La sinonimia del camarada mongofiera

Silvio Rodríguez

Por Félix Antonio Rojas.

Mucho antes que a Alfredito Rodríguez y a Mirta Medina los elevaran a la altura de Barry Gibb y Barbra Streisand, y que de Farah María dijeran que era la nueva Diana Ross de la motown cubana, los intelectuales y faranduleros con sus talla Hermanos Saíz, decían que el comisario político Silvio Rodríguez era el Bob Dylan de la nueva trova, que Pablito Milanés era Marvin Gaye, que Amaury Pérez podría ser Cat Stevens, que Vicente Feliu era el Jim Morrison del Vedado, que Geraldo Alfonso era la reencarnación de Bob Marley caminando por 23, que Raúl Torres era el Jimi Hendrix matancero, y que los Van Van eran los Rolling Stones del son cubano.

Tienen que parar.

El último lavado de imagen a La Bestia, y la añoranza de todos estos personajes lanzados desde La Habana al mundo exterior para llevar el nuevo mensaje que salvara los verdaderos valores del comunismo, lo protagonizo el 15Nadiefueamarcharporquelosdejeembarcaoatodos, que Fidel era una especie de rockero con carisma… Con la cantidad de sinónimos que existen para definir a La Bestia, el Yunior se tira con lo de rocker carismático.

Pero si La Bestia, lo más cerca que estuvo a una guitarra eléctrica era cuando el grupo Moncada los invitaban a una actividad del MINFAR, o cuando fue a ver a los frikis-revolucionarios que estaban recogiendo papas y boniatos en el campamento Paco Rojo en la provincia de Habana campo. Pero si lo de La Bestia era el son montuno, Palmas y Cañas, y los programas de cooperativas ganaderas, y la importancia de la inseminación para el desarrollo del país.

En cualquier momento 15Nadiefueamarcharporquelosdejeembarcaoatodos dice que Sara Gonzáles era la gorda de The Mamas and the Papas.

Cuídate de los Taínos que se creen Hopis.

Y del Siboney que va disfrazado de Siux.

2 Comments

  1. A ese grajiento otro inepto idiotizado cualquier cosa que diga hay que tirar la cadena y cuidado no tupa el inodoro me da hasta fastidio hacerle publicidad gratis a estos elementos ellos merecen solo la indiferencia y que sean el hazme reir de todos con esas sandeces

  2. RamonMartinez

    Y ahora que dijo el libertador de la flor blanca y el caballo de mármol?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*