No mires arriba

  1. Por Genoveva Enríquez.

 Acabo de ver la película que tanto está dando que hablar: ´No mires arriba´ (Netflix, 2021). Adam McKay.

Sabiendo las distintas opiniones que había sobre ella, la he visto con toda atención. En primer lugar, porque es una película rodada, o al menos terminada, este año. Y porque no tenía la menor noticia de que se hubiera rodado.

En segundo lugar, porque hay suficientes “estrellas de lista A” como para considerar que era una gran producción y/o que esos actores tuvieron interés en participar (Streep, Di Caprio, Blanchett, Jennifer Lawrence…) Y eso me picaba la curiosidad.

Bien… después de verla, mi opinión:

Cualquier espectador capta perfectamente lo que le están diciendo. Que los políticos y los de las tecnológicas son unos sinvergüenzas, especialmente los de EEUU. Que los de las tecnológicas (encarnados todos en un personaje) se creen dios, y que te controlan absolutamente todo gracias al móvil y al ordenador. Vale, ya lo sabemos… pero te muestran de lo que son capaces. Literalmente de todo. Y que el Gobierno está a sus pies porque el personaje “es el principal donante”

Pero la discusión entre quienes han visto la película es a quién en concreto están poniendo verde. Parece muy unánime que es a gente como Trump. Al mismo Trump. Cosa que a mí no me lo parece. Y la demostración es que, cuando al principio de la película la cámara hace un barrido por la mesa de la presidenta (Streep) sale una foto de ella abrazada a… Bill Clinton.

Las alusiones a escándalos sexuales; lo siento, pero eso afecta tanto a un bando como a otro. Pero que pongan esa foto… me parece que, si fuera una crítica a los republicanos, o a Trump en concreto… habrían puesto a Trump, no a Clinton. Te están diciendo que esa presidenta es del partido demócrata. Tiene esa foto en su mesa del despacho oval. Incluso que está en ese despacho gracias a Clinton.

Me planteo si a la hora de hacer la posproducción, la edición… añadieron cosas que algunos no sabían que iban a estar en la película. Esa foto me parece un torpedo, literalmente.

La película, por supuesto, se mueve en términos de sátira, pero te suelta verdades como puños. Tan verdades como que las estamos viendo en la circunstancia presente a diario: la manipulación de los medios de comunicación, la basura televisiva, el control que unos pocos endiosados tienen del mundo gracias a habernos colado la tecnología… Y finalmente la división entre quienes creen a los de arriba y quienes no. Aquí es donde el discurso se trastoca a veces. Va a un lado y hacia otro, pero en realidad, cuando crees que critican a gente “ultraderechista”, acto seguido te muestran lo mismo del otro lado.

Ponen claramente a una cadena de TV que se identifica con la FOX (misma imagen de fondo de pantalla que tiene la FOX) como “negacionista” con el lema “no mires arriba” (el meteorito no existe, no creas lo que te dicen otros) pero ese lema es el que al final también está gritando el Gobierno de la infame Streep. Y sólo muy al final, es cuando la gente, ante la evidencia absoluta, reconoce que le están mintiendo.

Por tanto… literalmente me quedo asombrada de que esto sea una producción de Netflix, que esos actores hayan participado y que esto sea lanzado al mundo mundial a través de esa plataforma.

La hijoputez de los de arriba, llevada al grado máximo, sólo por su propio interés. Nos muestran que un Gates-Zucky-Jobs o similar (incluso en esa especie de carácter atontado del personaje, te recuerda a Gates, pero físicamente te recuerda a Fauci) controla todo, compra todo, es dueño de todas las voluntades. Cómo no existe el menor respeto por nada ni en tragedias extremas. Cómo prevalece el negocio por encima de todo. Y la estupidez de la gente abducida por los medios y las redes, que hicieron su labor de zapa desde tiempo atrás atontando con basura sin la menor relevancia ni importancia para aborregar a la masa. La vida misma hoy en día.

La escena final, pura comedia, pretende ser un golpe de “justicia”, pero… ¿ya para qué?

Así que… sí. Estoy asombrada de que nos enseñen esto.

Quienes dicen que los norteamericanos no han sido capaces de hacer una verdadera crítica de ellos mismos… En fin, esto me parece una autoflagelación absoluta. Pone en cuestión absolutamente todo lo que hoy controla nuestras vidas.

Luego podemos considerar que hay distintos niveles entre los espectadores: los que ven la película y ni se hacen una pregunta, ni ven detalles, sólo la ven y no sacan conclusiones (es divertida) Los que dicen “¡uy, esto es como lo que está pasando ahora!” y se quedan con el mensaje de que los de arriba te manipulan, te mienten y van a su bola por su interés. Y los que se paran a analizar cada frase, escena, personaje y detalle. Seamos conscientes de que el primer y segundo grupo son mayoría.

Que esta película se haya rodado en 2021, en serio, me parece una pasada. No creo que haya hecho la menor gracia en la Casa Blanca. Ni en otros palacios presidenciales. Ni a Gates.

 

Nota sobre la película del post anterior ‘No mires arriba’.

Acabo de leer un comentario (del mes de noviembre) de una de las protas, Jennifer Lawrence, que decía algo así como que fue increíble que “durante el rodaje de esta película sobre el cambio climático, estallara el corona”.

O sea, empezó a rodarse antes de la pandemia. Y desde luego… por lo visto los actores creían que era sobre el cambio climático.

Pero es precisamente contra todo ese montaje. Lo que me empieza a certificar que los directores y productores acabaron cambiando el discurso. Aparte de que un meteorito no es “cambio climático”… esta chica es tonta… Y precisamente por ahí van los tiros de la película. Mucha preocupación por los osos polares, las ballenas y las abejas (meten fotos de esos animales) y al final nos cae un meteorito, pero incluso eso lo quieren manipular.

Genoveva Enríquez es historiadora española. La conquista del Oeste. Planeta (2010) forma parte de su bibliografía.

 

7 Comments

  1. Pingback: No mires arriba – – Zoé Valdés

  2. Teresita Dominguez

    Gracias por ahorrarme la pérdida de tiempo. De manipulaciones estoy hasta el último pelo. Feliz Año 2022.

  3. Mayda Perez-Pupo

    Excelente análisis de un film dirigido a la mayoría no pensante y seguidora de multitudes acéfalas

  4. Justo A Ruiz

    El film no es para acefalos. Es sobre ellos. Excelente articulo, agrego que el personaje de Gates-Job etc, aunque representa efectivamente a esa elite financiera del poder tras el poder, esta basado fisicamente en Biden (hasta huele el pelo a otro personaje en un momento de la pelicula), el personaje de Meryl Streep me recuerda cada dos minutos a Hillary. Concuerdo con la autora: es un milagro que la pelicula este en NETFLIX, pero como no creo en milagros, me pregunto que prepara el estado profundo desde ahora que todavia no vemos (aparte de sacar a Biden y ridiculizarlo)

  5. Heidys Yepe

    Muy acertada reseña. He visto la película y concuerdo que la peli le tira a todo y a todos. Pero sobre todo apunta el dedo a la maquinaria technológica y a un gobierno corrupto. Un 10 en mi libro. Gracias.

  6. Maria Eugenia

    El film Esta lleno de mensajes y nada encriptados…
    Tu analisis muy bueno!

  7. Gustavo Lima

    Opinare cuando la vea, pero por sus comentarios parece ser algo atrevida para los de USA uDs entienden, miran pero no ven, oyen pero no escuchan; son peores que los 3 Monos Sabios

    usa

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*