Política

¿Semántica?

Por Catriel Leiras.

 

Suelo ponerme a pensar en el significado de muchas palabras. No puedo evitar llegar a ciertas conclusiones que, para muchos, no son más que palabras.

Pienso en la asociación que hacemos, casi sin querer, pero las hacemos. El Partido Demócrata, por ejemplo, secuestra la palabra “democracia” de forma indirecta mediante su nombre, y acaso ¿es que el Partido Republicano quedaría fuera de la democracia?

¿Se puede ser republicano y democrático, o ese grupo queda excluido? ¿Se puede ser “Liberal” y “Conservador” a la misma vez?

Todo parece indicar que no en Estados Unidos. Los demócratas, también se han apoderado del término “liberal” y muchos lo asocian a “libertad”, algo que la gran mayoría abrazamos y anhelamos.

Democracia, Libertad, Derechos Humanos, Inclusión, tales vidas “importan” (solamente “tales”). Todo lo demás parece estar fuera de sus cánones. En contra, diría yo.

Por lo tanto, “ellos” implican, de forma muy astuta y solapada, que ser republicano o conservador es sinónimo de: pacatería, racismo, fascismo, desinterés social y odio por todo lo que se mueva. Palabras más, palabras menos. Me remito a los hechos actuales, los que, por cierto, parecen ser contagiosos en el resto del mundo.

Pudiéramos afirmar que sean numerosos los que “difaman” al partido demócrata roturándolos de “comunistas” (qué horror, qué infamia), que ser demócrata no es apoyar a dictaduras de izquierda. Puede ser, de hecho, que seguramente no sepan que el “nuevo” partido demócrata los está usando con toda esa semántica bonita y “amorosa”, pudiera ser que no perciban que el objetivo principal es la conquista popular y que al final del camino, es lo mismo en todos lados.

Pero no, prefieren creen en su “instinto”. En el caso de los que emigraron a la gran potencia del norte, ese mismo instinto que los hizo partir de sus países luego de haber confiado en sus vísceras poniendo en sus gobiernos de “allá” a caudillos liberadores del yugo yankee.

Pero aquí es distinto, dicen “ellos”. “Aquí eso no pasa. Los demócratas no quieren eso”.

Lo que me resulta muy curioso es lo cómodos que se sienten los tiranos de las diferentes izquierdas mundiales, con los candidatos demócratas en todos los puestos del gobierno norteamericano.

Por algo será… No sé, digo yo.

Catriel Leiras es Productor TV, Consultor TV, y Vicedirector de Opinión de ZoePost.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*