Se encuentran bajo el ataque de una Guerra Híbrida

Por Guillermo “Coco” Fariñas Hernández.

Si algo inculcaban bien en las academias militares de la Unión Soviética -hoy Rusia-, es que la única opción posible ante un enemigo mayor, consiste en defenderse hacia adelante, esa es la denominada Doctrina Tujacheski. Una doctrina basamentada en las brillantes maniobras militares realizadas durante la Guerra Civil Rusa, por el después fusilado Mariscal de la Unión Soviética Mijail Tujacheski, por orden directa dada por el megadictador Iosef Stalin.

En los predios académicos castrenses soviéticos de los años 80 del pasado Siglo XX, a los cadetes se les teorizaba sobre las Operaciones Ofensivas de Profundidad y les aseguraban con autosuficiencia, que ante un enemigo superior en todos los aspectos, lo mejor era avanzar, romper las líneas enemigas y crear la confusión entre los adversarios. Extrapolando con pensamiento abstracto sobre la actual situación geopolítica en la Rusia contemporánea, observamos la aplicación de la Doctrina Tujacheski contra los Estados Unidos de América y Europa Occidental.

En las doctrinas militares vigentes actualmente entre las grandes potencias del planeta -aunque también pueden ser aplicadas por otros Estados que no son precisamente potencias- se destaca el concepto de Guerra Híbrida. Un tipo de guerra en la praxis, surge de la aceptación tácita, de que una guerra convencional contra Estados Unidos, acarrearía la destrucción asegurada de ambas partes y Moscú no desea ser aniquilada por Washington. He ahí la importancia de la ejecución de las Guerras Híbridas.

Teórico-militarmente Guerra Híbrida es: “…unos conflictos híbridos implican esfuerzos a diferentes niveles con el objetivo de desestabilizar el funcionamiento normal del Estado enemigo y así provocar una polarización de la sociedad atacada, pues a diferencia de lo que ocurre en una Guerra Convencional, el “centro de gravedad” de la Guerra Híbrida son sectores previamente escogidos de la población del país atacado, para lograr confrontarlos entre ellos mismos y así lograr la desestabilización e ingobernabilidad social…”.

Y continúa el concepto: “…como atacante se tratará de influenciar a los estrategas políticos más destacados y a los principales responsables de la toma de decisiones, siempre combinando el uso de la presión con operaciones subversivas no bélicas, donde el agresor a menudo recurre a actuaciones clandestinas, para después no asumir la responsabilidad o las posibles represalias. En la Guerra Híbrida sólo se utilizan los enfrentamientos bélicos convencionales, ya cuando el enemigo está desmoralizado y dispersado…”.

Este concepto de Guerra Híbrida es el que manejan en las escuelas militares de la Isla, como es el caso de Escuela Superior Militar Jurídica “Comandante Arides Estévez”, donde se forman los oficiales operativos de la Dirección de Contrainteligencia Militar (CIM) y la Escuela Interarmas “Antonio Maceo”, lugar de graduación de los oficiales operativos de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM), ambas subordinadas al Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR).

También en las academias superiores subordinadas al Ministerio del Interior (MININT), como es el caso del Instituto Superior del MININT “Hermanos Martínez Tamayo”, sitio en el cual se titulan los oficiales operativos de la Dirección de Contrainteligencia (DCI) y en el Instituto Superior del MININT “Adriana Corcho”, locación donde se diploman los oficiales operativos de la Dirección de Inteligencia (DI), se manejan esas mismas directrices operativas.

Las formas de hacer guerras contemporáneas por parte de los Servicios Especiales castristas, están altamente influenciados por sus homólogos rusos. Como son las GRU y GKRU, dependientes del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa o el SVR y el FSB con un matiz civil y subordinados verticalmente al Presidente Vladimir Putin. Puesto que tanto Álvaro López Miera, Ministro del MINFAR como Lázaro Álvarez Casas, Ministro del MININT son egresados de academias castrenses soviéticas y se consideran “Hombres de Moscú en La Habana”.

Como también enseñaban en las academias militares soviéticas de los años 80: “…al momento de hacer la guerra, nada puede ser ni es casual, todo es planificado con detenimiento…”. Por lo que sí se persigue La Ruta Doctrinal de los modos de hacer guerras actualmente, con seguridad se podrán arribar a la conclusión, de que los eventos desestabilizadores que hoy sucede contra los Estados Unidos o algunos de sus importantes aliados, para nada son fortuitos, pensar así sería ingenuo.

Ahora mismo; la sociedad estadounidense se encuentra profundamente dividida tras los sucesos del Asalto al Capitolio, donde se encuentra el emblemático Poder Legislativo de los Estados Unidos de América. Tras ese evento han salido varios testimonios y hasta pruebas, donde se demuestra, que acérrimos opositores al exPresidente Donald Trump participaron en el hecho. Lo que indicaría una Operación de Bandera Negra, para culpabilizar a los adversarios políticos y desprestigiar a la Democracia Americana.

