Mario Vargas Llosa bajo La Coupole (elegido como miembro de la Académie Française)

Mario Vargas Llosa y su traductor, autor del artículo, el escritor Albert Bensoussan, también traductor de Guillermo Cabrera Infante, por quien empezó a traducir al español, y de Zoé Valdés

Por Albert Bensoussan.

El jueves 25 de noviembre de 2021, la Académie Française, por votación masiva y en primera vuelta, eligió al escritor hispanoperuano Mario Vargas Llosa en la silla precedida por Michel Serres. Al autor del ‘Pasaje del Noroeste’, gran viajero y filósofo nómada, le sucede uno de los más grandes novelistas de los siglos XX-XXI, Premio Nobel de Literatura en 2010, de ochenta y cinco años, gracias a sus decenas. de ensayos y sus miles de artículos – sus “Piedras de toque” – uno puede tomar por un pensador y una conciencia moral de su tiempo. Permita que su amigo y traductor durante medio siglo dibuje aquí su retrato.

Conocí a Mario Vargas Llosa en 1970 en Barcelona donde vivía, después de pasar seis años en París y cuatro en Londres. Vivía en las alturas de Ciutat Comtal, vecino de su hermano, el escritor Gabriel García Márquez. Quienes iban a convertirse en los faros de la literatura latinoamericana y dejar sus huellas en la escritura moderna, mucho más allá de lo que se ha llamado realismo mágico, vivieron en el exilio de sus países de origen en los que sopló el viento totalitario. De hecho, lo conocí o más bien me crucé con Guillermo Cabrera Infante, este inmenso escritor cubano que se refugió en Londres, y por cuya bendición de Dionys Mascolo y Gallimard, traduje Tres tristes tigres, mis primeros pasos para de semejante envergadura y obra. En el 53 de Gloucester Road, en Kensington, se conocieron los más grandes, Cortázar el argentino y el uruguayo Emir Rodríguez Monegal, Manuel Puig de Buenos Aires (de quien pronto fui la voz francesa), Carlos Fuentes (que iba a dar clases en Cambridge para suceder a Vargas Llosa), José Donoso el chileno que me dio tres novelas para traducir, y por último, pero no menos importante (estamos en Londres) Mario Vargas Llosa, un gran joven de voz fuerte, todo entusiasmo y fuego. Me comprometí a traducir su novela corta, (La Ciudad y los Perros) Les Chiots, con una escritura tan original, un ejercicio de estilo con sus saltos cronológicos, la mezcla de voces, la confusión de instancias narrativas, que completé mi aprendizaje en esta nueva escritura de América. Después lo seguí traduciendo, hasta su última novela, una de las más impactantes, Temps Sauvages (Gallimard, 2021).

Continúe leyendo pulsando aquí en Unidivers, en francés, traduzca al idioma que desee con Google Traductor.

Nota de ZoePost: El primer autor hispano elegido en la Académie Française mucho antes incluso que el poeta francés Paul Valéry fue el cubano José María de Heredia, poeta parnasiano, que escribía primero en francés y también, por supuesto, en español.

Mario Vargas Llosa y Zoé Valdés, Madrid, 2003

ZoePost y Zoé Valdés desean Felicidades a Mario Vargas Llosa por este merecido reconocimiento.

Albert Bensoussan es escritor y traductor.

2 Comments

  1. Pingback: Mario Vargas Llosa bajo La Coupole (elegido como miembro de la Académie Française) – – Zoé Valdés

  2. Wilfredo Ramos

    Un magnífico reconocimiento a quien sin duda no solo es un de los grandes escritores de la literatura latinoamericana, sino también uno de sus grandes pensadores, cuya honestidad lo llevó prontamente a reaccionar ante su propio apoyo a una revolución socialista cubana que no era más que una sangrienta y represiva dictadura, convirtiéndose en uno de sus más férreos denunciantes.
    Bien pour l’Académie Française !

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*