Los Héroes Inofensivos

Por Julio César Soler Baró.

Hmm… Los nombres cambian, los hechos se repiten aunque no se repitan, pero se repiten, en el resultante: dictadura Cuba y más dictadura.

¿Habrá que caer preso en Cuba, para hacer carrera política en aquel paraje? Caes preso, se forma el show, te liberan, y listo.

Tenemos otro líder político en Cuba. ¿Será que la dictadura nos está obligando a un futuro, haciéndonos creer que estamos conquistando un futuro? Esto de que el ser encarcelado se haya vuelto parte obligada del currículo de un líder político cubano, nos limita de poder encontrar a los líderes políticos necesarios, pues, de esta manera ellos, la Dictadura, es quien nos suministra a los candidatos, siempre de su conveniencia… Con lo que no quiero decir que todos los apresados sean unos descarados de atrezzo, sino que en su mayoría son, por más contestatarios que parezcan: «inofensivos».

Hmm… Digo y pienso pensando en ese estilo o técnica de Kung-Fu llamada, llamado: de la fuerza prestada. Consistente en vencer al enemigo proponiéndole, obligándole a un estilo de pelea, volviendo a nuestro favor su desatino incontrolado, la fuerza empleada por este en su ataque … Aunque, ya pensando más científicamente estimo que el mejor concepto, antropológico otra vez, para explicar y entender lo que está sucediendo en la Cuba Castrista es el de Ritual Revolutions: esas prácticas sociales periódicas, recogidas en los estatutos de las organizaciones sociales, como por ejemplo las elecciones de su directiva, afianzando así la estructura misma que las produce. Pero también esto de encarcelar y excarcelar constantemente a disidentes, ‘dicientes’, alto parlantes, amplificadores. No sé cómo llamarles, es lo cierto. Es mucho más sencillo definir a los bicharracos en La Jungla de Lam.

El asunto es, según esta teoría, que el verdadero objetivo de estas elecciones no es ni el de las excarcelaciones en Cuba tampoco, el de conseguir los cambios reales, necesarios para la transformación positiva y sostenible de las organizaciones sociales, de nuestra sociedad, sino el de reafirmar el sistema establecido y entonces las relaciones de poder imperantes en tales constelaciones, en dichas sociedades. Mientras se crea, tanto entre los que acuden a las urnas electorales, como entre aquellos a los que la PNR permite corear abiertamente Patria y Vida en San Isidro; la sensación de que los mismos ejercen sus derechos democráticos, que participan de un poder real.

Esto es: tienen lugar eventos en los que cada cual ejerce su derecho a la reunión y a la palabra, al grito; pero en realidad lo que ocurre es que se liberan presiones que de no ser liberadas amenazarían peligrosamente al poder establecido. De ahí lo de «Los Héroes Inofensivos» …

Julio César Soler Baró es poeta y antropólogo, exiliado en Suecia.

3 Comments

  1. Félix Antonio Rojas G

    Grande friki viejo 🤘🇨🇺🤘

  2. Pingback: Los Héroes Inofensivos – – Zoé Valdés

  3. Esta es la neodisidencia complaciente castrista, no matan ni una mosca, no se mojan los fondillos ni con el agua de una tinaja, el muerto que lo ponga otro ademas de tener un lexico en todo su esplendor las consignas ni hablemos y con el descaro se ponen en huelga de hambre , bah! si en Cuba hay 11 millones de personas en huelga de hambre hace medio siglo, y entonces? entonces nada hasta el proximo show

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*