Otra cuestión que se encuentra desestabilizando a los Estados Unidos de América en estos momentos, es el ataque cibernético al oleoducto de la empresa de distribución de combustibles “Colonial”. Un ataque que “casualmente” se produjo por un grupo de hackers rusos y europeos orientales. Una situación que crea inseguridad en el real acceso a combustibles en muchos de importantes estados norteamericanos al sur y al este de la mayor potencia democrática de este mundo.

Un tercer ataque desestabilizador a los Estados Unidos de América se observa en las recurrentes Caravanas Migratorias, que van surgiendo en los países de América Central. Lo esencial aquí es que, se ha ido demostrando con una periodicidad que asusta, que tras los organizadores de las referidas Caravanas Migratorias siempre se destapan fondos venidos desde Caracas y manejadores arribados desde La Habana. Todo para lograr mantener un sentimiento de incertidumbre entre los estadounidenses y de paso dividir a esa sociedad entre hispanos y anglosajones.

Cual cuarta ofensiva versus los Estados Unidos de América están los movimientos izquierdistas, que promueven la división racial en suelo estadounidense, como Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan) y Antifa (Anti Facista) -sin negar que existe un racismo sistémico en la tierra de Lincoln- pero no para destruir a esa gran nación desde dentro. Lo que está fuera de discusión, es que los activistas de ambas formaciones fueron entrenados en Venezuela, país ocupado “casualmente” por China, Cuba, Irán y Rusia.

Como quinto ataque desestabilizador a los Estados Unidos de América -aunque se trate de venderlo como que afecta a toda la población del planeta- se ve la aparición desde un laboratorio del mayor competidor económico de Washington, que es la República Popular China, del Virus del Partido Comunista Chino, al que la siempre izquierdista y cómplice Organización Mundial de la Salud (OMS) lo impersonaliza, al denominarlo solamente como COVID-19.

Se hace importante cuestionar 2 interrogantes respecto al Virus del Partido Comunista Chino: 1ra ¿Por qué fue precisamente en los Estados Unidos, donde más se ensañó la pandemia, si esa Nación cuenta con un excelente sistema de salud y condiciones higiénico-sanitarias del Primer Mundo? ¿Cuáles potencias económicas, militares y políticas se benefician con la Crisis Sanitaria por la pandemia en los Estados Unidos? Las respuestas a esas 2 preguntas, llevarán a señalar sin ninguna duda ¿quién o quiénes están detrás del fantasmagórico virus?

Observando a nivel internacional, se puede ver el asalto a la Democracia Representativa en Colombia, un gobierno electo democráticamente y que es el principal aliado de los Estados Unidos en la subregión de América Latina. Y se puede comprobar sin esfuerzo alguno, que los operadores de estas violentas protestas izquierdistas son diplomáticos cubanos acreditados ante la República de Colombia, léase oficiales de las muchas, prolíficas y variadas Direcciones de Inteligencia del NeoRaulismo.

También fuera de las fronteras de los Estados Unidos de América se puede mirar la súbita arremetida contra Israel por parte del grupo terroristas “Hamas”, que es una organización entrenada y financiada por la República Islámica de Irán y especialmente por su cuerpo élite de la Guardia Revolucionaria. Por “casualidad” Tel Aviv es el mayor aliado de los Estados Unidos de América en la convulsa región del Medio Oriente y su entrada en guerra con otros países traerá la inseguridad para la sociedad estadounidense.

De mirarse todos estos acontecimientos por separado, se puede llegar a creer con marcada ingenuidad, que no están interelacionados entre si. Si eso ocurre así, es porque se tiene sólo una Visión Táctica de los eventos de este mundo. Pero los defensores de la Tradición Democrática en éste planeta Tierra, para no perecer están casi obligados a asumir una Visión Estratégica de los sucesos que acontecen y ver la interacción que existe entre los mismos.

Pero lo fundamental es saber, que cada uno de estos acontecimientos poseen detrás una “mano que mece la cuna”, cuyo objetivo es aspirar a la desestabilización e ingobernabilidad de los Estados Unidos de América y los países del Mundo Civilizado y Democrático, como principales garantes de que se mantenga la tradición occidental de la Democracia Representativa. Porque como afirmaban los académicos militares soviéticos: “…las posiciones que no son bien defendidas, indefectiblemente son conquistadas…”.

Al recibir la asignatura Historia de la Filosofía, donde se estudian los pensamientos del filósofo alemán Friedrich Hegel, éste dijo: “La Casualidad es una categoría filosófica, pero la Causalidad es otra categoría filosófica”, por lo que nada de lo que ocurre en el mundo es casual. Los ciudadanos de los Estados Unidos de América y de otros países democráticos deben concientizar o no sobrevivirán como hombres y mujeres libres, que desde los Estados Totalitarios ellos se encuentran bajo el ataque de una Guerra Híbrida.

Licenciado en Psicología Guillermo “Coco” Fariñas Hernández. Coordinador General del FANTU. Preso Político en 3 Ocasiones. Premio “Andrei Sajarov” a la Libertad de Pensamiento del Parlamento Europeo.

 

 

2 Comments

  1. Pingback: Se encuentran bajo el ataque de una Guerra Híbrida – – Zoé Valdés

  2. Juan Fernandez

    Excelente análisis
    Gracias Zoepost por lo bien que nos mantienes informados

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*