Política

“¡Suerte que los desclasifiqué!”: Trump responde a la publicación de la foto con documentos de alto secreto

Por Redacción ZoePost/Agencias.

El exinquilino de la Casa Blanca insinuó que el FBI “arrojó documentos al azar por todo el suelo” de su residencia para probablemente fingir que lo hizo él, y luego difundir la foto.

El expresidente de EE.UU., Donald Trump, ha reaccionado a la publicación de una foto hecha por el FBI durante el registro de su residencia de Mar-a-Lago en la que aparecen documentos etiquetados como de alto secreto/SCI [información sensible compartimentada] y secretos/SCI.

La imagen trascendió tras presentar el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés), la noche de este martes, un documento ante el Tribunal del Distrito Sur de Florida en el que califica de “innecesario” el nombramiento de un jurista especial para analizar los documentos confiscados durante el registro, tal y como lo solicitaron los representantes legales del exmandatario en una moción legal el pasado 22 de agosto.

“Es terrible la forma en que el FBI, durante el asalto a Mar-a-Lago, arrojó documentos al azar por todo el suelo (¡quizás fingiendo que fui yo quien lo hizo!), y luego comenzó a tomar fotos de estos para que el público los viera. ¿Pensaban que [ellos] querían mantenerlos en secreto? ¡Suerte que [los] desclasifiqué!“, escribió Trump en su cuenta en la red social Truth Social, citado por CBS.

Por su parte, desde el DOJ argumentan que una revisión de archivos, clasificados por parte de un agente judicial, “impediría a la Comunidad de Inteligencia llevar a cabo su revisión en curso acerca del riesgo para la seguridad nacional que puede haber causado la conservación inadecuada de estos materiales altamente sensibles, y la identificación de medidas para rectificar o mitigar cualquier daño”.

Asimismo, aseguran haber recopilado evidencias de que “probablemente hubo esfuerzos para obstruir la investigación gubernamental” por parte del equipo de Trump, mientras que los registros “fueron probablemente ocultados y retirados” de la residencia del expresidente antes del allanamiento del FBI.

Desde el organismo también acentúan que el exinquilino de la Casa Blanca no está facultado para guardar registros presidenciales, ya que estos documentos “no le pertenecen” a él, sino al Gobierno. “La Ley de Registros Presidenciales deja claro que Estados Unidos tiene “la completa propiedad, posesión y control de ellos”, argumentan.

Por otra parte, destacan que, en documentos recientes presentados ante la Justicia, Trump promovió “una narrativa incompleta e imprecisa” acerca del registro de Mar-a-Lago.

Dudas sobre la total cooperación de Trump

El pasado viernes, el DOJ reveló que los investigadores encontraron 184 documentos únicos con marcas de clasificación entre los materiales que los Archivos Nacionales y la Administración de Documentos (NARA, en inglés) recogieron inicialmente de Trump a mediados de enero pasado. El organismo remitió luego el asunto al DOJ para un examen posterior, recoge CBS.

En el documento de este martes, los fiscales federales indicaron que, durante la indagación, el FBI “desarrolló evidencias” de que, además de 15 cajas con documentos recibidos por los NARA en enero, “decenas de cajas adicionales” con probable información clasificada estaban en Mar-a-Lago.

Para recuperar estos documentos, agentes de la institución visitaron Mar-a-Lago en virtud de una citación de gran jurado, pero luego determinaron que el registro fue “incompleto, y que los documentos clasificados permanecían en las instalaciones”, pese a que un abogado de Trump aseguró haber facilitado todos los documentos relevantes. Los resultados del allanamiento del pasado 8 de agosto sugieren que el equipo de Trump no se había mostrado tan cooperativo como aseguraba.

“El hecho de que el FBI, en cuestión de horas, recuperara el doble de documentos con marcas de clasificación, que la ‘búsqueda diligente’ del abogado del expresidente y otros representantes, para la que contaron con semanas de tiempo, cuestiona seriamente las declaraciones hechas en la certificación del 3 de junio, y arroja dudas sobre el grado de cooperación en este asunto”, enfatizaron desde el DOJ.

Agencias.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*