Lo que trajo el barco

Lars Peter Witt

Por Catriel Leiras.

Mientras en el país del coño sur, Argentina, donde por cierto nací yo, hay aún una enorme cantidad de la población de a pie que sostiene un sospechoso amor por Cuba y su “política”, que en su ignorancia podría “perdonársele” craso error; también existe otra parte de esa misma población (muy destacada ciertamente) la intelectual, y son los que más picazón me provocan, de hecho me irritan.

Vea, la realidad es que Cuba no ha hecho nada por nadie jamás, ni por su propio pueblo. Debo especificar que me refiero al cáncer que utiliza esa bandera hace 62 años; algo por lo que deberían ir al paredón de fusilamiento con cargos de traición a la patria y lesa humanidad, como mínimo. Pero bueno, ahora nos dicen a todos que tenemos que dejar los “rencores” atrás y “unirnos” (no sé bien a qué pero me huele a un borrón y cuenta nueva que a mí, del coño sur y todo, no me da la gana).

Pues les cuento que la nueva (que no es tan nueva y tiene más de cinco décadas) es la deuda que tiene Cuba con Argentina y asciende a U$S 2700 MILLONES. Es insultante que debiendo esa cantidad de dinero a un país que TAMBIÉN tiene sus propias deudas con el FMI, entre otros, no sólo pase desapercibida por la crápula política, también de esa misma población que vive con la cantaleta del “injusto” “bloqueo” yankee a la isla.

No si es que te digo yo… saque usted las conclusiones.

Lo cierto es que Cuba propone pagar “parte” de esa deuda “eterna” con sus vacunas contra el COVID 19. Y espere, va y hasta lo aceptan; y encima son capaces de llorar y pedirle perdón a La Habana por la “osadía” de correr el “chisme” de la deuda quincuagenaria.

Alberto tiene razón en su mal plagio: Descendimos de barcos… pero de barcos llenos de pelotudos.

Pd. A los sensibles les aclaro que mis ancestros SÍ descendieron de barcos, fueron a sobrevivir la hambruna que vivían en su tierra producto de la guerra. Soñaron siempre regresar al viejo mundo y, posiblemente, por esa razón, renegaron todas sus vidas por haber tenido que echar raíces donde solamente iban a pasar la “tormenta”. Si no me cree, escuche con atención la letra de un Tango. Escoja usted el que quiera.

Pues bien, los cubanos, TAMBIÉN salieron para huir de la tormenta; pero además de haber convertido “junglas” en grandes y prósperas ciudades, sus hijos y nietos (sí, hace tanto tiempo se fueron) defienden la tierra donde llegaron y a la vez actúan activamente por la libertad de su país de origen.

Sufren hace seis décadas el destierro y pasaron por paredones, les fusilaron hijos a madres que no marchan cada martes por ninguna plaza, porque si lo hacen, las queman vivas; siguen aún presos en cárceles infames pasando las mayores calamidades imaginables aquellos que por decir mucho menos de lo que decimos cualquiera de nosotros, un día normal sin consecuencias mayores a una “suspensión” en la red del “amor” (Fake-book).

 Se tuvieron que ir niños sin sus padres por terror al adoctrinamiento y aquí están, prosperaron y hasta tiempo tienen de bailar. Escoja un Son, una Guaracha o una Rumba… la que quiera.

Aprendan. Va siendo hora.

Catriel Leiras estudió Periodismo, es estilista, productor TV, coach, y Editor Opinión de ZoePost.

 

8 Comments

  1. Félix Antonio Rojas G

    Grandioso texto…
    escogeré Heavy Metal querido Catriel… Heavy Metal 🤘🇨🇺🤘

    • Catriel Leiras

      Jjajajajajajaja muy bien. Yo igual! Por lo menos no se entiende la letra y suena a tomar por culo todos!

  2. Este sr. Catriel me es muy simpatico siempre lo leo, pero a lo que voy ud siendo de aquel coño y escribiendo de esa manera me temo que a ud o lo dan por loco o sencillamente lo han marginado, primera vez que escucho un austral que nos defienda y esto ya hace la diferencia, Gracias. Mi padre tambien llego en barco pero nunca se resigno a tener que regresar sin un duro y con 5 libras de ropa sin recuerdos y sin el trabajo de una vida. Murio añorando regresar a la isla pidiendole a Dios que lo aguantara un poquito hoy esta enterrado en una tumba de familia en un cementerio anonimo en NY

  3. Pingback: Lo que trajo el barco – – Zoé Valdés

  4. Daniel Fernandez

    Meridiano, justo y necesario. Que tanta perdonadera SI NUNCA HAN PEDIDO PERDON Y SIGUEN HACIENDO HORRORES Y ABOMINACIONES. LO QUE PIDEN NO ES PERDON ES MASOQUISMO. Ya va siendo hora de extirpar ese cancer.

  5. Luis Mac-Beath. LuAnt

    Magnífico. Una genial pascualina…

  6. Heidys yepe

    Cuando aprenderán!? Ya es hora! Gracias, excelente texto.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*