Miremos todo el bosque y no sólo al árbol

Por Guillermo “Coco” Fariñas Hernández.

La Chirusa, Santa Clara, Cuba, 8 de mayo del 2021; (Cartero Antitotalitario).

Dentro de esa amalgama de sincretismo cultural, étnico y religioso con la que está compuesta la Nación Cubana, se pueden escuchar a vox populi variadas sentencias de compatriotas portadores de conductas o pensamientos marginales, profesionales y hasta académicos, que repiten un proverbio yoruba, que reza: “Cuando se distrae mucho mirando a un arbol, no se da cuenta de todo el bosque que tenemos frente”.

Ante la desmedida acumulación de carencias materiales y espirituales en la Isla, donde subyacen al mismo tiempo un Modelo Pretoriano de Gobierno, en el cual los militares son “la verdadera mano que mece la cuna”. Lo que trae como consecuencia, que el hambre sea utilizado como forma básica de mantener El Control Social al que aspira toda dictadura, así como los faltantes de otros productos imprescindibles para el aseo y el mantenimiento de la higiene y salud personal.

A lo que se debe agregar, los lógicos faltantes de muchos insumos cotidianos y necesarios por la expansión del Virus del Partido Comunista Chino o como lo denomina la izquierdista Organización Mundial de la Salud (OMS), COVID-19. Con las esperadas reduciones en el volumen del Comercio Internacional, e incluso, los consabidos bajos niveles en la Producción y Productividad del Trabajo, por la extendida pandemia por todo el planeta.

Así mismo, aquellos que (des)gobiernan en Cuba, determinaron subirle el listón de las dificultades a los cubanos y cubanas de a pie y en medio de las carestías propias de la pandemia, aplicaron al conjunto de la sociedad cubana la mal llamada “Tarea Ordenamiento”. Una decisión que es un clásico Paquete Económico Neoliberal, y que por supuesto, ha traído un empobrecimiento increíble de los residentes en Cuba, puesto que los indicadores de Inflación se han disparado.

Agregésele, a todo lo antes referido, un aumento desmesurado de la represión de los funcionarios al servicio de la Junta Militar NeoRaulista, que no sólo se centra en la Oposición Interna No Violenta y la Sociedad Civil Independiente a los gobernantes, si no que, también abarca a toda la ciudadanía nacional residente en el país. Ya que el grado de Protestabilidad Social a ido In Crescendo de un modo amenazante y exponencial, por las condiciones ante referidas.

Razones por lo que ahora mismo, los cubanos y cubanas están enfrascados mayoritariamente, en responderse las siguientes interrogantes ¿Cómo logro no morirme de hambre? ¿Me infestaré con el virus pandémico? ¿Con cuántos medicamentos podré contar para la semana? ¿Me alcanzarán los productos normados de aseo? Por lo menos más del 97 % de los que permanecen ahora mismo en la Isla, piensan con ese alto grado de incertidumbre, respecto a lo que les depare el futuro.

Sólo un poco más del 1 % de los residentes en ésta Cuba del Siglo XXI y en plena pandemia son los que, ejecutan un grupo de acciones con trasfondo político contra la Junta Militar NeoRaulista. Entre éstos actos se pueden observar los abusos muy publicitados al Movimiento San Isidro y su líder Luis Manuel Otero Alcántara, sobre la huelga de hambre y sed, con los vídeos por las redes sociales de su secuestro e ingreso en el hospital habanero “Calixto García” y su elogio al equipo médico que lo atiende, actitudes que han creado polémicas entre los anticastristas.

Nadie medianamente lúcido e informado se atrevería a refutar, que la sociedad cubana actual se debate entre las inseguridades antes las carencias materiales y los enfrentamientos políticos o sociales de los ciudadanos más politizados y enfrascados en hacer triunfar la Democracia Representativa aquí. Ese es el árbol que tienen frente a sus narices, un árbol que es cierto y verdadero, pero el stress de la situación de desesperación creada, impide ver que existe también todo un bosque.

Porque de pronto ha surgido en “la cabeza de la serpiente” una voluntad política para la Destabilización Comunista en América Latina, donde los hechos, el tiempo y la vida han demostrado, que ésta se encuentra en La Habana desde el año 1959 del pasado Siglo XX. Los sucesos que están ocurriendo en la hermana República de Colombia, significan un pulseo letal entre La Visión Autocrática versus La Visión Democrática para Nuestra América.

Pero aquellos latinoamericanos con una Cosmovisión Pro Democrática del mundo, y por supuesto, para ser implantada en el subcontinente, deberían abandonar la ingenuidad política de los sucesos en Colombia, porque éstos son el bosque, que al centrarse en el árbol de lo que trasciende en Cuba, no es visto. Ya que el tan llevado y traído Eje del Mal en América Latina, se caracteriza por crear distracciones en la subregión, y así, poder alcanzar sus objetivos.

Porque los partidarios de la Democracia Representativa en Latinoamérica debieran comprender, que los solapados comunistas del Foro de Sao Paulo no son un partido político tradicional, se constituyen en realidad como una Mafia Militarizada, que sólo deja ver la rama partidista común y esconde a sus segmentos castrenses y compartimentados. Pues la opinión pública jamás debe enterarse de las estructuras paramilitares con que actúan desde el río Bravo hasta la Patagonia.

