Cultura/Educación

La estrella y la paloma

Por Zoé Valdés.

«¡Cuba llora!» (José Martí)

​Nacida en 1959, el año de la segunda traición de Estados Unidos a la República de Cuba —la primera fue en 1929, después han acontecido sucesivas traiciones que condujeron e implantaron más de 62 años de tiranía con la complicidad de los “amigos” del Norte—, no he conocido más que dictadura y tiranía en mi país.

​Exiliada desde hace más de 32 años de manera impuesta por el régimen, padezco del dolor incesante de la distancia forzada y el castigo, aunque también con ventajas, del desarraigo; pero debo confesar que, en medio de este páramo de ausencias e indecencias, en la mayoría de las ocasiones he sido recompensada con grandes amigos que han probado ampliamente que no siendo cubanos pueden amar y respetar a Cuba con una fuerza insospechada que sólo aquella tierra inspira. Es el caso de Pedro von Eyken, autor de este libro, y de su esposa Corina. Ellos “siempre estuvieron” y están ahí, aquí.

​La prueba es este extraordinario libro ‘Testigo de una revolución traicionada’, en el que, sin ponerme de acuerdo con algunos mínimos puntos de vista del autor, puedo asegurar y validar su enorme importancia porque en el gran absoluto estoy convencida de que nuestro pensamiento va en la misma dirección: el de la libertad social, económica y política de una Cuba futura.

Pulse aquí para continuar leyendo en La Gaceta de la Iberosfera.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*