EDITO, Sociedad

La verdad, los esteroides y la política

Yordenis Ugas mostrando su ojo lastimado

Por Ray Luna.

El pasado sábado Errol Spence Jr. se subió al ring para enfrentar a Yordenis Ugás en una pelea por el cinturón de los pesos wélter. Spence venía con una palmarés de 27 peleas ganadas, cero pérdidas y 21 nocauts. Él porta un cinturón de la WBC que arrebató a Danny García en diciembre del 2020. Mientras que Ugás llegó a la lid con una victoria sobre el filipino Many “Pacman” Paquiao. Precisamente, fungiendo como suplente de Errol “The Truth” Spence Jr., quien había pactado una pelea con Pacman, pero no había podido presentarse debido a una lesión en un ojo. ¿Paradójico, no?

Round 1

Este round resultó ser lo que esperábamos: Ugás “54 Milagros” hizo buen trabajo lanzando su jab, tratando de marcar la distancia y sentirse cómodo, aunque no trabajó mucho. Mientras que Errol “La Verdad” Spence Jr. jabeó desde la izquierda rápida y atinadamente.

Gana Spence.

Round 2

En este round Spence trata de meterse un poco más acortando la distancia con golpes al cuerpo, pero Ugás simplemente lo repele, se veía bien en sus 147 libras. No obstante, “La verdad” continuó tirando golpes al cuerpo y se mantiene doblemente más activo, aterriza más golpes.

Gana Spence.

Round 3

Este fue un excelente round, los dos púgiles se mantuvieron en el centro del ring lanzándose bombas mutuamente. Así ambos contrincantes tienen, por fin, la oportunidad de catar el poder del otro. Un round muy entretenido, sin duda. Se veían más cómodos golpeando al cuerpo. En un punto Ugás lastima a Spence con un gancho lateral de derecha. Lo repitió segundos después.

Gana Ugás.

Round 4.

Este round fue muy bueno también, los dos tiran golpes hacia la zona blanda. Pero sin duda Spence se sale quitándose golpes con mucha más facilidad, pivota en ambas direcciones y varía la altura. De modo que Ugás parece no poder encontrarle la cabeza con su jab.

Ugás es peleador de “uno dos”. Es decir, todas sus combinaciones se precipitan, generalmente, después de lanzar un jab seguido de un recto. Pero, Spence hizo un magnífico trabajo variando su altura para evitar que el cubano lo alcanzara con el jab.

Gana Spence.

Round 5

En este round el jab de Ugás brilla por su ausencia mientras Spence se mete acortando la distancia con un poderosísimo uppercut. No se puede entender por qué motivo Ugás insiste en tener una pelea mano a mano (toe-to-toe) con Spence, cuando era obvio que el boxeador texano le estaba dando una paliza en la corta distancia. ¿Por qué no tratar de mantenerse fuera de alcance? ¿Estaba vacío?

Gana Spence 4 a 1.

Round 6

Un round interesante y controversial. En lo personal pienso que Laurence Cole es uno de los peores árbitros del boxeo profesional. Su mala gestión casi le cuesta la pelea a Spence. A ver, Errol “La Verdad” Spence Jr. es alcanzado por un gancho de Yordenis “54 Milagros” Ugás y su protector bucal sale disparado, el réferi salta colocándose entre los dos combatientes pero no detiene la acción y es así que Ugás le asienta la mano derecha en la barbilla al señor Spence quien, como la cola del perro, se tambalea mas no se cae. Al punto se repone y responde, pero pudo ser muy peligroso. Así que, si te preguntas por qué Ugás no lo remató al instante, bien pudo deberse a que ya no traía mucha gasolina en el tanque o simplemente se percató de la confusión y le perdonó la vida.

Gana Ugás.

Round 7

Bueno, a Spence se le movió el piso en el 6, sin embargo, no tardó mucho en devolver el favor. Era joven el round aún cuando Spence le propina un aluvión de trompadas a Ugás quien, a duras penas, logra sobrevivir. No obstante, los daños son evidentes, el ojo derecho está inflamado sin remedio. No hay mucho que el cutman pueda hacer en un caso así. La cara de Ugás se ve completamente deformada después de semejante castigo.

Gana Spence.

Round 8

Ídem.

Gana Spence.

Round 9

Spence continuó machacando el ojo derecho de Ugás, y el rostro en general. La cosa se puso tan fea que Cole decide parar la acción y llamar al médico. (Esto, viniendo de un tipo que no fue capaz de detener a tiempo aquella pelea entre Antonio Margarito y Many Paquiao en donde el rostro del primero causó verdadero horror entre los asistentes al torneo.) También tuvimos la impresión de que Ismael Salas “como que” quiso parar la pelea al ver el terrible estado de su peleador.

Gana Spence.

Round 10

El árbitro vuelve a detener la acción, Ugás acude a su consulta con el médico. El matasanos decide que ya fue demasiado y para aquel desastre.

