EDITO

Moral y cívica: malas palabras NO

Por Justo Ángel Ruiz Malherbe.

…Del mayor fraude solo ELLOS saben: es la demolición planeada de la oposición interna. El resto del universo, “los otros”, no quieren enterarse. Solo ELLOS han hablado de eso. Nadie más. Como es sabido, es imposible mascar chiclet y caminar al mismo tiempo, es por eso que quien hable de cómo se ha demolido a la oposición interna, el mayor fraude, no puede hablar al mismo tiempo del otro fraude (¿debe ser el menor?): el de sustituir a esa oposición hecha cenizas, por todo un grupo creado desde hace una década o más por globalismo y el propio castrismo, de seudo opositores, intelectuales, cabilderos, influencers, artistas, economistas, prensa, emprendedores vitrina que sustituyen en la cumbre a la oposición interna y real; están metidos en Washington y se entrevistan con congresistas en lugar de ellos, sociedad civil amaestrada que invitan al departamento de estado en lugar de ELLOS: los opositores internos demolidos.

No puede permitirse a quien hable de cómo se está convirtiendo en polvo a la oposición interna, osar hablar de sus sustitutos: Los camaleones. Los neocastristas. De ahí que ni siquiera se puede decir, porque no es de buenos modales, que son neocastristas y que su función y razón para existir es sustituirlos y devenir la oposición amaestrada de una seudo democracia, producto de ese cambio fraude, que requiere no del mayor fraude ni del menor fraude por separado, sino de ambos. El patriotismo de verdad, lo decente, sería hablar nada más que del fraude mayor, del único que el verdadero patriota debiera querer enterarse.

Bajo ninguna circunstancia usted debiera desear enterarse de otro fraude que no sea el mayor, porque es inadmisible, además de fisiológica y biológicamente imposible. Menos mal que soy nada más un viejo retirado con una pata en el cementerio. La vejez me ha hecho biológicamente apto para ir por encima de la moral y cívica del cambio fraude Yo sí puedo hablar al mismo tiempo de los dos fraudes, mayor y menor, y del gran falso cambio que los incluye a ambos, de sus actores los neocastristas, de los camaleones, de ELLOS y de los otros. También puedo mascar chiclet y caminar a la vez. Pero, dejé el chiclet y camino poco.

Justo Ángel Ruiz Malherbe es médico, especialista en trastornos de la comunicación oral, habla y voz; especialista en crítica radial y televisiva, ejerce también como crítico musical y bloguero.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*