Loyalty

Por Zoé Valdés.
Hace algún tiempo, en un viaje a la isla de Loyalty, en uno de mis paseos, vi a un anciano nativo cortando encorvado la yerba alta y espesa, observé que hacía mazos y los anudaba, que después los recogía con dificultad y los colocaba en unos sacos viejos y ahuecados por el mucho uso. Tras darle los buenos días, y sin mediar más palabras, me dispuse a ayudarlo, él aceptó sonriente con una discreta reverencia. Al final intentó obsequiarme con una artesanía de las que sentada en un banquito tejía la esposa, quise pagársela y no me dejó.
 
-«El amor no tiene precio» -me dijo- «Usted me ayudó por amor, y mi esposa teje esas cestitas por amor también».
 

No podría agregar que vivían en la abundancia, más bien lo contrario, muy humildemente.
 
Al final del viaje, y durante la trayectoria en barco hacia la ‘ciudad alta’, como ellos le llaman a la parte más extensa de la isla, uno de los remeros, nativo también, iba cantando una canción de esas de antiguos barqueros en las que distinguía el valor de la lealtad, y el grandioso acontecimiento de ser hijo de una isla que llevara ese nombre:
 
-«Soy hijo de la Lealtad, cuyo valor es el del amor» -traduje en mi mente un fragmento de la canción de un inglés local.
 
Gracias a todos los que por amor y por lealtad a la verdad, a la vida, a la libertad, y a Cuba, están haciendo grande ZoePost.com. Cuando seamos un medio reconocido y rentable serán debidamente recompensados mucho más que con amor y con lealtad. Mientras tanto, a cambio, mis respetos y mi amistad sincera, de corazón y alma martianos.
 
Reitero, infinitas gracias a todos los que aquí día a día recogen la yerba a mi lado y cargan los sacos agujereados, cantando juntos, la canción de la audacia, de los insumisos, y de las almas libres.
Por último, hay un viejo proverbio japonés que reza algo así como: «Aquel que haya olvidado de dónde salió y cómo empezó, será maldecido y condenado a vivir eternamente en la desesperación de haber renunciado a ser quien fue». No es el caso de ninguno de los que aquí escribimos y nos entregamos claros, insumisos, y transparentes. Y, «el hombre vive de darse», no pudo ser otro quien lo escribiera que nuestro José Martí.
Gracias eternas. Con ustedes menos sola.
 
Zoé Valdés es escritora y artista. Fundadora y Directora general de ZoePost.

37 Comments

  1. Félix Antonio Rojas G

    Gracias a ti por permitirnos caminar juntos, en busca de la libertad y la verdad para Cuba y el exilio.
    Un honor ser el friki-freelance de Zoepost.com

  2. Pingback: Loyalty. Por Zoé Valdés – Zoé Valdés

  3. Somos tus lectores los agradecidos. Agradecemos a Dios tu existencia y tu lealtad para con todos los que hemos nacido en el «cocodrilo durmiente», que sin lugar a dudas, despertará del letargo y a dentelladas y coletazos arrasará con la maldad que ha pululado sobre su dura piel . Gracias por tu humildad sincera y por tu persistencia y tenacidad en una lucha de 61 años. Amanecerá , querida Zoé, y en ese momento habrá valido la pena todo el sufrimiento , todo el dolor, todas las lágrimas , toda la sangre… ¡Gracias por Ser y Estar!.

  4. Lazara

    Sola no vas a estar, hay muchas personas que sabemos de tu amor por Cuba y de tu generosidad

  5. Eleggua iroumbo

    Tu no eres el viejo ni su esposa tejedora,ni tampoco el barquero que canta una canción, para nosotros eres la barca que nos llevas a orillas más segura ,un abrazo chamaca!

  6. María José Cantero Regos

    Yo no soy cubana, pero escribes increíble

  7. Qué gran lección. El temporal jamás asusta si los marinos saben que el Capitán jamás abandona el navío. Dios proveerá.

  8. Erick Wong Leyva

    Hola Zoé.
    Nunca caminarás sola.
    Agradecemos a todos los que colaboran contigo desinteresadamente y en especial a ti, por todo lo que nos has dado a lo largo de todos estos años.
    Gracias y un saludo a todos en general.

  9. Alejandro González Acosta

    La Lealtad es una forma de la Gratitud, y por eso te somos leales y agradecidos, Mi Zoeño. Además, cabe recordar que tanto una como otra, a diferencia de los medicamentos, no tienen fecha de caducidad… Nubes para tus pies y estrellas para tu frente…

  10. Dania Castilla

    Zoe Valdes, eres un tesoro, una luz que se cuela entre las líneas de tu brillante escritura, orgullosa de ser tu amiga cibernetica y que seas Cubana.
    Gracias por tanto.

  11. Antonio Pérez Madrazo

    Zoè, ya ves que somos muchos los que agradecemos tus esfuerzos por conseguir la libertad de nuestro país. Sigue así. A pesar de que existan otros (y otras) que presuman de ayudar a Cuba y lo que hacen es hundirla cada vez más, tú siempre lo has demostrado con hechos, no solamente con palabras.

  12. Excelente escrito que demuestra palmariamente la versatilidad de tu escritura. Felicitaciones por la creación de Zoepost; desde hace años hacía falta algo así. Un fuerte abrazo
    Pedro Pablo

  13. Eternamente, Gracias à ti.

  14. Edmme Baguer

    Tu agradecimiento y respeto por los que te acompañan en el camino emprendido contigo en ZoePost, habla de tu valía y lealtad , y tu compromiso con la verdad.

  15. Gracias Zoe, te agradezco tu amor a la patria y el deleitarnos con la magia de tu escritura.
    No dejar que te dobleguen, y salir adelante más alto y con mejores ideas.
    Zoepost ya es un éxito, muchos más vienen.

  16. Gustavo Lima

    Viva la madre que te Pario, bendita por ser como eres y por tu valentia, Te admiro como cubano y cono ciudadano de esta inmensa patria que se llama Globo Terraqueo

  17. Ulises Fidalgo

    La lealtad es parte de la dignidad, o como le dicen ahora, amor propio o autoestima.

  18. Gracias. Fuerte el abrazo

  19. Heidys Yepe

    Me emociona este caminar y este aprender con Zoepost. Gracias a todos y bendiciones.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*