Lo que actualmente acontece en la desgarrada Colombia, no es otra cosa que una dolorosa y sangrienta Emboscada a la Democracia Representativa, debido a que forma parte de una estrategia desestabilizadora planificada y aprobada en Cuba. Ya que siempre debe recordarse, que en cualquier academia militar del planeta instruyen, que para ejecutar una buena emboscada, primero se necesita crearle una distracción previa al enemigo a ser emboscado.

Eso que ahora mismo acontece con el aumento de las acciones represivas al interior de Cuba y las esperadas por estudiadas respuestas, que sin dudas van a realizar los distintos actores políticos reprimidos. Que son posturas, que hacen posible la concentración de la atención nacional dentro de las calamidades que padece la Isla, sin percatarse, que otras cuestiones más importantes para la Patria suceden en otras locaciones de América Latina, léase en Colombia.

Tras el intento fallido de desplazar al dictador comunista Hugo Chávez Frías de la Presidencia de la República de Venezuela, en el año 2002, se creó un plan de contingencia para evitar la caída del ChavoMadurismo. Plan coordinado por la Dirección Superior del MINFAR (Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias), después Consejo de Defensa y Seguridad Nacional (CODESENA), que era encabezado por el General de Brigada Amels Escalante Colás, quien ya tenía como sustituto al Coronel Alejandro Castro Espín.

Como esencia de la calculada y desestabilizadora operación de la ya precaria Democracia en Colombia, una nación atomizada por una cruenta guerra civil desde el año 1948, es chantajear al Mundo Civilizado y Democrático. La coacción de la Izquierda Política Violenta va dirigida especialmente a los Estados Unidos de América y consiste en enviar un mensaje claro: “Si presionan para que caiga Venezuela, llevo a la sociedad colombiana una Guerra Civil Rural y Urbana, que puede derivar en otros conflictos violentos por toda América Latina”.

Lo que ahora mismo se está ejecutando por parte de la Junta Militar NeoRaulista, en los términos del lenguaje críptico de los numerosos servicios especiales involucrados, se denomina “Operación 123 MVN”. Y los autores intelectuales de ésta denominación fueron el General de División Carlos Fernández Gondín, ya fallecido, y el Coronel Rolando Alfonso Borges. Donde se hace alusión a la consigna de la Conferencia Tricontinental en La Habana 1966: “Crear uno, dos, tres, muchos Viet Nam”.

Ese mismo plan es el que se está instrumentando hoy con el apoyo y conocimiento de los gobiernos de Rusia, China, Irán y hasta Turquía. Un plan que siempre los analistas de la Dirección Superior del MINFAR aconsejaron, que debía ser implementado en Colombia, preferiblemente cuando estuviera al frente de la Oficina Oval en Washington un Presidente Demócrata y casualmente el actual inquilino de la Casa Blanca es el presidente Joe Biden y su filiación política es el Partido Demócrata.

Ante la descrita situación de chantaje político dirigido a los Estados Unidos de América, a Canadá y a todos los gobiernos civilizados y democráticos de Latinoamérica, va siendo hora de darle una respuesta contundente y sin ninguna impunidad. La única idea fija que deben inculcarse los ciudadanos del subcontinente partidarios de la Democracia Representativa es fuerte, pues la historia de enfrentamiento al Comunismo ha dejado bien claro, que las posturas blandas traen mucha sangre y sufrimiento.

Volviendo al academicismo militar impartido en los centros de estudios castrenses por todo el mundo, se puede generalizar sin temor a equivocación, que los objetivos militares a alcanzar se dividen en Objetivos Estratégicos y Objetivos Tácticos. Por lo que sería muy saludable, mirar a los sucesos en Colombia, como un Objetivo Estratégico de los Izquierdistas Violentos, mientras las represiones dentro de Cuba, como un Objetivo Táctico del Comunismo. Por eso; miremos todo el bosque y no sólo al árbol.

 

Licenciado en Psicología Guillermo “Coco” Fariñas Hernández. Coordinador General del FANTU. Preso Político en 3 Ocasiones. Premio “Andrei Sajarov” a la Libertad de Pensamiento del Parlamento Europeo.

5 Comments

  1. Pingback: Miremos todo el bosque y no sólo al árbol – – Zoé Valdés

  2. aja» como no! mal de muchos consuelos de tontos

  3. José lino Asencio López

    COMO SIEMPRE UD HERMANO CON SUS ACERTADOS COMENTARIOS.GRACIAS A SU MAGNIFICA VICION POLÍTICA NOS EVITAMOS TROPIEZOS MUCHOS.

  4. Amigos.. Gracias….
    En nuestra CUBA! no habra PERDON! y Reconciliacion menos…
    Charlie G/Sr…………………..The USA!

  5. Pingback: La Cuba de Díaz-Canel. Selección informativa de abril-Mayo 2021 | Cuba Nuestra: Ùltimas noticias

Leave a Comment