La estancada

Zoé Valdés junto a la casa donde vivió José Martí en Madrid, Calle del Desengaño Nº 10. Foto Luis Enrique Valdés Duarte

Por Zoé Valdés.

Las verdades están para decirse, y de los ataques debemos no sólo defendernos, sino además devolverlos mediante la ley y el verbo.

Por otro lado, debiera quedar claro que la libertad de Cuba es un camino que todos debemos transitar, en el que todos los cubanos somos protagonistas, y que nadie está en el derecho de arrogarse como una única vía, otra vez hacia un sistema que ha probado en el mundo entero que no funciona, y me refiero al social-comunismo.

Debiéramos salir entonces de esa estancada en la que nos está sumiendo todos estos personajillos a los que siempre atienden porque no resulta incómodos, más bien lo otro, y que cuentan lo suyo a su manera, de un dolor a medias sentido de un tiempo a esta parte, por cierto.

One Comment

  1. Pingback: La estancada – – Zoé Valdés

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*