Y fue así como “La Verdad” retuvo sus cinturones y se convirtió en campeón unificado (IBF, WBC y WBA) y fue además ovacionado, como corresponde, por un AT&T Stadium abarrotado de admiradores en Arlington Texas. Lanzó un total de 216 golpes certeros, lo que en comparación con los 96 de Ugás refleja una increíble condición física

Reacciones en las redes

Fue muy divertido seguir las reacciones de diferentes boxeadores e Twitter.

El campeón Shakur Stevenson dijo: “Ese golpe al cuerpo dolió”, refiriéndose a un trancazo que recibió Ugás por el cuarto round.

El campeón Terence Crawford, con quien realmente el mundo entero quiere ver a Errol Spence pelear, concedió el noveno al texano y más tarde lo invitó a pactar.

Terence “But” Crawford no sólo se hizo famoso entre los cubanos cuando barrió y trapeó el ring con Yuriorkis Gamboa (quien hizo un triste papel el pasado sábado, una vez más, enfrentando al mexicano Isaac Cruz), sino que subió de categoría y se ha ganado la reputación de ser el mejor libra por libra del planeta.

Claressa Shiels admitió que Ugas recibió una tremenda paliza.

André Berto dijo que esa noche “Errol Spence que es el mismo de siempre, ¡qué impresionante espectáculo! Se vio fuerte y deseoso de ganar, atacó con todo y su promedio de golpes fue excelente” y agregó que “necesitamos ver a Errol Spence vs Terence Crawford”.

Gervonta Davis, el pupilo de Floyd Mayweather Jr., expresó sus condolencias así:

Keith Thurman fue muy gracioso: “El perro anda suelto, creo no hay perros en Cuba”. Ciertamente, la ferocidad con que Spence se abalanzó sobre Ugás fue algo digno de ver.

André Ward demostró su admiración por Ugás.

También el campeón Jamel Herring pidió a Ugás mantener su frente en alto.

El Golden Boy consideró que fue una buena pelea.

Pero también en Twitter corrió el rumor de que ni Spence ni Ugás se habían sometido a los correspondientes exámenes antidopaje de VADA.

Más tarde Victor Conte publicó evidencia de que ambos peleadores sí estaban actuando derecho.

En conclusión podría decirse que la actuación de Yordenis Ugás dejó mucho que desear. Tiene que dejar a un lado la política, por un tiempo, y concentrarse en su carrera deportiva. Todo parece indicar que su participación en el movimiento Patria y Vida está drenando su capacidad boxística. Fue sorprendente verlo viajar a la Florida en medio del entrenamiento para una pelea tan seria.

No cabe duda de que Yordenis es un hombre humilde, pero “La verdad” ganó una oportunidad única en la historia del boxeo la noche del pasado sábado. El sueño de todo campeón es la unificación de títulos.

Ugás ha perdido la oportunidad de su vida. Si esta pérdida se debió a su edad o a su, hay que decirlo, inocua actividad política, el tiempo dirá. Quizá no comprendió a tiempo que su patria y su vida son el boxeo. Tal vez no ha comprendido que no hay honor en la política. En cambio, en el boxeo está la gloria.

Ray Luna es filólogo y bloguero reaccionario.

 

7 Comments

  1. Alejandro González Acosta

    Excelente crónica y su corolario. Además, me descubre a un Ray insospechado como conocedor del boxeo. Salud, Campeón!

  2. Leandro Morales

    Quizá no comprendió a tiempo que su patria y su vida son el boxeo. Tal vez no ha comprendido que no hay honor en la política. En cambio, en el boxeo está la gloria.
    Genial. Lo mejor que he leido sobre la esa pelea. Pero, debes zapatearle a la Zoe. Eres intelectualmente mas dotado que ella. Zoe no entiende que su genio esta en las letras; no en las ideas. Sus ideas son como barquillas calderoneanas que confunden los girasoles con los giratierras y, en consecuencia, nunca orillan. La razon es simple: Zoe, como les ocurre a casi todos los literatos, no sabe un carajo de economia, que es tanto como hablar de crimenes sin mentar a las victimas o, lo que es peor, ir al tablao de la politica como antes los bufones a la corte…

    • Zoe Valdes

      Resulta que la idea de hacer este periódico es mía, y la idea de publicar este artículo también. Y así de suite…

    • Félix Antonio Rojas G

      Hasta el Pastrana River, tiene ” meandros morales “…

  3. Muy buen artículo. Creo fue tratado con total honestidad. Y como bien puntualizó: No existe gloria en la política.
    Para el que criticó a Zoé: Me gustaría conocer sobre su legado, porque no creo que venga al caso en este artículo, una crítica a quien solo ofrece su espacio para el mismo.

  4. Pingback: La verdad y los esteroides | Retórica Socialista

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*