3 Comments

  1. Juan Arsenio Valdés César

    Dime a quién serviste y te diré quién eres, qué se murió, me vale, me importa un pepino, no son suficientes “Yolanda”, “El breve espacio”, “Para vivir” y “El amor de mi vida”, para excusarlo, ahí está “Cuando te encontré” y aquella ominosa estrofa: “𝘀𝗲𝗿á 𝗺𝗲𝗷𝗼𝗿 𝗵𝘂𝗻𝗱𝗶𝗿𝗻𝗼𝘀 𝗲𝗻 𝗲𝗹 𝗺𝗮𝗿 q𝘂𝗲 𝗮𝗻𝘁𝗲𝘀 𝘁𝗿𝗮𝗶𝗰𝗶𝗼𝗻𝗮𝗿 𝗹𝗮 𝗴𝗹𝗼𝗿𝗶𝗮 𝗾𝘂𝗲 𝘀𝗲 𝗵𝗮 𝘃𝗶𝘃𝗶𝗱𝗼”.
    A eso se dedicó toda su vida, a cantarle a lo que él llamó “𝗹𝗮 𝗴𝗹𝗼𝗿𝗶𝗮 𝗾𝘂𝗲 𝘀𝗲 𝗵𝗮 𝘃𝗶𝘃𝗶𝗱𝗼”, razón de sobra para no perdonarlo y desearle que junto a su mecenas, sean atormentados para siempre en las más obscuras moradas de la eternidad. #NiperdónNiOlvido

  2. Niurka Rodriguez

    Totalmente de acuerdo así fue

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*