencia que nos es mayoritaria entre los anticastristas.

Esto, unido a toda la elevación artificial y de franco mercadeo mediático de la personalidad contestataria escogida por la Administración de Obama, sin previa consulta o consenso con los otros actores del diario enfrentamiento a la Junta Militar NeoRaulista, trajo todo un grupo de malos entendidos entre los anticastristas al interior de Cuba, y hasta entre compatriotas que residían en el exilio.

El objetivo de la desmesurada cantidad de premios recibidos por esa personalidad anticastrista, quien había sido determinada a dedo por El Obamismo era la de opacar a todos los otros opositores no violentos al interior de la Patria con El Prestigio Internacional obtenido a través del planificado marketing mediático, para que cuando se hiciesen públicas las negociaciones secretas, se impusiera La Visión Colaboracionista con El Castrismo.

No obstante; aunque quienes dentro de la Administración de Obama deseaban imponer a la opinión pública nacional e internacional como la personalidad contestataria predominante a la figura escogida, no pudieron imponérsela como un líder absoluto a la gran mayoría de los otros dirigentes opositores no violentos, incluido el hoy difunto Oswaldo Payá Sardiñas.

Frente a todo este fiasco en el ya relatado plan de Marketing Político y detalladamente planificado por Los Think Tanks del Colaboracionismo Imposible con La Junta Militar NeoRaulista cubana,  el sector más punitivo y violento del Fidelismo Tardío escogió asesinar a Oswaldo Payá, para que no se opusiera públicamente a los resultados de las Negociaciones Secretas.

Se debe puntualizar, que a pesar del concretado asesinato de Payá Sardiñas en el año 2012, a la misma vez, también algunos de los líderes opositores que denunciaban La Falsa Transición padecieron atentados a sus vidas y en algunos casos quedaron vivos solo por la determinación de Dios. Así a la denominación Cambio-Fraude de Payá se comenzaron a oír los conceptos Putinismo, Salida Egipcia o Salida Birmana, pero todos traían la denuncia contra una Pactación Indigna con El Castrismo.

Las condiciones actuales son muy similares a las que existían en vísperas de La Gran Traición Obamista contra la Democratización Auténtica de la Sociedad Cubana. Hoy solamente cambian las condiciones desesperadas de los ciudadanos y ciudadanas en la Isla. A eso se le debe agregar, que la precariedad gubernamental de la Junta Militar NeoRaulista en ejercicio del Poder Ejecutivo es más notoria que antes.

En estos tiempos, los comunicadores de los medios oficialistas al servicio de la Dictadura Castro Tardía no se esconden para mostrar un impaciente y esperado apuro donde la Administración Biden de pasos a una Segunda Temporada de Deshielo Obamista, que le permita tomar oxígeno económico a la Junta Militar NeoRaulista en franca bancarrota, acentuada por la paralización de la Industria Turística y las acusaciones de Esclavitud Moderna en las contrataciones de servicios médicos profesionales.

Un primer paso en el remake de la fracasada Gran Traición Obamista contra la Democratización de la Sociedad Cubana, lo constituyó la Carta Abierta al Presidente Joe Biden por 80 Representantes a la Cámara de los Estados Unidos de América por el Partido Demócrata. Misiva en la cual se le solicita al actual inquilino de la Oficina Oval, que haga todo un grupo de concesiones políticas a cambio de nada. Olvidando muy convenientemente el fiasco sufrido por Barack Obama.

Aquellos que luchan contra la Junta Militar NeoRaulista y no toleran o tolerarán ningún tipo de Pacto Indigno con El Castrismo deben estar muy atentos a las traiciones tras bambalinas en ciernes. Pero fundamentalmente vigilar y denunciar todas las acciones excesivas de marketing mediático-político y al otorgamiento de premios internacionales desmesurados a actores fuera de Cuba, que sólo sirvan de soporte al olvido de los Principios Democráticos.

Para desgracia de la Patria Cubana las anteriores traiciones a la real Democracia Representativa, durante los 2 mandatos de la Administración Obama son heridas abiertas y aún dolorosas por el desprecio a los ciudadanos a liberar. La pasada semana dieron el rostro para apuntalar otra Gran Traición 8 decenas de legisladores estadounidenses, aunque debemos poseer lucidez y esperar, que pronto saldrán anticastristas fabricados, chantajeados, comprados o convencidos a respaldarlos en esas abyectas peticiones.

Ante el desespero y el miedo por perder el Poder Político los entes más agresivos y violentos dentro de las filas de los órganos represivos de la Junta Militar NeoRaulista, pudieran estar optando por el Asesinato Político de algunas de las personalidades antidictatoriales que luchan día a día dentro de Cuba y no acatan una Salida Engañosa. A pesar de estos tener sus vidas en vilo, una mayoría se continuará oponiendo a una Falsa Solución Democrática y sus vidas o muertes estarán en manos de Dios.

Guillermo ‘Coco’ Fariñas es líder opositor de FANTU, ex preso político.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*