Madrid de mi libertad

Zoé Valdés a la entrada de la Librería Pérez Galdós, en Madrid. Foto Regis Iglesias Ramírez

Por Zoé Valdés.

 

… el sol te estaba envidiando,

pues su luz tu luz prefiere …

Calderón de la Barca.

 

A Rosa Faez donde quiera que esté

A mis amigos madrileños

 

Madrid mío

Anclado en mi nacimiento

El 2 de mayo de 1959

 

Atravesabas mis sueños

Hasta las entregas nocturnas

Y las tapas de mi hambre

Alrededor de La Cibeles

Tu aceite perfumado

A la madera oriental

En El Rastro

Suavizaba las manos

De tus entaconadas mujeres

 

Caminatas junto a las piernas firmes

De aquellos novios huidizos

En Puerta del Sol

El Rey y la Reina vistos en carrozas

Las calesas sobrias y elegantes

De los cuentos habaneros

 

Madrid de mi libertad

En 1983 llegué a tu invierno

Miedosa y azorada

 

En la calle Fuencarral

Compré mis primeros zapatos

Decentes para andarte

Y un suéter al que la vendedora

Empecinada llamaba jersey

Para cubrirme de ese único gran frío

El de la fuga…

 

Hacia tus calles tan vivas

Iluminadas por las marquesinas

De los teatros y de Galerías Preciados

El Corte Inglés y los entresijos del aroma

A limpieza y pulcritud

Las arboledas diáfanas del Buen Retiro

Las librerías abiertas y generosas

Que se me ocurrían a toda hora

Recién pintadas   estrenadas para mí

En las madrugadas de deseos retrasados de lectura

 

Y yo sin una pela que me sobrara

Lo justo para quererte

Danzándote un chotis

Mezclado con un guaguancó

Rezándole divertida

En La Verbena

A San Isidro el Labrador

Que quite el agua

Y ponga tu sol

 

Lo preciso para amarte

Dentro de la grandeza de tus museos

De tus parques soleados

Cundidos de ángeles y hechiceros

Donde jugó mi hija

En la Plaza Mayor

Donde mi madre lloró

Y mojó sus guantes

Con esas gotas de vida

Sin chantajes ni tiranía

 

De ti aprendí a ser alegre

De ese otro modo sincero

De ser alegre

En tus calles abarrotadas

De vidrieras y olores a sabrosa sazón

Cuyo trono entroncaba en mi paladar

Y me hacía la boca agua

Porque yo cené como Dios manda

Por insólita y primera vez

En ese Madrid de fondas y lentejas

En el del cocido y las patatas

Y los huevos rotos de Lucio…

 

Más tarde los sopones en el Lhardy

Mientras lucía su entrada Ángela Molina

Toda regia de un negro madrileño

Que se volvía como de azul añil

En su espalda desnuda y fina

 

El arroz con pollo de Casa Zara

La conversación atintada en el Café Gijón

 

Yo te amo Madrid

Y ansío devolverte toda la belleza

Que me brindaste a mi así

Rara y anónima

Como ninguna otra ciudad

Con el amor sereno de mi libertad de hoy

Y también  ¿por qué no?

Con esas locuras de mi licuado y borroso ayer…

 

Desde ti

Desde mi

Madrid mío

Solo y mío

Alborotado y mío…

 

Zoé Valdés es escritora y artista. Fundadora y Directora General de ZoePost. Voz Fundadora Delegada del Movimiento Republicano Libertario Martiano.

 

 

13 Comments

  1. Félix Antonio Rojas G

    Glorioso y conmovedor poema magistralmente escrito…

  2. Heidys Yepe

    Precioso.

  3. Pingback: Madrid de mi libertad – – Zoé Valdés

  4. Edmme Baguer

    Bello, muy bello. Llega al alma.

  5. Carmen Somoza

    Hermoso poema, Zoe!!❤️

  6. Tony Cruz

    Lindo poema… hizo revivir Madrid en MI… MI Madre patria…la cuna de mis abuelos.,,la cuna de mi madre…mi adorada Madrid.

  7. Ulises Fidalgo

    De Madrid al Cielo, y en el Cielo un huequillo entre las nubes para mirar a Madrid! Una maravilla!

  8. Natacha

    Debe sentirse orgulloso Madrid con este poema

  9. Juan Fernandez

    Que bello
    Y muy apropiado para un día como hoy
    O ayer depende donde estemos 😊

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*