La enorme magnitud del estallido social

Guillermo ‘Coco’ Fariñas Hernández

Por Guillermo “Coco” Fariñas Hernández.

Santa Clara, Cuba, 1ro de octubre del 2021. (Cartero Antitotalitario). La cruda represión junto a la intolerancia abiertamente demostrada contra las ciudadanas y ciudadanos, quienes salieron a protestar a las calles de 72 municipios y las 15 provincias, que conforman el territorio nacional, es una actitud asumida por aquellos que desgobiernan en la Isla, la cual ha traído todo un grupo de actitudes sociales, que son altamente inquietantes para la Junta Militar NeoRaulista.

Sin embargo, los discursos de meses y hasta años preliminares del General de Ejército Raúl Castro Ruz y el Presidente (designado) de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, así como otros voceros de la Junta Militar NeoRaulista muestran, que la Cúpula NeoRaulista esperaba un estallido social de un momento a otro. Lo que puede llevar a pensar a los ciudadanos cubanos, que lo históricamente sucedido el pasado 11 de julio del año 2021, resultó adivinado por los NeoRaulistas en el poder.

Debido a eso, sería bueno conocer, que la Junta Militar cuenta con una red de mecanismos de monitoreo, seguimiento y vigilancia de la opinión ciudadana, por los cuales saben las insatisfacciones del cubano de a pie. En este enjambre de vigilantes de lo que se dice y lo que piensan los compatriotas, se involucran organismos tan disímiles como el Partido Comunista de Cuba (PCC), Ministerio del Interior (MININT) y Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR).

De todas estas referidas redes de monitoreo de los criterios en la sociedad nacional, solo es reconocido por El Castrismo, la que popularmente se conoce como Opinión del Pueblo. Que en realidad es una mega estructura denominada Departamento de Opinión del Pueblo del Comité Central del PCC (DOP-CC-PCC) y que posee un organigrama piramidal, que va desde una entidad como son los Consejos Populares hasta el Jefe del Departamento Ideológico en el Secretariado del PCC.

Por lo general, la estructura del Departamento de la Opinión del Pueblo la conforman en las bases, fundamentalmente jubilados, quienes poseen la tarea de recopilar hasta las 15 horas (3:00 pm), todos los criterios en los ámbitos económicos, políticos y sociales de su Consejo Popular de residencia. Los colaboradores del DOP-CC-PCC en su inmensa mayoría son militantes del Partido Comunista de Cuba o personas muy adictas al Castrismo.

Una de las reglas de oro a cumplir por estos compatriotas, es nunca emitir sus propias opiniones personales expresados en las distintas colas, que pueden ir desde una bodega hasta una farmacia y pasando por una cola de ómnibus, lo importante es conocer ¿los criterios favorables o desfavorables respecto al actuar de la mal llamada Revolución? Para que los ‘decididores’ dentro del Castrismo tengan una idea del sentir de los ciudadanos y tomen o no medidas.

Dentro del MININT todos los agentes encubiertos de varias Direcciones Operativas, como es el caso de la Dirección de Contrainteligencia (DCI), la Dirección de Investigaciones Criminales y Operaciones (DICO) y la Dirección Técnica de Investigaciones (DTI) tienen indicaciones precisas, de dejar plasmado dentro de cada informe entregado a su oficial ‘manejador’, donde debe entregar las opiniones adversas en su entorno cercano.

Además de ese sistema de recopilar opiniones de la ciudadanía, el MININT cuenta con el denominado Sistema de Bloques Operativos (SBO), que es la información de Inteligencia que se busca en 4 manzanas, es lo que conforma un llamado Bloque Operativo. Al frente de cada Bloque Operativo está un FH (Funcionario Honorífico), que por lo general posee un bajísimo perfil represivo, aunque se conoce entre los vecinos, que es una persona seguidora del Castrismo.

Todos los Agentes Encubiertos subordinados a algunas de las Direcciones Operativas del MININT, léase DCI, DICO o DTI, deben hacerle llegar con una frecuencia diaria al Responsable del Bloque Operativo informes escritos, en los cuales están obligados a plasmar lo que expresan las personas sobre las situaciones actuales que los irritan. Toda estas opiniones son recopiladas y elevadas hasta la Ayudantía del Ministro por las designadas Secciones de Procesamiento de Datos del MININT.

Por su parte, la Dirección de Contrainteligencia Militar (CIM) del MINFAR ha estructurado otra red de recopilación de opiniones ciudadanas, desde finales de 1989, que están basamentadas en las llamadas Áreas de Atención Militar (AAM), que por lo general están distribuidas en Cuba por cada Consejo Popular o barrio altamente poblado. Aquí la CIM cuenta con 1 Jefe Operativo de Manzana, que es en la inmensa mayoría de los casos, un exoficial retirado del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Este exoficial desmovilizado del MINFAR recibe las informaciones operativas para ser trasladadas a la CIM de los agentes encubiertos en la Manzana bajo su responsabilidad, que además, en cada uno de los informes están obligados a plasmar  las distintas insatisfacciones que han oído, tanto a nivel comunitario como nacional. También el Jefe de Manzana cuenta con un grupo de Colaboradores Civiles de la CIM, que diariamente le aportan las opiniones que han escuchado.

Todo lo recopilado cada día por los Jefes Operativos de Manzana de la CIM, es enviado al Oficial de la Contrainteligencia Militar de cada Área de Atención Militar, que a la vez, lo sube a la Jefatura CIM de la Región Militar Provincial, que luego  lo trasmite al Mando CIM del Ejército correspondiente y de ahí pasa al 7mo Piso del MINFAR. Pero desde la Región Militar las opiniones son recopiladas por las Jefaturas Radio Contrainteligencia Militar.

Las opiniones son recolectadas en específico, por los integrantes de la Sección de Datos Civiles de la Jefatura de Radio Contra Inteligencia Militar, que las procesan y separan, para después, según las temáticas abordadas, sean enviadas a la Ayudantía del Ministro, siempre pasando por los correspondientes niveles de cada uno de los 3 Ejércitos con que cuenta El NeoRaulismo.

Como se puede observar, tanto los Ministros del Interior como de las Fuerzas Armadas Revolucionarias poseen sus propias fuentes independientes, para conocer los estados de opinión de la Ciudadanía Cubana y cada una de las 3 entidades recopiladoras de opiniones le hacen entrega por separado de los análisis diarios sobre la Opinión Pública Nacional. Sólo poseen potestad de ver los 3 informes, los miembros del Buró Político del PCC u otros autorizados por esa entidad.

Si parafraseamos al escritor británico George Orwell, este sistema de mecanismos de vigilancia de las opiniones económicas, políticas y sociales de las cubanas y los cubanos antes referidos, bien se pudiera denominar como “Ministerio de la Opinión Pública”. Pero a pesar del controlador escrutinio de la Junta Militar NeoRaulista para mantenerse a cualquier costo en el Poder Político Ejecutivo de la Isla y a pesar de tanta parafernalia punitiva y represiva, jamás se pudieron imaginar la enorme magnitud del estallido social.

Licenciado en Psicología Guillermo “Coco” Fariñas Hernández. Coordinador General del FANTU. Preso Político en 3 Ocasiones. Premio “Andrei Sajarov” a la Libertad de Pensamiento del Parlamento Europeo.

One Comment

  1. Pingback: La enorme magnitud del estallido social – – Zoé Valdés

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*