Los Talibanes, El Mullah Alexander, y la Muyahidína Liu

Meme Kiko Sao

Por Félix Antonio Rojas.

 

De Cuba a Afganistán, una vez más la administración del Biden ha confirmado su desbordante incompetencia e incapacidad de solucionar los conflictos internacionales y la inmovilidad de su maquinaria de guerra de solventar los graves problemas de crímenes cometidos contra pueblos indefensos y pacíficos, como es el caso de los recientes sucesos acaecidos en contra de la tiranía Castrista a lo largo y ancho de la olvidada Isla de Cuba y la caída sin retorno de la Afganistán del burqa y la lapidación .

Las escenas del personal diplomático rescatado por los black hawk, desde el tejado de la embajada en Kabul, evoca la imagen de 46 años atrás, de un Saigón que renace para recordar una nueva humillación, de la supuesta policía del mundo libre: La US Army.

Recuerden, Henry Kissinger sigue vivo desde la época medieval.

 

La croqueta del Versailles me absolverá.

 

En el nuevo exilio de regguetoneros que hoy nos abruma, han elevado a los altares al flamante Mullah Alexander, por sólo repetir obviedades, tras obviedades y crear mucho bretes, chismes, división y vender humo, mucho humo…(todo el que no está con él, es del g2 y chiva) el mismo discurso infantil y mongofiera del castrismo ( todo el que no está con la revolución es de la CIA y gusano), ¿casualidad?

Ese relato primitivo y simplón, entre el jineterismo nacional y los abducidos de los contenedores del Mariel, ha calado profundamente a través de los sufridos regguetoneros que repiten como un mantra, las letanías del Mullah Alexander y de su fiel muyahidína con burqa, Liu Satán Esteban, quien en su último video ataca desde un odio aterrador, aprendido en las Madrasas del islam del nuevo Miami, contra el infiel influencer de nombre el Paparazzi cubano. Todo según ella, porque pone en peligro la audiencia y el rating del Mullah Alexander, si es que en un futuro cruel dejan entrar al paparazzi en territorio de los States… recuerden, que fue la misma muyahidína Liu Satán Esteban, quien le entregó al Mullah Alexander, una lista con el nombre de tres opositores anticastristas que estaban en ese momento dentro de la isla y que se oponían abiertamente a las malas políticas de la otra muyahidína, Rosa María La Talibana, como la ha definido genialmente Zoé, lideresa del comando suicida y etérico cuba resingA …

Creo, que con la famosa red list de las federadas, el Donald se limpió su rosadísimo y perfumado culo, mientras miraba las olas y el cielo desde Mar-A-Lago… 2 de los 3 opositores atacados y chivateados en la lista, para que se le negara la entrada a tierras de liberad, hoy en la actualidad viven tranquilamente en la Florida.

Ni Allah es grande, ni nunca existió, ni con el Mullah Otaola hay que joderse y hasta ahora nadie se ha jodido, ni la histérica muyahidína Liu Satán Esteban es Maymouna bint al-Harith, ni Rosa María La Talibana es la princesa Leia… el camino y la solución es Black Sabbath, Frank Zappa, Alan Moore y el cocimiento de campana… y por supuesto, apagar YouTube cuando salgan los talibanes.

 

Félix Antonio Rojas es friki freelancer.

One Comment

  1. Pingback: Los Talibanes, El Mullah Alexander, y la Muyahidína Liu – – Zoé Valdés

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*